3 abr. 2020

¡FUERA TRUMP Y SU FLOTA DE VENEZUELA!!!


El despliegue de la flota norteamericana frente a las costas de Venezuela plantea la amenaza directa de una intervención militar en esa nación hermana. El propósito es ultimar un golpe de Estado dirigido a voltear al gobierno de Nicolás Maduro y colocar un gobierno títere. Denunciamos esta escalada y exigimos el retiro de la flota yanqui y el cese del bloqueo económico contra Venezuela (y contra Cuba) que impide el ingreso de alimentos y medicinas para encarar la pandemia del coronavirus.
La recompensa de 15 millones de dólares anunciada por el belicista Donald Trump, contra Maduro, es un llamado a un magnicidio, como se evidenció con el asesinato del general iraní Soleimani en Irak, por comandos norteamericanos bajo órdenes directas del presidente yanqui. Trump es el principal ejecutor del terrorismo internacional que está dirigido contra los pueblos que osan contrariar al imperialismo.
Denunciamos la actitud cipaya de los presidentes latinoamericanos del Grupo de Lima que acompañan y hasta se aprestan a participar de una invasión.
Las declaraciones del presidente Alberto Fernández –que mantiene a la Argentina en el Grupo Lima- si bien no acompaña el despliegue de la flota imperialista, apoyan las presiones para “la búsqueda de una salida política que lleve la necesaria renovación institucional en el más breve plazo”. Esto habilita las maniobras golpistas que, como ocurrió con Evo Morales en Bolivia, obligue a la renuncia de Maduro.
Llamamos a todas las organizaciones obreras, estudiantiles, populares a pronunciarse por el retiro de la flota yanqui y el levantamiento de las sanciones contra Venezuela y a organizar la movilización política continental para detener la agresión imperialista en marcha.
PARTIDO OBRERO

2 abr. 2020

LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO DEBEMOS TOMAR EN NUESTRAS PROPIAS MANOS LA LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS


Al momento de publicar esta declaración tras la implementación de la política de confinamiento masivo de la población el 20 de marzo por parte del gobierno PJ- K de Alberto Fernández, según datos del Ministerio de Salud desde la detección del coronavirus el 7 de marzo hasta que comenzó el confinamiento, la cantidad de muertes en nuestro país pasó de 0 a 3 con un promedio de un muerto cada 4 días, pero a partir del confinamiento masivo, el promedio de muertos pego un salto a 2 muertos por día, de 3 muertos a 27. Respecto de los infectados, a partir de la detección del primer caso de coronavirus hasta el comienzo del confinamiento se pasó de 0 infectados a 158 a un promedio de 9 infectados por día. Desde que se implementó el confinamiento masivo la cantidad de infectados pego un salto de 158 a 1054, a un promedio de 95 infectados x día.
El 31 de marzo Alberto Fernández dijo:” Los primeros resultados parecen mostrar que estamos dominando al virus”. Los funcionarios dicen que su política es producto del “consejo de especialistas”, y que de no haber tomado esa política hoy la cantidad de infectados y muertos sería mayor. Pero no está claro que sea así. La realidad es que los especialistas en todo el mundo discrepan acerca de si el confinamiento masivo da resultado, además de que nunca corresponde hablar sobre los que “ocurriría” sino sobre lo que está ocurriendo: A partir de la política de confinamiento masivo la cantidad de muertos se multiplico x 9, mientras que la cantidad de infectados se multiplico x 10.
Podemos derrotar la pandemia apoyándonos en médicos, científicos y organizando miles de activistas obreros y populares
Es absolutamente necesario llevar adelante la lucha contra la pandemia, dando asistencia a la población afectada, distribuyendo insumos, medicamentos, alimentos, medidas preventivas haciendo test cotidianos, organizando establecimientos, poniendo todos los recursos del estado para ello. Pero esto solo es posible hacerlo en forma efectiva movilizando a las fuerzas vivas de la sociedad, en un trabajo en conjunto con los mejores dirigentes de las organizaciones sociales, sindicales, políticas junto a profesionales y científicos de la salud.
De hecho este proceso está comenzando. En fábricas, barrios, y establecimientos, son los trabajadores los que impusieron las primeras medidas, el cese de tareas, las demandas por insumos, la distribución y atención a quienes la necesitan, así como en los barrios los activistas distribuyen comida y atienden a miles de personas necesitadas. Las comisiones vecinales, barriales, las comisiones internas, los cuerpos de delegados, los centros de estudiantes, las organizaciones de derechos humanos están repletos de activistas que conocen a la perfección a sus compañeros, vecinos, trabajadores, estudiantes. Muchos de ellos son profesionales de gran capacidad que tienen las mejores condiciones para organizar la lucha contra la pandemia. 
Pero el gobierno PJ- K de Alberto Fernández en vez de apoyarse en los mejores dirigentes sociales, sindicales y populares del país se apoya en los dirigentes políticos del PJ, sus intendentes, gobernadores, y punteros corruptos. En vez de poner en acción a las mejores fuerzas sociales, las paraliza imponiendo el confinamiento masivo. Y moviliza un aparato repleto de punteros, narcotraficantes, dealers, proxenetas, burócratas sindicales y toda clase de delincuentes que desde hace años son un peligro para la población. Lleva a cabo la distribución de alimentos en los barrios, y circulación en las calles movilizando a las FF.AA, Gendarmería y la Policía que están repletos de genocidas, represores, traficantes y delincuentes de todo tipo.
La “criminalización” del transeúnte y los pibes con hambre
El gobierno PJ- K impone el confinamiento masivo llamando a que depositemos toda nuestra confianza en el PJ, las FFAA, la Policía, la Gendarmería, etc. Esta política tiene el apoyo del PRO, la UCR, la CGT, la CTA, la Iglesia y hasta del FIT. Todo un amplio frente por la “Unidad Nacional contra el Coronavirus” es furiosamente fogoneado por los medios masivos de comunicación, periodistas opinólogos, artistas, intelectuales, deportistas, personalidades, un coro gigantesco que satura nuestros oídos con una campaña millonaria que repiten los mismos slogans: “Quedate en casa”, “Vamos ganando” “Todos Unidos”   
Este “frente” agita frenéticamente todos los días que la culpa de la pandemia es del que circula por la calle, del vecino que sale a hacer compras, de alguien que sale con su bicicleta. Criminaliza al peatón, al transeúnte o al pibe que sale a la calle porque no tiene para comer. Cuanto más fuerte gritan los periodistas y opinólogos más buscan ocultar la verdad de cuál es el origen y porque se expande la pandemia, que no es culpa del transeúnte, ni del vecino que sale de su casa. Es una pandemia capitalista producto de la pobreza, la miseria, el horror de años de explotación, y los aberrantes métodos de obtención de ganancias que el capitalismo viene desarrollando en todo el mundo, en nuestro país y muy especialmente en China mediante una horrible dictadura. 
El virus surgió en China porque allí hace 20 años las multinacionales de EE-UU, Europa, y Japón encontraron en el Partido Comunista un fiel sirviente que no han vacilado en utilizar las más monstruosas metodologías de obtención de ganancias, basados en súper- explotación, “tiendas del sudor”, semi- esclavitud, precarización generalizada, toda clase de abusos, y piedra libre para contaminar el Mar de China y convertir a Beijing en una ciudad irrespirable. Los desastre de veinte años de capitalismo en China dieron origen al coronavirus SARS de 2002-2003, y la pandemia de gripe H1N1 (gripe porcina) de 2009-2010 en la frontera de EE.UU y México donde también existen aberrantes métodos de súper-explotación. Era cuestión de tiempo que un nuevo virus aprovechara la existencia de miles de millones bajo la línea de pobreza como nos ha colocado hoy el capitalismo. Eso es lo que hizo el COVID- 19.
Cuanto más gritan los funcionarios, periodistas y opinólogos contra el vecino que sale de su casa o el transeúnte, te ocultan que el coronavirus tiene vía libre porque la Argentina capitalista vive un mar de pobreza, de millones que apenas sobreviven con subsidios. Los que le abrieron la puerta al COVID- 19 de par en par son, en primer lugar Cristina que le dejó un mar de millones de pobres a Macri, y Macri que aumentó los millones de pobres  con el apoyo de todos los corruptos gobernadores, diputados y funcionarios que hoy gobiernan con Alberto. Ellos destruyeron los hospitales públicos, y los salarios de médicos y enfermeros en todo el país. En La Matanza inauguraron hospitales varias veces que son más bien una montaña de corrupción, y hoy estructuras abandonadas lo que provoca que ahora no tienen como atajar la pandemia por más carpas, centros de atención y tiendas improvisadas que monten. 
La política del “confinamiento masivo” se aplica con represión
Con el 99% de las organizaciones políticas, sociales, y sindicales del país apoyando la política del gobierno, y producto de la inexistencia de una fuerte alternativa política, a la mayoría de la población no le queda más remedio que acatar el confinamiento masivo. Un sector lo hace creyendo en el gobierno, pero un sector muy grande lo hace con mucha desconfianza. Y un sector de la clase media alta que es base del PRO ahora apoya a Alberto, al ver con felicidad como saca al ejército y las tropas de gendarmería a las calles. Se desarrolla una curiosa unidad de la pequeñoburguesía intelectual acomodada que apoya a Cristina con la pequeñoburguesía acomodada que apoya a Macri, apoyando la militarización y confinamiento masivo de Alberto.
Hay una brutal represión con más de 10.000 arrestados, miles de vehículos confiscados, jóvenes baleados, desaparecidos, y personas demoradas para imponer el confinamiento masivo. El despliegue del ejército y las fuerzas represivas en los barrios más humildes, así como los graves hechos de represión en Chaco, Córdoba, Rosario, y numerosas localidades son el producto de los DNU del gobierno PJ- K que le dan facultades a la Policía a detener a cualquier persona que esté en la calle. La “Unidad Nacional contra el Coronavirus” se niega a denunciar la represión y un sector de los viejos organismos de ddhh hace silencio ante las medidas del gobierno. Jorge Gómez, un joven de La Matanza está desaparecido desde hace días, al igual que muchos otros jóvenes de los barriadas más humildes.
Los DNU de Alberto Fernández modifican el código penal, como lo plantea la dirigente de derechos humanos y miembro de la Gremial de abogados Gabriela Conder: “…(decir que) la circulación de personas en la calle es lo que propaga la enfermedad es una farsa. Primero porque el Estado tendría que probar eso y porque el Estado estaría propagando entonces la enfermedad por estar ellos en la calle y por darle autorización a muchas personas a quienes autorizan a circular. Si fuera así… entonces es el Estado quien la está propagando y autorizando a propagar…La medida tomada por Alberto es punitivista y no sanitaria…”
Rechazamos la brutal represión, y exigimos la inmediata liberación de los arrestados, la devolución de sus bienes y su desprocesamiento. Los defensores de los represores de la última dictadura militar se amparan en estas medidas del gobierno PJ- K para reclamar la libertad de los genocidas, y su traslado de las cárceles a los hogares por razones humanitarias. Llamamos a la amplia unidad de acción con todos organismos de ddhh, organizaciones políticas, sociales, para derrotar estas medidas reaccionarias de movilización de tropas busca presentar a   los genocidas y torturadores que aún pertenecen a las fuerzas de represión como “Héroes de la lucha contra el Coronavirus”. No necesitamos represores, genocidas, ni militares corruptos para derrotar a la pandemia. 
Se agrava la situación de los trabajadores y el pueblo
Respecto del pueblo pobre, el gobierno PJ- K está parado arriba de un volcán que teme que explote. En las barriadas más humildes de La Matanza, de La Plata, y de localidades del interior como Olavarría los dirigentes de La Marx y Reagrupamiento Hacia el PST denuncian la violenta situación de hambre, desabastecimiento y desesperación que la política de confinamiento masivo provoca en los sectores que más sufren y los barrios más humildes. 
Así lo explican los compañeres en La Matanza: “Cuarentena para ricos, cuarentena para pobres…Mientras los medios de comunicación intentan romantizar la situación haciéndonos "quedar en nuestras casas", la realidad nos vuelve a golpear la cara… Esas personas que tiene que seguir saliendo para poder comer y darle de comer a sus hijos…”. Y desde las barriadas más humildes de La Plata, La Marx Arturo Seguí alza su voz: “Más allá de escuchar decir al presidente que nos dará…un bono por única vez de 10.000 eso no es más que otra estrategia de manipulación para mantener calmadas las aguas temporalmente del pueblo, pero no por mucho, porque de la misma manera que avanza el virus es que avanza la desesperación, conmoción social, pensando en el que 'va hacer de nosotrxs mañana'... Sin comida no hay cuarentena!”
Los jubilados sufren una grave situación, sin poder cobrar sus haberes, no pudiendo tenerlos en sus cajeros y haciendo largas colas para poder hacerse de un salario más que insuficiente. A su vez la situación del movimiento obrero no cesa de agravarse. Los 1450 despidos en Techint cayeron como una bomba en la población, lo que obligó al gobierno a decretar la conciliación obligatoria, y la suspensión de despidos y suspensiones por 60 días. Pero el millonario Paolo Rocca lleva adelante semejante atropello porque es un aportante millonario a la campaña del Frente de Todos. Los dirigentes sindicales de La Marx y el Reagrupamiento al PST en la Corriente Político Social Sindical 1 de Mayo (CPSS) plantean: “... lo único que tenemos es  cuidar nuestra salud y la de la familia y defender nuestra fuente de trabajo… En Italia uno de los países más golpeados llaman a una huelga… Aquí debemos hacer igual, denunciemos y obliguemos a las dirigencias sindicales que se pongan a la cabeza de esta lucha. Esto lo lograremos organizándonos y enfrentándonos a la ofensiva capitalista, por barrio, por empresa por gremio como sea, pero que la cuarentena no nos paralice…”
El proceso de rebelión y organización de los trabajadores ha comenzado. Así lo plantean los delegados de las líneas 540- 553 de Lomas de Zamora: “No somos ni servicio esencial ni soldados de Malvinas, somos trabajadores del transporte…precarizados!.  Exigimos al gobierno nacional…que se paralice en su totalidad el transporte…garantía total del cobro de nuestros salarios! Rechazamos el comunicado de UTA en todos sus términos” Como lo reclaman los compañeros hay que imponer la penalización de las patronales que imponen brutales ritmos de trabajo en las industrias sin las medidas necesarias de prevención como en el Polo Petroquímico de Bahía Blanca, o los trabajadores recolectores de uvas en los viñedos, hacinados en los camiones de recolección, por citar algunos ejemplos.
La deliberación en los lugares de trabajo, la organización y las iniciativas por debajo de los trabajadores es un proceso imparable, y respecto de los trabajadores el gobierno PJ- K también se encuentra parado arriba de un volcán que puede explotar, hay cacerolazos de reclamos que va creciendo. Siguiendo el ejemplo de Chubut donde los trabajadores estatales se unificaron en un paro por falta de cobros de haberes, debemos exigir a los dirigentes sindicales de la CGT y la CTA un plan de lucha, debemos desarrollar estas iniciativas obreras y populares con todas nuestras fuerzas.
La pandemia de los femicidios
Si en algo especialmente la política de confinamiento masivo del gobierno ha agravado la situación de los trabajadores y el pueblo es respecto las mujeres. Los femicidios y la violencia machista encuentran un brutal reflejo en los casos de Claudia Repetto en Mar del Plata, de Cristina Iglesias y su hijita Ada, asesinadas y enterradas en su casa de Lanús, por mencionar los más resonantes. Son solamente la punta del iceberg  del agravamiento de las condiciones que los sectores más desprotegidos y oprimidos de la población sufren con el confinamiento masivo.
Las medidas del gobierno aumentan el riesgo para las mujeres que sufren violencia, las cuales suponen un alto porcentaje de la población del país. El aislamiento que impone el confinamiento masivo favorece la violencia machista que se hace fuerte en el núcleo intrafamiliar. A su vez, bajo la política de confinamiento masivo para las mujeres en riesgo se hace más difícil denunciar, o de acceder a organizaciones feministas, comunitarias, sociales o familiares que puedan ayudarlas. Es decir la política de confinamiento masivo no sólo agrava la situación del conjunto de los trabajadores y el pueblo por el hambre y la desesperación, o los despidos, sino que pone en riesgo la vida de miles de mujeres.
Pero en esto también el machista aparato del PJ con sus proxenetas y dealers, asociado con los reaccionarios funcionarios abusadores de la Iglesia está parado sobre un volcán. Las mujeres vienen llevando a cabo multitudinarias movilizaciones, una verdadera revolución Verde y Naranja, abolicionista y diversa, que el confinamiento masivo está lejos de frenar. Ya se organizó el primer ruidazo y cacerolazo contra los femicidios, y es sólo el comienzo de las acciones que se vienen y que millones de mujeres van a desarrollar para seguir luchando contra el patriarcado, por el aborto legal, y por todos sus derechos. Como afirma la declaración de La Marx Mujeres “Desde la declaración del gobierno de Fernández de las medidas para enfrentar esta emergencia sanitaria y su prórroga en la extensión hacia mediados del mes de abril…la realidad para las mujeres ha entrado en estado crítico”
El “confinamiento masivo“ expresa el terror de los capitalistas a las masas
La política de “confinamiento masivo“ no es para curarte, no es para impedir que te infectes. Es para que la enfermedad avance más lentamente adaptando las penurias de la población al desastre en que se encuentran los sistemas de salud. Los gobiernos capitalistas son conscientes que han destruido por décadas los hospitales y han atacado los derechos laborales de médicos, científicos y enfermeros. Y ahora tienen que enfrentar la pandemia que ellos mismos han generado, con sistemas de salud destruidos por sus propios planes económicos. Lo que buscan es “aplanar la curva” de la cantidad de personas que se enferman, es decir, que no nos enfermemos todos juntos sino de a poco, porque no hay camas, ni insumos para todos para poder ser contenidos por los degradados sistemas de salud de los países, municipios y estados.
Es totalmente equivocado lo que plantean algunas corrientes de izquierda impactadas por la salida de los ejércitos a las calles y las políticas de confinamiento masivo que las lleva a hablar de que estamos bajo una "ofensiva contrarrevolucionaria mundial" y que la relación de fuerzas entre las clases está cambiando en el mundo y en nuestro país. Es un análisis completamente equivocado, todo el año pasado estuvo signado por una oleada revolucionaria de Hong Kong a Cataluña, pasando por Ecuador, Chile, Puerto Rico, y de Irak e Irán a Haití, las revoluciones se abrieron paso propinándoles duros golpes a los gobiernos capitalistas y sus planes. El impacto de la pandemia produjo un momento de confusión de las masas que no cuentan a nivel mundial con una dirección que pueda coordinar y organizar la lucha contra el capitalismo. Pero lo que han hecho los gobiernos capitalistas son maniobras apoyados en un primer momento de confusión, al igual que sucede en nuestro país. No hay ni aquí, ni en el mundo una derrota de las masas, todo lo contrario.
El gobierno de Alberto aprovechó la confusión de las masas y el apoyo de todas las direcciones políticas y sociales para lanzar el confinamiento masivo y la militarización. Lo que espera tras el fin del confinamiento es una economía arrasada y un país en llamas, con millones de hambrientos, un ajuste en ciernes, y el peligro de quiebras y despidos en masa. Nuestro país no es una isla en el desarrollo de la grave crisis mundial que sufre el capitalismo. En la medida en que sigamos tomando las medidas de prevención en nuestras manos, nos preparamos para lo que se viene, si comenzamos a preparamos y organizarnos. 
Nuestras propuestas:
1) Tomemos en nuestras manos las medidas necesarias para frenar la pandemia,  impuestas y controladas por los mejores dirigentes de las organizaciones sociales, sindicales, políticas junto a profesionales y científicos de la salud. Coordinemos desde las comisiones vecinales, barriales, las comisiones internas, los n de delegados, los centros de estudiantes, las organizaciones de derechos humanos, el control de precios, la  higiene y salubridad, todas las medidas sanitarias, reparto de insumos como alcohol en gel, barbijos, lavandina, desinfectantes, guantes de látex, jabón y de cualquier medicación necesaria para atender la pandemia capitalista.
2) Suspensión de pagos de deuda externa al FMI y destino de esos  billones de dólares a producción global de insumos, respiradores, medicamentos, hospitales e incorporación inmediata de todos los profesionales, y trabajadores necesarios para derrotar la pandemia capitalista. Nacionalización de la banca y el comercio exterior
3) Aumento inmediato de salarios de médicos, enfermeros y trabajadores del sector afectados a la emergencia con cláusula gatillo por inflación. Equipamiento adecuado de los hospitales, incorporación con estabilidad laboral pase a plantilla de precarios y trabajadores en negro y nuevos contingentes de médicos y trabajadores para la atención adecuada, en el camino a la estatización de todo el sistema de salud, siguiendo el camino de Irlanda.
4) Prohibición de descuentos salariales, licencias para trabajadores de todas las ramas a cargo del empleador, privado o estatal. Apoyo estatal para trabajadores informales, monotributistas, desocupados y todos aquellos que viven al día. Congelamiento de alquileres, deudas de créditos, tarjetas de crédito, y exención de todo impuesto, o IVA, al consumo y vivienda. Servicios gratuitos de agua potable, luz eléctrica, gas e internet, etc. Impuestos progresivos a grandes rentas y fortunas. Habilitación de espacios de acogida para los trabajadores sin techo, población sin hogar, y toda la población considerada vulnerable. Financiación de proyectos de investigación médico- científico, y desarrollo de nueva tecnología para prevenir ésta y toda otra enfermedad que expanda el capitalismo
5) Rechazo de todo intento  militarización, toque de queda, estado de sitio, u despliegue  militar. Rechazamos la brutal represión, a los transeúntes, inmediata liberación de los arrestados, devolución de sus bienes e inmediato desprocesamiento. Basta de criminaliza a los jóvenes.

TRABAJADORES DEL HOSPITAL GARRAHAN DENUNCIAN FALTA DE INSUMOS Y PERSONAL PARA ENFRENTAR EL CORONAVIRUS



 CONFERENCIA DE PRENSA VIERNES 13 HS entrada  Combate de los Pozos y Pedro Echagüe
*
Frente a la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, las y los trabajadores del Hospital Garrahan queremos hacer público lo que necesitamos para cuidar nuestra salud y la de nuestros pacientes. En muchos sectores faltan los equipos de protección personal (EPP). Los kits que entregan las autoridades son insuficientes en cantidad y calidad, ya que además de ser pocos incluyen elementos que no cumplen siquiera los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se respalda por el Organismo Internacional de Estándares (ISO). Tampoco hay correcta capacitación para el personal tanto de planta como para los residentes, becarios, tercerizados respecto de los protocolos de atención en el hospital, lo que nos expone al contagio como ya se vio con el médico del hospital hoy internado por dar positivo con el COVID-19. Esto obligó a poner a sus colegas en cuarentena tardía y sin ser testeados.
Hay mucha preocupación, y como si fuera poco las ART tampoco cubren el contagio como enfermedad laboral. Siempre piensan en sus negocios!
Esto se suma a las malas condiciones en que se encuentra el personal de salud por los ritmos de trabajo extenuantes, lo que se refleja en el gran número de compañeras y compañeros licenciados por enfermedades cardíacas, respiratorias, autoinmunes, etc. Lo que agrava la necesidad de contratar de forma urgente más personal, una demanda que viene desde hace tiempo y en la que se encuentran negativas por parte de los directivos del Hospital, como fue el caso de la Dirección de Enfermería en los últimos meses. Exigimos la reincorporación de los cesanteados. Además,  la inmediata incorporación de trabajadores y trabajadoras de enfermería, ayudante de servicios y médicos, considerando  en poner residentes médicos y de enfermería recién egresados y el nombramiento de estas camadas y de anteriores, garantizando todos los derechos laborales y un salario digno.
El bono de $5 mil que otorga el gobierno nacional es una miseria para la exposición que estamos teniendo los trabajadores de la salud y refleja el retraso salarial, consideramos que tiene que ir al básico. Es necesario un  aumento de salario para todo el equipo de salud, que esté indexado de acuerdo a la inflación, con un salario mínimo inicial igual a la canasta familiar.
 
Todo esto lo sabemos porque en el Garrahan venimos realizando un relevamiento por sector y esta semana vamos a llamar asamblea por sala, sector o turno en la que se va a votar delegados  y poder unificar una pelea de conjunto.

Los trabajadores de la salud no tenemos superpoderes, necesitamos los materiales para la protección para cuidarnos y cuidar a quien  necesita. Exigimos de forma urgente KITS de protección necesaria de acuerdo a lo que recomienda la OMS, test para el personal de salud y mayor contratación de personal. Sabemos que plata hay, este martes se realiza un pago de US$250 millones  en concepto de deuda, 9 veces  más que la partida extraordinaria en salud.  Nos parece que ese dinero debe utilizarse de forma urgente  para aumentar el presupuesto de salud, esas son las prioridades y no los especuladores. Decimos que para que también haya una eficiente atención a los pacientes la unificación del sistema de salud público al privado en un único servicio estatal bajo control de los trabajadores, para que haya atención gratuita para todos los contagiados. Los laboratorios, empresas de barbijos,  al igual que las empresas químicas que producen elementos sanitarios (como lavandina, jabón, etc.) también deberán ser declarados de utilidad pública y  sujetos a expropiación.

Delegada Gral Raquel Leyra 1165883097
Delegada adjunta Luisa Pérez 1135655680

 JUNTA INTERNA ATE  GARRAHAN

1 abr. 2020

LLAMAMIENTO DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS, AFRODESCENDIENTES Y LAS ORGANIZACIONES POPULARES DE AMÉRICA LATINA

Llamamiento de los pueblos originarios, afrodescendientes y las organizaciones populares de América Latina.

La crisis que globalmente ha provocado el COVID-19 nos presenta una encrucijada a los pueblos de Abya Yala - América Latina. Las organizaciones populares somos la primera línea de resistencia frente a las peores expresiones del sistema en descomposición:

Estamos atravesando una crisis integral que amenaza la vida en todas sus formas. El COVID-19 se transformó en pandemia en un momento de agudización de la crisis  capitalista y de reiterados intentos desde el poder económico de que la clase trabajadora cargue con la recomposición de la tasa de ganancia empresarial; que confluye con el debilitamiento de los sistemas de salud, el deterioro de las condiciones de vida y  el despojo de lo público como resultado del giro neoliberal. La asfixia a la que nos someten la deuda externa, los organismos internacionales y el agobio permanente del imperialismo contra nuestra soberanía le dan forma a un escenario que anticipa las graves consecuencias.

En una América donde nos negamos a aceptar los ajustes estructurales y el desembarco de nuevas políticas imperialistas, y donde nuestros pueblos han encarnado importantes levantamientos populares en los últimos meses, la pandemia se ha convertido en una excusa para legitimar la presencia de las fuerzas armadas en nuestros territorios e implementar medidas de ajuste y el deterioro de las condiciones de existencia de la clase trabajadora. Asimismo, esta crisis puso de manifiesto nuevamente la brutalidad de la violencia patriarcal sobre las mujeres y disidencias sexuales, así como la exclusión histórica de los pueblos indígenas y afrodescendientes expuestos a enfrentar la pandemia en condiciones de vulnerabilidad extremas.

Como es la mejor tradición de nuestra gente, somos las organizaciones del pueblo, obreras, campesinas, de pueblos originarios, feministas, afrodescendientes, piqueteras, de pobladoras/es, las que estamos poniendo el cuerpo, la cabeza y el corazón en desarrollar respuestas inmediatas, pero también a proyectar una salida a esta crisis que no sea una vuelta atrás a la normalidad capitalista, sino un camino hacia una sociedad mejor. Ello será posible si tomamos lo mejor de nosotros como pueblos, los lazos comunitarios y de unidad popular, territorial y regional, que alimentemos durante esta batalla, serán parte del tejido que construya los horizontes de transformación en Abya Yala.

Ante la falta de vivienda ocupamos territorios y construimos casas; ante la falta de trabajo organizamos cooperativas, recuperamos fábricas y enfrentamos cierres, despidos y suspensiones; ante el ataque patronal peleamos por mejores condiciones de trabajo; ante la falta de educación generamos escuelas; ante la opresión hacia las mujeres y disidencias construimos feminismos populares; ante la explotación construimos organización sindical de base y luchamos contra la precarización y por salarios dignos; contra el hambre construimos comedores y merenderos populares; ante la crisis climática desarrollamos la agroecología; frente el monocultivo y el monopolio de los alimentos, construimos territorios campesinos agroalimentarios para garantizar la soberanía y autonomía alimentaria; ante la militarización, el paramilitarismo y el narcotráfico hacemos sustitución de cultivos y luchamos por la paz. Nuestra alternativa es de vida contra los que nos proponen muerte.

Frente a la política de fronteras cerradas y de fragmentación, y frente a la xenofobia y el neofascismo que proponen desde arriba, retomamos el horizonte de la solidaridad continental y la unidad de los pueblos.

Frente a las políticas de los y las capitalistas, para usar la crisis como revestimiento del ajuste, profundicemos y replanteemos nuestras luchas históricas por la defensa de los territorios, la vida y la socialización de las riquezas, construyamos poder popular y comunitario.

Por eso, exigimos a los gobiernos y llamamos a los pueblos:

1.    Priorizar la vida sobre la deuda. No al pago de la deuda externa, investigación exhaustiva y condonación de la misma. Es criminal que se escatimen fondos a la salud y los derechos, por pagar las obligaciones con el FMI y otros acreedores. Los sistemas de salud y de protección social para enfrentar la pandemia son la prioridad. Necesitamos recuperar nuestra riqueza estratégica y el manejo de nuestros bancos y comercio exterior, fuente permanente de la sangría económica de los países latinoamericanos. Solo una política de soberanía económica, desde el avance del poder popular, puede aliviar la crisis económica y la mundial que estamos empezando a vivir.
2.    Combatir las desigualdades. Impuesto extraordinario a los ricos, a la ganancia de los bancos y las grandes empresas, a los que fugaron capitales. Que los gobiernos asuman el papel de eliminar las desigualdades promovidas por el mercado, que las inversiones necesarias en políticas de emergencia se financien enfrentando la concentración de la riqueza, no con rebajas salariales a los trabajadores. Reorientar las líneas de producción de las grandes empresas para la producción de insumos destinados a combatir el Coronavirus, así como las enfermedades que soportamos sin atención del Estado como la desnutrición, el dengue, el chagas y la tuberculosis.
3. Fortalecimiento urgente de los sistemas de salud pública: inversión urgente y prioritaria en el sistema público de salud, estatización de la salud privada y fortalecimiento de las medidas de contención pandémica por parte de los estados. La pandemia reafirma la necesidad de que todos y todas reciban asistencia de salud universal, fortaleciendo la promoción pública de estos servicios. Que los Estados tomen control de la producción y  administración de todos los insumos necesarios para enfrentar la crisis con participación y control de los y las trabajadoras. Eliminación del sistema de patentes sobre los medicamentos para desarrollar con plenitud la investigación y aplicación científica para resolver los problemas humanos, y reconocimiento a la medicina originaria y ancestral.
4.  Por trabajo con todos los derechos. Ingreso universal garantizado para todas y todos, prohibición de despidos y suspensiones. Es esencial reconocer los derechos de las y los  trabajadores para vivir una cuarentena digna. Que esta emergencia no sea la excusa para seguir avanzando en la precarización del trabajo. No al cierre de empresas, apoyo estatal a su ocupación y recuperación por parte de los y las trabajadoras.
5. La vivienda y el hábitat digno como derecho social, la cuarentena solo puede realizarse bajo un techo, con servicios básicos garantizados y en un barrio saludable. Es necesario suspender desalojos, pagos de alquiler y de servicios; las políticas de hábitat deben direccionarse hacia una reforma urbana integral que garantice el acceso a la vivienda en barrios dignos para todas las familias trabajadoras. Acceso universal al agua, luz y gas y urbanización de los barrios populares: no hay lucha contra la pandemia sin que todas las personas puedan tener agua potable, gas y acceso a la electricidad en el hogar, barrio o comunidad. Ni casas sin personas ni personas sin casas. Requisición de propiedades vacías para la población en situación de calle y albergues populares.
6. Enfrentar el hambre y garantizar la alimentación universal, priorizar el financiamiento y el rol de la agricultura familiar cooperativa, comunitaria y agroecológica en el abastecimiento de alimentos para el pueblo, comedores, merenderos y cocinas comunitarias: es necesario avanzar en la promoción del acceso a los alimentos, como una forma de impulsar la economía y no causar una crisis de suministro. Garantizar una canasta básica con precios regulados y exentas de impuestos. Exigir sanciones a la especulación con los precios el acaparamiento de supermercados e intermediarios. Condonación de las deudas de los campesinos y campesinas, la redistribución de la tierra productiva e implementación de sistemas de protección y colonias agroecológicas con financiamiento del Estado.
7. Contra la mercantilización de la naturaleza, necesitamos recuperar la soberanía sobre nuestros bienes comunes como el agua, el gas, el petróleo, la tierra, riqueza estratégica que es usurpada por pulpos económicos con las complicidad de gobiernos y empresarios locales. Pleno respeto a los territorios de los pueblos y replanteo del modelo económico y extractivo. La explotación de recursos naturales debe respetar a la madre tierra como así a los pueblos que la habitan. 
8. Fortalecimiento del cerco sanitario y asistencia humanitaria con garantía de soberanía de los territorios a pueblos originarios, nacionalidades indígenas y afros. especialmente a todo aquellos cuyo hábitat se encuentra en ecosistemas vitales como la Amazonía, para quienes la amenaza epidemiológica puede significar un etnocidio. Fortalecimiento del gobierno propio y sus sistemas para la pervivencia territorial y cultural de la vida de los pueblos indígenas y afros. Prohibición de desalojos y acciones que violen la soberanía de los pueblos indígenas.
9. Políticas reales para enfrentar la violencia machista: Con las medidas de aislamiento social, existe la posibilidad de aumentar la violencia doméstica y otras formas de violencia contra las mujeres. Que para las mujeres, cis y trans, la expansión de las plataformas tecnológicas para garantizar su uso cuando la violencia contra las mujeres es un hecho no es suficiente para prevenirla y erradicarla. Presupuesto para prevenir femicidios y transfemicidas. Refugios para personas en situación de violencia, entrega de subsidio económico especial a sobrevivientes. Planes de empleo y educación orientados hacia mujeres y disidencias.
10.  Más prevención, no a la represión: muchos gobiernos han utilizado el contexto del coronavirus para intensificar la lógica represiva y de vigilancia y para aumentar el encarcelamiento de los más pobres, a líderes comunitarios, defensores y defensoras de derechos humanos y de la madre tierra. Es hora de reducir la población carcelaria y otros cuidados como un problema de salud pública. También es necesario revalorizar las autoridades propias y las guardias comunitarias que cuidan los territorios ancestrales y están siendo un efectivo organismo comunitario para cuidad la vida.
11. No a la intervención política, economica y militar imperialista: rechazamos de manera categórica el uso de la crisis como excusa para una intromisión militar en Venezuela por parte del imperialismo yankee y sus socios, el asesinato permanente de líderes indigenas y populares de Colombia, la feroz represión del regimen golpista en Bolivia, Honduras y del gobierno antipopular de Piñera en Chile, la expansión de proyectos extractivos en territorios indígenas y campesinos. Exigimos que se levanten los bloqueos hacia Cuba y Venezuela.
12. Ayuda Humanitaria Internacionalista: Exigimos a los gobiernos que soliciten ayuda humanitaria a Cuba y a otros países que han desarrollado experiencia técnica para enfrentar la pandemia y que pueden ayudar a contener el brote de Covid-19 en las ciudades donde la pandemia se ha expandido con más crudeza, cómo Guayaquil y San Pablo.

Contra la riqueza de pocos, por la soberanía de los pueblos.
¡Por la vida, no el FMI!

Como luchan los pueblos latinoamericanos:
Diciendo-haciendo, diciendo-haciendo, diciendo-haciendo, ¡carajo!

¡Solidaridad internacionalista!
Adhesiones:

fru@resistencia-urbana.org
comunicacion@conaie.org


CONAIE Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador-Ecuador
Congreso de los Pueblos-Colombia
MTST Movimiento de Trabajadores Sin Techo-Brasil
CONFENIAE Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana-Ecuador
FPDS Frente Popular Darío Santillán-Argentina
ONIC Organización Nacional Indígena de Colombia-Colombia
FOL Frente de Organizaciones en Lucha- Argentina
Ukamau-Chile
CRBZ Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora-Venezuela
CNTE-SNTE Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación-México
AUTE sindicato electricista-Uruguay
Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’Kej- Guatemala
CNA Coordinador Nacional Agrario-Colombia
Movimiento de los Pueblos/por un socialismo feminista desde abajo.(Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional-Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social -Izquierda Latinoamericana Socialista-Movimiento 8 de Abril)-Argentina
CLOC (ANAMURI, Ranquil, Conaproch, Red Apícola Nacional, ANMI)-Chile
FENASIBANCOL Federación Nacional de Sindicatos Bancarios Colombianos-Colombia
MPA Movimiento de Pequeños Agricultores -Brasil
CRIC Consejo Regional Indígena del Cauca-Colombia
UTT Union de Trabajadores de la Tierra-Argentina
PCN Proceso de Comunidades Negras-Colombia
CONAMURI Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas - Paraguay
União Nacional de Trabaladoras(es) Camelôs, Feirantes e Ambulantes do Brasil-Brasil
MICC Movimiento Indigena y Campesino de Cotopaxi - Ecuador
PAPDA Plate-forme haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif-Haiti
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz-Colombia
Feminismo Comunitario Antipatriarcal - Bolivia
Movimiento Insurgente - Bolivia.
MNCI Movimiento Nacional Campesino Indígena “Somos Tierra”- Argentina
CENPAZ Coordinación Nacional de Paz-Colombia
MBL Movimiento de Barrios en Lucha-Ecuador
Brigadas Populares-Brasil
Zona humanitaria de San pedro del Ingara Chocó Territorio de paz-Colombia
UNORCAC - Unión de Organizaciones Campesinas de Cotacachi - Ecuador
MTD Aníbal Verón-Argentina
FOB Autónoma-Argentina
FOB La Libertaria-Argentina
MTR por la democracia directa-Argentina
FAR Frente Arde Rojo/COPA-Argentina
Frente Popular - Ecuador
Coordinadora Simón Bolívar-Venezuela
Radio al Son del 23-Venezuela
Plataforma de Lucha Campesina- Venezuela
Colectivo Caminos Verdes-Venezuela
FNL Frente Nacional de Lutas -Brasil
Movimiento de Mujeres por la Vida de Cajibio y Popayán-Colombia
Comité por la Abolición de las deuda ilegítimas CADTM Abya Yala Nuestra América (Colombia, Haití, Uruguay, Argentina, Venezuela, Brasil y Puerto Rico)
Red Emancipa de Educación Popular-Brasil
Feministas del Abya Yala
MPLT Movimiento Pueblo Lucha y Trabajo-Argentina
Pañuelos en Rebeldía-Argentina
Red de la Diversidad-Bolivia
Escuela Popular Permanente-Chile
Juntos! - Juventud en Lucha-Brasil
Fabrika Zurda - Ecuador
FECAOL Movimiento Nacional Campesino - Ecuador
Asociación de Trabajadores  y Trabajadoras del Transporte (ASOTRASET) - Ecuador
Corriente Sindical Carlos Chile-Argentina
Colectivo Whipala-Bolivia
Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda de Colombia
OLP Resistir y Luchar-Argentina
Colectivo Alexis Vive-Venezuela

Venceremos Partido de Trabajadores-Argentina
Corriente Social y Política Marabunta-Argentina
Convergencia 2 de Abril-Chile
Democracia Socialista-Argentina
ASL Acción Socialista Libertaria-Argentina
La Junta-Peru.
Venceremos Abriendo Caminos-Argentina
ORG Organización Revolucionaria Guevaristas-Argentina
Organización Política Presentes por el Socialismo "PPS" - Colombia
CPI Corriente Política de Izquierda -Argentina


Adhesiones:

fru@resistencia-urbana.org
comunicacion@conaie.org

31 mar. 2020

FOL: COMUNICADO DE PRENSA



Basta de violencia patriarcal, el estado es responsable
Seguimos exigiendo políticas públicas de género

Las organizaciones sociales que conformamos el frente de lucha denunciamos la falta de respuesta del Estado ante el aumento de la violencia de géneros y de la cantidad de casos de femicidos desde que empezó la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

El contexto de Aislamiento Social Obligatorio empeoró las situaciones de violencia que padecen las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries en sus vidas día a día. Producto de las desigualdades, sufrimos la carencia de medios y recursos materiales para tener  otra alternativa a estar encerradxs con los agresores. En 10 días de cuarentena por emergencia sanitaria ocurrieron 12 femicidios, lo que implica que cada 23 horas una mujer es asesinada y el Estado no responde. Dentro de esos 12 casos, 2 se registran como femicidio vinculado, donde no sólo las mujeres fueron asesinadas, sino que sus hijas también. El número de casos resulta de la información recopilada por medios de comunicación y organizaciones que se dedican a relevar esas cifras, porque aún sigue sin haber datos oficiales. Sin mencionar los casos de crímenes de odio hacia las identidades disidentes, como los travesticidios y transfemicidios, de los cuales tenemos aún menos datos recabados, a causa de su invisibilización casi absoluta.

Desde hace tiempo sostenemos que la crisis económica y social afecta a toda la clase trabajadora, pero especialmente a mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries. Somos lxs más afectadxs por la pobreza, la desocupación, los trabajos precarios y también el abandono y la desidia estatal para abordar situaciones de violencia de género. En los barrios estamos en contacto permanente con lxs sujetxs en situación de violencia; nuestrxs  compañerxs, vecinxs, familiares.  Hemos tomado en nuestras propias manos la tarea de construir desde los espacios de géneros estrategias para acompañar y redes con otras organizaciones. El Estado, entre tanto,  deja la responsabilidad total justamente en las organizaciones. No brinda ni en las provincias ni en los municipios la intervención ni el presupuesto necesario para cubrir todas las urgencias que existen en los territorios. No hay una política acorde a la urgencia actual en materia de violencia de género. Se precisan espacios con equipos interdisciplinarios que puedan acompañar a las personas en situación de violencia. Terapias grupales, casas violetas, refugios, pero sobre todo, planes habitacionales y de empleo que brinden la posibilidad de crear una calidad de vida digna, libre y autónoma.

Por último, la situación de las trabajadoras precarizadas de la línea 144 de orientación y contención en casos de violencia es otro punto que agrava el panorama. A partir del primer día de cuarentena, la cantidad de llamados se incrementó en un 30% más que los que se reciben habitualmente, lo cual conlleva al colapso para atender la  gran demanda. Se suma a las pésimas condiciones en las que trabajan, que muchas se encuentran de licencia por ser población de riesgo, y las pocas que quedan atendiendo se ven sobre exigidas y desbordadas.

Es por esto que exigimos:
Medidas urgentes al Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación
Presupuesto acorde para al acompañamiento y abordaje integral de las mismas.
Basta de precarizar a las trabajadoras. Que el Ministerio de la Mujer, Géneros y Diversidad de la Nación garantice las condiciones necesarias de trabajo y de seguridad sanitaria para las trabajadoras de la línea 144. Pase a planta permanente para las trabajadoras.
Participación de nuestras organizaciones feministas en los comités de emergencia. Reconocimiento del trabajo en el hogar y en las organizaciones. Resarcimiento económico para nuestro trabajo.
Cumplimiento efectivo del funcionamiento de los juzgados y comisarias. Que nuestras denuncias sean escuchadas. Que se efectivicen las medidas de protección y se implementen medios acordes de denuncia para lxs sujetxs de los sectores más vulnerables, en este contexto de aislamiento. Gestione virtuales.
Garantizar los tratamientos hormonales para les trans ya.
Garantizar la realización  de ILE en todos los centros médicos.
¡El ajuste es violencia patriarcal!
¡Basta de violencia machista!
¡No aparecemos muertas, nos están matando!
¡Nos queremos vivas, libres y sin miedo!
¡El Estado es responsable!

Integramos el frente de lucha las siguientes organizaciones:

FOL –Frente de Organizaciones en Lucha, MTD Aníbal Verón, Frente Popular Darío Santillán, Movimiento de los Pueblos, Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, MRP- Movimiento Resistencia Popular, Izquierda Latinoamericana Socialista, FAR- Frente Arde Rojo/COPA, MULCS- Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social, Movimiento 8 de Abril, Igualdad Social, FOB La libertaria, FOB Autónoma, MTR por la Democracia Directa, Campaña Nacional Contra Las Violencias Hacia Las Mujeres.

Contactos de prensa:
*Marianela 11 5584-7642 (vocera FOL)
* Camila 11 6746-6991 (Vocera FPDS)
*Mónica 1166857708 (vocera del FPDS Corriente Nacional)
*Juan Pablo 1151343073 (vocero MTD Aníbal Verón)
* Melisa 1155841057 (vocera del MRP)
*Gladys (vocera de ILS) 2215593764
*Victoria (vocera del FAR y COPA en Marabunta) 1567519017
*Soledad (vocera del MULCS) 1163713439
*Mariela (vocera de Movimiento 8 de abril) 1121634191
*Juan (vocero Igualdad Social) 2215700650
*Analía 01138584907 (vocera FOB La libertaria)
*Leandro 1150412077 (Vocero – FOB Autónoma)

LA PANDEMIA AGRAVA LA POBREZA Y LA DESIGUALDAD SOCIAL EN TODO EL PAIS


Impulsemos los reclamos y el control popular

Declaración de las organizaciones del Frente de Lucha Piquetero

La pandemia que conmueve al mundo está haciendo estragos entre los trabajadores y trabajadoras más pobres.
Los/as precarizados/as, eventuales y trabajadores/as no registrados/as se han quedado de un día para otro sin sus ingresos y se multiplicaron la desocupación y la pobreza. Los anuncios del Gobierno nacional de ayudas excepcionales son menos que un vaso de agua en el desierto en medio de esta crisis sin precedente.
Para los desocupados/as con algún programa social de $8.500 se paga un bono de $3.000 por única vez, cuando el ingreso de los planes ha disminuido solo el año pasado en un 20 % y en lo que va de este ha perdido su poder adquisitivo un 10% más, lo que se ha agravado por los aumentos criminales de los alimentos y artículos de higiene y limpieza de los últimos días.
Los $10.000 del programa INGRESO FAMILIAR DE EMERGENCIA anunciados como ayuda para todo el mes son menos que la canasta de indigencia y excluyen a los que tienen planes sociales en el grupo familiar. Es decir que una familia que tenía un ingreso miserable de un plan será excluida de la IFE aunque su pareja haya perdido su trabajo.
Por otro lado, se anunció que recién se empezará a cobrar a mediados de abril. Una eternidad para los que no tienen hoy para comer.
El muy anunciado por el ministro Daniel Arroyo refuerzo alimentario NO SE HA CONCRETADO LUEGO DE UNA SEMANA DE CUARENTENA, no llegan elementos de higiene ni sanitarios para los comedores ni para las personas que no tienen recursos. Tampoco se ha abastecido de agua potable para barrios que tienen una canilla colectiva.
En lo que sí ha sido rápido el Gobierno fue para desplegar un enorme operativo represivo conjunto en los barrios, no precisamente para cuidar la cuarentena. Las fuerzas represivas están siguiendo precisas instrucciones gubernamentales para amedrentar, humillar, torturar, balear y reprimir a los/as trabajadores/as que viven en los barrios más pobres para evitar que se organicen y reclamen la ayuda imprescindible que no llega. No se trata de excesos o de algún milico desbocado, es un plan para evitar que la bronca popular tome forma de protesta y rebelión ante el abandono del Estado. Necesitamos camiones con agua, lavandina, alcohol, alimentos, no patrulleros e itacazos.
En este marco, el ministro Daniel Arroyo convocó a una reunión con “los actores sociales” que constituyo un Comité de Emergencia. Estuvieron -dicen los diarios-, “representantes de cultos, Intendentes y organizaciones intermedias”. Otra vez, igual que lo que ocurrió con su antecesora Carolina Stanley, se convoca a unos y se excluye a otros, el Frente de Lucha Piquetero y casi todas las demás organizaciones, que están por fuera de la oficialista UTEP -antes llamado Triunvirato de San Cayetano-. Dejan afuera a nuestro frente porque saben que somos un factor de cuestionamiento hacia sus políticas de fondo. El Ministro no escucha, de hecho nunca se reunió con nuestro frente, y tiene que dar respuestas concretas para los que no pensamos igual a los oficialistas y que tenemos un programa y propuestas ante la emergencia.
Los recursos que el Estado Nacional está enviando a los gobernadores e intendentes DEBEN ESTAR BAJO CONTROL DE TRABAJADORES/AS Y VECINOS/AS, única garantía de que no se malversen o desvíen como nos tienen acostumbrados los funcionarios.
Los 1000 millones de pesos anunciados son una miseria en la actual crisis, hacen falta muchos más recursos y los hay.
¡El Frente de Lucha Piquetero denuncia que mientras se retacean los recursos a las necesidades populares se han pagado en lo que va del año 130 mil millones de pesos en intereses de la deuda externa y el ministro Martín Guzmán insiste en que anunciara en los próximos días un Plan de pagos a bonistas y al FMI!
¡HAY QUE DEJAR DE PAGAR LA DEUDA YA!
LAS ORGANIZACIONES QUE INTEGRAMOS EL FRENTE PIQUTERO RECLAMAMOS:
  • Provisión de agua potable en asentamientos y villas de emergencia.
  • Fumigación y descacharramiento de basurales y descampados.
  • Provisión de elementos de higiene para los comedores populares: barbijos, guantes, cofias, batas descartables, alcohol en gel, lavandina, desinfectante en aerosol y repelente.
  • Provisión de kits de higiene a la población vulnerable en los barrios más pobres.
  • Aumento de las partidas alimentarias para los comedores populares, para hacer frente al aumento de la demanda ante la desocupación y la caída de la actividad económica.
  • Extensión de la tarjeta Alimentar a todos los/as desocupados/as con hijos de hasta 18 años de edad.
  • Prohibición de despidos y suspensiones.
  • Apertura de los programas sociales para desocupados/as.
  • Duplicación de los montos de los programas.
  • Creación de un seguro para desocupados/as de $30.000, indexado por costo de vida
  • Control Obrero-vecinal de la ayuda social y la distribución de los recursos.
  • No al pago de la deuda externa y que los recursos se utilicen para atender la emergencia.
FIRMAS
POLO OBRERO -MTR HISTÓRICO - MTR VOTAMOS LUCHAR - C.U.Ba. M.T.R.- M.I.D.O.– MAR, MOV 29 DE MAYO -BLOQUE PIQUETERO NACIONAL (T.Or.Re- AGRUPACION ARMANDO CONCIENCIA-RUP- O.T.L.)- MTR 12 DE ABRIL - FDU, BUEL, A TRABAJAR, - AGRUP 17 DE NOVIEMBRE - M.V. y J.S.

28 mar. 2020

DECLARACIÓN DE LA COORDINADORA DE METROS DEL MUNDO



Sábado, 28 de marzo de 2020.-

*SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO*

Desde la Coordinadora de Metros del mundo queremos expresar nuestro compromiso y solidaridad en estos momentos críticos que nos toca vivir producto de la pandemia del COVID19. Como trabajadores y  trabajadoras seremos consecuentes hasta el último momento con nuestro compromiso al servicio de la sociedad en su conjunto, en el país que nos encuentre. Pero no estamos ajenos al nuevo escenario político general. A las claras se ve en nuestros países el fracaso del  neoliberalismo que deja todo en manos del mercado  y el capital, que no dudó en privatizar la salud, la educación y la vida de los trabajadores y trabajadoras.

Podemos ver hoy como son los sistemas públicos, el bien de todos y de todas, quienes garantizan la salud y la vida de todos los ciudadanos golpeados por esta pandemia. Sabemos de luchas, sabemos del carácter colectivo de cada una de ellas y esta vez no será la excepción, nuestra historia nos impulsa a puestos de vanguardia y ahí estaremos.

También nosotros pondremos de nuestra parte  lo mejor que sabemos hacer, mover nuestras ciudades, para que aquellos  que nos cuidan, nos alimentan y mantienen nuestro entorno saludable (médicos y médicas, enfermeros y enfermeras, administrativos y administrativas del sistema sanitario, trabajadores y trabajadoras  de limpieza y alimentación, etc…) a quienes si consideramos héroes por su trabajo esencial garantizando nuestras necesidades básicas. Todos y todas aquellas que se juegan la vida ante un virus que no conoce fronteras y ataca a todos y a todas sin piedad.

Los trabajadores y trabajadoras de los Metros del mundo no somos héroes, tan solo somos trabajadoras y trabajadores con conciencia de clase, creemos que en nuestro ADN Metroviarios  viene marcado el servicio  al pueblo, más allá de los Gobiernos o Estados, y que en estos momentos tan graves solo tiene una forma de demostrar su solidaridad, la ternura entre los pueblos, a través de su trabajo diario con seriedad, firmeza y determinación de estar haciéndolo.

No hay soluciones mágicas, solo el pueblo salva al  pueblo y los trabajadores y trabajadoras de los Metros firmantes tan solo nos debemos a ese pueblo.

*La clase obrera seguirá siendo el centro de la unidad y el motor de los cambios revolucionarios*


Organizaciones y sindicatos firmantes:

Federación de sindicatos del Metro, Fesimetro - Chile
Federacion Nacional de Metroviarios, Fenametro - Brasil

Asociacion Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, AGTSyP - Buenos Aires
Trabajadores del Metro - Solidaritat Obrera - Barcelona
Sindicato de Trabajadores y Empleados del Sistema de Transporte, Sintrametro - Medellin
Trabajadores del Metro - Solidaridad Obrera - Madrid
Sistema Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, SNTSTC - Mexico
Sindicato dos Metroviarios - Belo Horizonte
Sindicato de trabajadores de Metro, Sitramep - Panama
Sindicato de los trabajadores y trabajadoras del Metro, Sintrameca - Caracas
Sindicato dos Metroviarios - Sao Paulo

DECLARACIÓN DE LA MARX Y REAGRUPAMIENTO HACIA EL PST



No confíes en las medidas que propone tu gobierno para la pandemia capitalista
Ya sea que vivas en Estados Unidos, Latinoamérica, Europa, Asia, o África no confíes en las medidas que propone tu gobierno capitalista para la pandemia. Sufrimos un bombardeo de artistas, intelectuales, opinólogos, filósofos, personalidades, dirigentes de los partidos capitalistas, burócratas sindicales, etc, que nos piden que nos quedemos en casa en “cuarentena” e incluso aceptemos militarización con policía y ejército. Saturan los medios masivos de comunicación y redes sociales con estos mensajes, y proponen decretos y resoluciones para hacerlo efectivo. Pero, ¿es cierto que ésta es la mejor manera de enfrentar la pandemia?
No hay que confiar en las “cuarentenas”, ni “toques de queda”. La campaña que están lanzando todos los personajes masivamente en redes sociales y medios de comunicación no están destinados a frenar la pandemia, sino a administrarla sin que haya estallidos sociales. Honestos compañeros se aferran a las “cuarentenas” y apoyan las medidas con la ilusión que por esta vía podremos detener la pandemia. Pero el virus se extendió por todo el mundo por culpa de todos los gobiernos capitalistas, que ahora improvisan desesperadamente frente al coronavirus. No hay todavía certeza de que las “cuarentenas” sean el rumbo correcto para detener el desastre que el propio capitalismo ha generado.
No está claro que la “cuarentena“ sea la solución
La “cuarentena“ no es para curarte, no es para impedir que te infectes. Es para que la enfermedad avance más lentamente adaptando las penurias de la población al desastre en que se encuentran bajo el capitalismo los sistemas de salud. Como lo explican los  gobiernos capitalistas lo que buscan es “aplanar la curva” de la cantidad de personas que se enferman, es decir, que no nos enfermemos todos juntos sino de a poco para poder ser contenidos por los degradados sistemas de salud de los países, municipios y estados. Los gobiernos capitalistas son conscientes que han destruido por décadas los hospitales y han atacado los derechos laborales de médicos, científicos y enfermeros. Y ahora tienen que enfrentar la pandemia que ellos mismos han generado, con sistemas de salud destruidos por sus propios planes económicos.
Todos los gobiernos capitalistas del mundo están adoptando, con diferentes ritmos e intensidad, la estrategia de la “cuarentena” de China y Corea del Sur. Sus gobiernos anunciaron que la curva de cantidad de enfermos estaba descendiendo. Pero los datos de estos últimos días no son claros respecto de que la estrategia de la “cuarentena” esté funcionando. Los medios japoneses Apple Daily HK y 47 news denunciaron el supuesto “aplanamiento de la curva” en China es una mentira más del régimen de Xi Jinping: no hay casos porque ya no testean. China ha dejado de hacer pruebas para el coronavirus y por eso no hay “nuevos” casos (Infobae 22/3). Y en el caso de Corea del Sur, tras anunciar que habían aplanado la curva hace 20 días, ahora hace apenas 5 días la cantidad de casos volvió a repuntar (Telam 19/3)
Un desastre generado por irresponsables e ignorantes gobiernos capitalistas
Cuando la pandemia comenzó hace cuatro meses los gobiernos de todo el mundo, la OMS, y la ONU, minimizaron la amenaza. El gobierno capitalista de China encabezado por Xi- Jinping y un partido de corruptos dictadores que se autodenominan “Partido Comunista” al llegar las fiestas de fin de año autorizaron a la población a viajar para visitar a sus parientes al interior. De este modo, expandieron por todo el país un virus que ya se había detectado hacía un mes, poniendo en riesgo una población de más de 1000 millones de personas.
El virus impactó en el sudeste asiático, y arrasó con Corea del Sur país que tiene profundos lazos económicos y sociales con China. A pesar del impacto en Hong Kong y Singapur, el gobierno de Corea también minimizó la amenaza y la población comenzó a sufrir el desastre. Pero aun cuando los datos mostraban el desastre de China y Corea del Sur, ni la OMS, ni la ONU, ni los gobiernos de Francia, España o Italia propusieron nada para frenar la pandemia. Los fanfarrones de Boris Johnson de Inglaterra y Trump de EE.UU minimizaron la amenaza. Y para empeorar las cosas, la dictadura China mantuvo en secreto constantemente lo que ocurría, por temor a un levantamiento popular.
Todos los  irresponsables e ignorantes gobiernos capitalistas desataron un desastre. El presidente Alberto Fernández de Argentina y su ministro de salud Gines afirmaron que el Coronavirus no iba a venir al país, y que el futbol se tenía que seguir jugando. Después de afirmar esas burradas, ahora el gobierno del PJ tiene terror de que el Coronavirus llegue al conurbano. Bolsonaro en Brasil fanfarroneó igual que Trump, y ahora Brasil sufre los golpes de la pandemia. Maduro en Venezuela dijo que ya no necesitaba el dólar porque había creado el “Petro” la moneda que lo iba a reemplazar, pero luego le termino pidiendo 5 millones de dólares de ayuda al FMI para frenar el Coronavirus.
Otros sectores castro- chavistas afirman que Cuba descubrió la vacuna contra el Coronavirus, lo cual es falso, no solo no hay vacuna cubana, sino que la dictadura capitalista que gobierna la isla ya hizo bastantes desastres y recién hace pocos días comenzó a tomar medidas en la medida en que surgieron los primeros casos de  pandemia. Y así podemos seguir describiendo disparates, improvisaciones, y volantazos de desesperación de los gobiernos capitalistas. Nada podemos esperar ni creer de estos gobiernos ignorantes, e irresponsables, que actúan improvisando por temor a la revolución y en defensa del capitalismo.
La prioridad de los gobiernos capitalistas es salvar al capitalismo
Es necesario tomar medidas de prevención como lo indica la ciencia, pero no está claro que la inmovilización social sea la solución, dejando esas medidas en manos de los gobiernos capitalistas. Si las medidas sociales necesarias para frenar la pandemia son impuestas y controladas por millones de habitantes, apoyados en la capacidad de profesionales, médicos, ingenieros, trabajadores de todos los países y regiones, seguramente sería un plan de acción más efectivo y contundente. Pero con la población paralizada en “cuarentenas”, y nosotros en nuestras casas en manos de estos gobiernos capitalistas, sus corruptos dirigentes y fuerzas armadas, no sólo no se va a frenar la expansión del virus, sino que ni siquiera está claro que se logre “aplanar las curvas” para poder confinar a la población en los degradados sistemas de salud.
Pero los gobiernos capitalistas tienen terror de apelar al conjunto de la población mundial porque eso podría ser el fin de los gobiernos capitalistas mismos. Tienen más miedo a la revolución social, que ocupó el centro de la escena política todo el año pasado, que al propio coronavirus. Y tienen más miedo al desplome del capitalismo, y de todo el sistema social     que defienden, que de la expansión del virus. Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, anunció el plan. “Nueva York en Pausa” diciendo que “la tasa de crecimiento de los casos va a desbordar la capacidad de nuestros hospitales”. ¿De verdad vos crees que Nueva York no tiene recursos para enfrentar la pandemia? Y si Nueva York no los tiene: ¿Qué podemos esperar de nuestro humilde hospital o sala de nuestro barrio, provincia, estado o distrito?
Cuomo miente, porque sabe que a solo diez cuadras de donde hace los anuncios, el Banco Central de Estados Unidos (Fed) está otorgando miles de millones de dólares a los banqueros para impedir el desplome de Wall Street. Todos los gobiernos capitalistas están implementando “estímulos” y “ayudas” a las grandes empresas, multinacionales y Corporaciones Globales, banqueros y CEO´s que reciben millones, mientras los hospitales, centros médicos de todo el mundo, y sus trabajadores están en una pésima situación. General Motors, Ford y Tesla anunciaron que pueden fabricar respiradores para toda la población mundial. Pero el dinero de los “Salvatajes” no va destinado a respiradores, ni a camas, sino a financiar los yates y mansiones de los dueños de los grupos que dominan la economía capitalista mundial.
Rechazamos los despidos y suspensiones que sufrimos los trabajadores, porque los capitalistas aprovechan la cuarentena para despedir. También rechazamos encarcelamientos y toda medida represiva que los gobiernos capitalistas tomen contra los derechos de la población. En un mundo capitalista donde el 1% de la población vive en el lujo, mientras entre seis y siete mil millones de personas vivimos careciendo de salud, trabajo, salarios alimentos, el coronavirus es la primera de varias pandemias que comenzarán a desarrollarse. Además de las catástrofes naturales, el capitalismo degrada día a día la naturaleza y la vida de millones. Pero desde el año pasado se desarrollaron enormes movilizaciones y revoluciones contra los gobiernos capitalistas, y éste es el camino a seguir. No confíes en las medidas que propone tu gobierno.
El capitalismo no va más, es necesario llevar adelante la lucha por el socialismo global. No te creas el bombardeo de los intelectuales, opinólogos, filósofos, personalidades, y corruptos dirigentes políticos capitalistas. Te convocamos a unirte a las propuestas de La Marx y el Reagrupamiento Hacia el PST cualquiera sea el país, región, estado o provincia al que pertenezcas, y sumarte al trabajo que estamos llevando adelante con nuestras campañas para avanzar en una verdadera salida que nos permita frenar la pandemia, sin poner un gramo de expectativas en las medidas de los gobiernos y sus corruptos dirigentes capitalistas. Te convocamos a luchar por estas medidas:

Suspensión inmediata de Salvatajes de los Bancos Centrales (Fed, BCE, BoJ, BofE, BdPCh, BofC) a Wall Street, bolsas, CEO´s y banqueros. Suspensión de pagos de deuda externa al FMI de toda nación en desarrollo. Destino de esos  billones de dólares a producción global de insumos, respiradores, medicamentos, hospitales e incorporación inmediata de todos los profesionales, y trabajadores necesarios para derrotar la pandemia capitalista.


Aumento inmediato de salarios de médicos, enfermeros y trabajadores del sector afectados a la emergencia con cláusula gatillo por inflación. Equipamiento adecuado de los hospitales, incorporación con estabilidad laboral pase a plantilla de precarios y trabajadores en negro y nuevos contingentes de médicos y trabajadores para la atención adecuada.


Prohibición de despidos, suspensiones, descuentos salariales, licencias para trabajadores de todas las ramas a cargo del empleador, privado o estatal. Apoyo estatal para trabajadores informales, monotributistas, desocupados y todos aquellos que viven al día. Congelamiento de alquileres, deudas de créditos, tarjetas de crédito, y exención de todo impuesto, o IVA, al consumo y vivienda. Servicios gratuitos de agua potable, luz eléctrica, gas e internet, etc. Impuestos progresivos a grandes rentas y fortunas.

Habilitación de espacios de acogida para los trabajadores sin techo, población sin hogar, y toda la población considerada vulnerable. Financiación de proyectos de investigación médico- científico, y desarrollo de nueva tecnología para prevenir ésta y toda otra enfermedad que expanda el capitalismo

Rechazo de toda militarización, toque de queda, estado de sitio, u ocupación militar. Pleno derechos a reunión, petición, movilización y organización para formar comités de higiene y salubridad electos en lugares de trabajo o barrios para coordinar el accionar contra la pandemia. Controlar las medidas sanitarias. reparto de insumos como alcohol en gel, barbijos, lavandina, desinfectantes, guantes de látex, jabón y de cualquier medicación necesaria para atender la pandemia capitalista en coordinación con las organizaciones sindicales, populares, políticas y sociales.

27 mar. 2020

EL FOL SE PONE AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD EN EL MARCO DE LA EMERGENCIA SANITARIA

A las máximas autoridades del gobierno nacional!
Al ministro de Desarrollo social Daniel Arroyo!

Las organizaciones sociales de nuestro frente de lucha, que venimos acompañando a las sectores más pobres y olvidados  de nuestro país desde hace más de dos décadas, nos ponemos al servicio de la comunidad en el marco de la emergencia sanitaria garantizando que miles y miles de las familias más humildes no les falte un plato de comida.
Desde este lugar, desde el corazón de las barriadas populares, planteamos que es insuficiente que solo el 1% del PBI sea destinado a enfrentar este escenario tan crítico que vivimos. Es urgente que se destinen mayor cantidad de fondos del estado nacional y de los sectores privados al servicio de salvar a la población, no solo de la pandemia, sino también del hambre que crece día a día tan velozmente como la enfermedad en los sectores más carenciados.
Planteamos también que es indispensable que haya un control popular de los fondos recibidos por los intendentes y gobernadores, como forma de garantizar que los recursos sean orientados a quienes  menos tienen y no que sea utilizado de manera discrecional y proselitista como históricamente se ha hecho.
Por ultimo desde la autoridad que tenemos ganada en lucha, de haber resistido desde mitad de los 90 a la ofensiva del capital sobre las y los trabajadores exigimos un trato igualitario para nuestras organizaciones.  No es aceptable que solo se convoquen a las organizaciones afines al gobierno para recepcionar las demandas de nuestro sector.
Somos organizaciones que representamos desde hace años a miles y miles de familias excluidas a lo largo y ancho de la argentina. Eso mismo nos otorga una representatividad que el estado debe reconocer, en función de contribuir a la crisis social en curso.
Al servicio de la población y del resguardo de todos nuestros derechos sociales y económicos continuamos organizando la solidaridad y la defensa de los sectores mas humildes. Para que la riqueza social sea de todo el pueblo.

Integramos el frente de lucha las siguiente organizaciones:

FOL –Frente de Organizaciones en Lucha, MTD Anibal Veron, Frente Popular Dario Santillan, Frente Popular Dario Santillan Corriente Nacional, MRP- Movimiento Resistencia Popular, Izquierda Latinoamericana Socialista, FAR- Frente Arde Rojo, MULCS- Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social, Movimiento 8 de Abril, Igualdad Social, FOB La libertaria, FOB Autonoma-MTR por la Democracia Directa.

Contactos de prensa:
Marianela 11 5584-7642 (vocera FOL)
Esteban 11 5580-0038 (Vocero FPDS)
Mónica 1166857708 (vocera del FPDS Corriente Nacional)
Juan Pablo 1151343073 (vocero MTD Aníbal Verón)
Ezequiel (vocero del MRP) 1163039613
Gladys (vocera de ILS) 2215593764
Tomás (vocero del FAR) 1122954307
Soledad (vocera del MULCS) 1163713439
Mariela (vocera de Movimiento 8 de abril) 1121634191
Juan (vocero Igualdad Social) 2215700650
Analía 01138584907 (vocera FOB La libertaria)
Leandro 1150412077 (Vocero –FOB Autónoma)

26 mar. 2020

DECLARACIÓN DEL PRML


*Declaración del PRML frente a los anuncios presidenciales*

El presidente Fernández anunció que reglamentará por decreto una cuarentena obligatoria hasta el 31 de marzo.

La situación sanitaria plantea que se tomen medidas por fuera de lo habitual. Así lo han entendido, por ejemplo, las fuerzas del Encuentro Memoria Verdad y Justicia que decidieron postergar la movilización del 24 de Marzo, postura asumida desde la responsabilidad propia de quienes luchan por los intereses del pueblo. En las semanas previas varios fueron los sindicatos que desde el comienzo de la crisis exigieron medidas excepcionales para cuidar la salud de los trabajadores.

Visto el desarrollo del coronavirus en el mundo, y dada la fragilidad de nuestro sistema de salud, la cuarentena finalmente anunciada por el gobierno es una medida que se impone como razonable. Hay que señalar que el anuncio oficial puso todo su centro en el aislamiento, subestimando el protagonismo popular para intervenir en la crisis sanitaria. Así como miles de médicos y trabajadores de la salud redoblan sus esfuerzos cotidianos para garantizar el bienestar, también las organizaciones territoriales, sindicales y estudiantiles pueden tener una participación activa como agentes sanitarios colaborando con los profesionales de la salud. Para ello, hace falta que se repartan masivamente los elementos básicos para mantener la limpieza y el cuidado personal -jabón, alcohol, lavandina, barbijos, etc- que de manera infame son remarcados todos los días en las grandes cadenas, amén de su faltante en las góndolas, ante la inacción oficial. Por otra parte, esta participación popular haría innecesaria la intervención de fuerzas como Gendarmería, tristemente célebres por su hostigamiento a los más humildes: así como el presidente advirtió que será inflexible con quienes violen la cuarentena, los trabajadores y el pueblo deben ser inflexibles ante cualquier abuso represivo.

Hay que poner en pie comités de crisis en cada hospital, en cada barrio, en cada fábrica o lugar de trabajo que se encuentre funcionando, para viabilizar la intervención obrera y popular en esta emergencia, exigiendo que se destinen recursos y asumiendo su control, así como la organización de la autodefensa popular frente a posibles hechos de represión.

El sistema sanitario de nuestro país ya era precario desde antes de la aparición del coronavirus. En los hospitales faltan insumos, equipamiento y personal, que en ocasiones trabaja en negro, con contratos basura, sin ART ni obra social. Sin ir más lejos, en el Instituto Malbrán, de las 11 personas que trabajan en el laboratorio de virus respiratorios, cuatro son parte de la planta permanente y las otras siete llevan dos décadas con contratos precarizados. En ese sentido, la contratación de más trabajadores y la construcción de nuevos hospitales son medidas bien encaminadas, pero insuficientes. El conjunto del sistema privado de salud (laboratorios, sanatorios, cadenas farmacéuticas, etc.) debe ser puesto a disposición del Estado y al servicio del pueblo.

Lo mismo puede decirse de la ayuda para los principales damnificados por el parate económico: desocupados, jubilados y pensionados, trabajadores informales, cuentapropistas y pequeños comerciantes. Los fondos adicionales destinados a jubilados y beneficiarios de la AUH ($27.000 millones por dos meses) son una moneda que apenas compensa la pérdida por la inflación de 2019. Tampoco se anunció una prohibición de despidos y suspensiones en el sector privado, mientras tanto las empresas aprovechan y reducen personal o dejan de pagar los sueldos.

Los recursos para hacer frente a esta situación están al alcance de la mano, si efectivamente se privilegia la salud del pueblo sobre la propiedad monopólica, financiera, bancaria, bonistas, etc. En semejante crisis el conjunto de los recursos deben ir a la atención de la salud del pueblo: es urgente asignar un presupuesto extraordinario a partir de la suspensión del pago de la deuda pública y de los enormes recursos nacionales que se encuentran en manos de empresas monopólicas, bancos y especuladores financieros. La salud es más importante que sus ganancias.

El pueblo argentino se siente interpelado dadas sus enormes reservas solidarias. Su inmensa movilización en favor de la salud popular tarde o temprano chocará contra una estructura económica deformada por la propiedad monopólica de los recursos sociales. Hacia ese blanco deben apuntar las medidas que se tomen para hacer frente a la pandemia.

 *PRML - Partido Revolucionario Marxista Leninista*
_20/03/20_

MARIANELA NAVARRO FOL: "LOS MOVIMIENTOS SOCIALES NOS PONEMOS AL SERVICIO DE LA POBLACION"

“Los movimientos sociales nos ponemos al servicio de la población en el marco de la emergencia sanitaria para enfrentar la pandemia del hambre en las barriadas populares. Vivimos por estos días historias de desesperación para  millones de trabajadores informales, cooperativistas, desocupados, gente humilde que no tiene ni siquiera un ingreso fijo para sobrellevar esta situación. Nuestras familias, deben  elegir si cumplir con las medidas de emergencia sanitaria de aislamiento o si continuamos buscando una changa, vender tortillas o lo que sea para que los nuestros, tengan algo que poner sobre la mesa, porque la comida no alcanza. Por estos días solo la incertidumbre nos acompaña, porque a la permanente inestabilidad y exclusión que nos acompaña desde hace ya mucho tiempo, se le suma la vulnerabilidad sanitaria, menos defensas de nuestros niños como resultado de la mala alimentación, hacinamiento y menos posibilidades de ser contenidos en un sistema de salud destruido para quienes vivimos  en el conurbano y en las  provincias  más pobres del país, donde ni siquiera las gasas existen.
A pesar de la cuarentena estamos obligados a peregrinar por las grandes ciudades para ganar el pan de cada día, muchas de nuestras familias siguen buscando en los basurales con que alimentarse. Somos 5 millones de trabajadores y trabajadoras informales, Somos parte de la exclusión del sistema. Mientras tanto, del lado de enfrente, la opulencia de los ricos que sigue mirándonos con total incomprensión e  indiferencia. 
Hoy como ayer, seguimos parando la olla en cada barrio popular de toda la argentina. Porque si hay alguien que sabe de crisis y de lucha somos nosotros. Seguimos en la pelea cotidiana por el pan de cada día. Allí estamos como siempre lo hicimos, al frente de esta nueva crisis que enfrenta el mundo. Un mundo capitalista que desde siempre ha ignorado a los más humildes.
La pandemia se extiende en el mundo, los estados eligen quien va a morir en el día hoy a consecuencia de sistemas de salud quebrados en favor del lucro y del dinero. Como si esto fuera poco, la militarización de los barrios. De seguro la mayoría de los detenidos serán pobres, serán de los olvidados y perseguidos de siempre.
A pesar de  Indignación profunda por todo el sufrimiento que vive nuestra gente, desde los territorios organizamos la solidaridad. Miles de voluntarias, de las mujeres más humildes garantizan los comedores y merenderos  a lo largo y ancho de la argentina, cumpliendo con nuestra responsabilidad social en esta crisis.
En argentina faltan respiradores, faltan recursos para combatir la pandemia. Falta combatir los privilegios de unos pocos y la concentración de la riqueza.
Nos esperan tiempos difíciles, pondremos todo nuestro empeño al servicio de la comunidad y de nuestra gente. Contra el virus y contra el hambre que se expande tan velozmente como una pandemia.
Nuestras vidas valen más que sus ganancias.
Marianela navarro vocera del Frente de organizaciones en lucha.