13 jul. 2014

ENTRE LOS BUITRES Y LOS DERECHOS DE LOS ARGENTINOS, QUE DECIDA EL PUEBLO


Proponemos la suspensión inmediata del pago de la deuda externa, investigación de la misma y consulta popular vinculante para decidir si la prioridad son los buitres o el pueblo


El fallo de la justicia norteamericana obliga a que Argentina pague alrededor de U$S 1.330 millones y abre la puerta para nuevos reclamos judiciales, la hipoteca podría a llegar a cifras incuantificables.

Lo que está en debate es si seguimos aceptando la subordinación de nuestro país al gran capital y si vamos a seguir endeudándonos y usando el dinero público para pagarle a los buitres o para las necesidades acuciantes de nuestro pueblo.

Desde el 2003, el Gobierno pagó religiosamente la deuda externa. En estos años se pagaron no menos de U$S 173.000 millones de una deuda ilegítima, fraudulenta e ilegal, aceptando a la justicia de EEUU. como Tribunal para decidir sobre el tema. La deuda externa fruto de toda clase de negocios turbios, se creó, entre otras cosas, estatizando las deudas de los bancos, la Shell, la Esso, Techint, Macri, etc. y fue pagada varias veces y con creces desde la democracia hasta hoy.

El gobierno habló de “desendeudamiento” y reconoció a Argentina como “pagador serial”. Pagamos, pagamos y sin embargo la deuda vuelve a acecharnos . El problema es el mismo de siempre: cuanto más pagamos, más debemos. Por eso proponemos suspender el pago e investigar la deuda.

Con el objetivo de conseguir dólares, el gobierno argentino viene cumpliendo todos lo que pide el capital trasnacional: le pagó a Repsol, reconoció la deuda con el Club de París y los pagos al CIADI (el tribunal de Banco Mundial), todo con el dinero del pueblo, aceptando condiciones de negociación y cediendo soberanía a sus espaldas.

Hablamos de deuda externa, pero nuestro pueblo tiene una deuda interna y una deuda social que crecen día a día. El costo de pagarle a los buitres significa para el pueblo argentino, más ajuste y empobrecimiento y más liberalización. ¿Cuándo decidimos que “honrar a los buitres” era más importante que la garantizar el derecho a la salud, educación y la vivienda?

Es momento de decir basta. Que sea el pueblo el que decida si se paga la deuda o si los dineros públicos deben tener otra prioridad.

Por todo eso, proponemos: suspensión de pago de deuda, investigación de la misma, condena a todos los responsables y consulta popular vinculante para decidir si seguimos pagándole a los buitres o si preferimos destinar esos recursos a la salud, la educación, la vivienda, las jubilaciones y el salario.


SUSPENSIÓN INMEDIATA DEL PAGO DE LA DEUDA

INVESTIGACIÓN Y AUDITORÍA DE LA DEUDA

CONSULTA POPULAR VINCULANTE PARA DECIDIR


-- 

No hay comentarios.: