19 may. 2009

UNIDAD PARA LA LUCHA Y EL VOTO BRONCA

PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO
Anticipo Hoy 1267

Ricardo Fierro
Frente a la política de derecha del kirchnerismo que descarga la crisis sobre los trabajadores y el pueblo, se embosca otra derecha en la oposición, con planes de ajuste “perfumados”.
1. Los ignorados se ponen de pie
Casi mil campesinos pobres, originarios y criollos, hombres, mujeres y jóvenes, de doce provincias, se reunieron en el Chaco. Con mucha alegría y muchas ganas de hacer cosas juntos. Con una enorme sed de tierra. Con mucha bronca por la miseria a la que los condena la política kirchnerista, continuadora, para muchos, de siglos de opresión y explotación. Fundaron la Federación Nacional Campesina de la República Argentina. Decidieron el programa que los une. Y convocaron a su primera jornada de lucha el 18 de junio. Fue un encuentro de los que no tienen voz. Son millones. Son los ignorados y ocultados por la prensa, la radio y la TV del sistema. Los Kirchner le pagaron por adelantado al FMI 10.000 millones de dólares de deuda fraudulenta con las reservas del Banco Central, y jamás tocaron un peso de sus promocionados “superávits”, o una estancia en manos de imperialistas, para los millones de campesinos pobres que acaban de darse su organización nacional en el Chaco.
El congreso del Chaco es un hecho histórico. Muestra que los más explotados entre los explotados se están poniendo de pie. Son nuevas brasas, encendidas, que se suman a las que dejó caliente el Argentinazo. Con ellos, con la lucha de los obreros rurales, con la rebelión agraria, unido a la lucha de los obreros fabriles y de las masas populares, se está abriendo un camino ancho para acabar con los sufrimientos y conquistar la liberación nacional y social.
2. La amenaza K
La afirmación de Néstor Kirchner de que si no gana las elecciones se producirá el caos, fue interpretada por los comentaristas y la prensa como una fanfarronada de campaña. Sin embargo, hay que recordar que, el ahora llamado “padre de la democracia”, Raúl Alfonsín, en una situación parecida –un gobierno desgastado que afrontaba elecciones intermedias– trató de zafar sacudiendo al país con operaciones de servicios como el asalto al cuartel de La Tablada por el MTP, y llamados telefónicos con amenazas de bombas en las escuelas.¿Estará diciendo Kirchner: “No nos vamos a ir en helicóptero como De la Rúa, les vamos a incendiar el país”? No hace falta mucho para hacerlo. Todos saben –el gobierno y sus opositores dentro del sistema– que lo peor de la crisis es lo que está por venir. A la caída de la economía yanqui se le sumó la de Europa, que cayó el 2,5% en el primer trimestre de este año, la mayor caída desde la Segunda Guerra Mundial. Con los dos grandes gastadores en crisis, está claro que sus grandes proveedores como China, la India, Brasil, tienen un futuro negro; lo mismo que países que tienen su economía atada a los gastadores y los proveedores, como la Argentina.
Un dato que revela que es amenaza, y no fanfarronada, lo que dijo Kirchner, es que todos los planes para apaciguar la situación terminan con junio: acuerdos salariales provisorios para postergar las paritarias, subsidios a empresas para evitar los despidos de 100.000 trabajadores, planes electoralistas de obras públicas, postergación de aumentos de tarifas, compromisos con provincias para no emitir “pesos basura” tipo patacones (ya los preparan Buenos Aires, Córdoba, Río Negro, Chubut y muchas otras), etc.
3. Planes de los de arriba
Es la gravedad de la crisis lo que lleva a las clases dominantes a buscar salidas tratando de impedir estallidos sociales. Y tratan de evitar, también, una confrontación entre bloques de poder que genere una crisis institucional en medio de una situación tan precaria. En tal situación, una parte de los grupos de poder trabajan para desgastar al gobierno en las elecciones, considerando que, en el mejor de los casos el kirchnerismo rondaría el 30%. Pero que lleguen hasta el 2011, apretándolos luego del 28 de junio, para que hagan un ajuste, y para que eviten un estallido de masas.“De ninguna manera vamos a entrar en recesión”, dijo CK al recibir a Chávez. Pero sabe que no es así, como lo demuestra la decisión de Kirchner de arrasar con los fondos de los trabajadores de la Anses, reestructurando esa repartición, de manera que será el “cajero” De Vido quién maneje los fondos depositados en ella. Los datos de que ya estamos en crisis (o recesión como le dice CK) son abrumadores. Un informe de la UIA marca que la producción de las pequeñas y medianas empresas cayó un 16,2% en el primer trimestre del año. Por primera vez desde el año 1890, la Argentina no exportará trigo y no es seguro que alcance para el consumo interno. General Motors eliminará el 40% de sus concesionarias, ¿qué va a pasar en la Argentina? Ya se vio lo que hizo la alemana Mahle con su planta de Rosario. En los últimos dos años se fugaron del país 37.500 millones de dólares, cifra que iguala a la de la fuga del 2001 que enterró a la convertibilidad.
El kirchnerismo oculta que el supuesto “éxito” de su política en los años pasados, se debió al viento a favor de la economía mundial “inflada” por la especulación financiera. Y que gastó la recaudación de esos años “de vacas gordas” en su política de subsidiar empresas “amigas”, gastos de la “borocotización” de dirigentes y una gran corrupción. Por eso hoy tiene que raspar el fondo de la olla de la Anses para llegar a las elecciones de junio. Y también por eso, para esa política de derecha, prepara el ajuste para después de los comicios; ajuste que negocia acuerdos con los usureros de afuera para renegociar pagos de la deuda que agravarán la asfixia de la producción nacional.
4. La otra derecha
La otra derecha emboscada en la oposición no da respuesta a ninguno de los graves problemas de los trabajadores y el pueblo, brutalmente agravados por la crisis.¿Qué proponen De Narváez, Solá, Macri, Carrió, Prat Gay, Reutemann para acabar con el hambre y la desocupación? ¿Qué plantean frente a la deuda pública ilícita, fraudulenta, usuraria y odiosa? ¿Qué dicen sobre la falta de tierra de millones de jóvenes, y de pobres del campo; o frente a la extranjerización de 17 millones de hectáreas? ¿Qué harán con las retenciones? ¿Qué cambiarían en la minería contaminante que casi no paga impuestos? ¿Qué planes tienen para reactivar la industria nacional? Nada que no sea chamuyo .Si se paga la deuda, no se para la fuga de divisas, no se toca la tierra (ni siquiera la extranjerizada), y no se defiende la producción nacional industrial y agraria, cualquier cosa que digan las dos derechas, la que está en el gobierno y la que le va serruchando el piso, la única salida es seguir cargando la crisis sobre las espaldas de los trabajadores, los chacareros y el pueblo.
5. Lo que tiene futuro
El país va hacia grandes tormentas económicas, sociales y políticas. Las clases dominantes trabajan para que la crisis la paguen los trabajadores y el pueblo; y éstos no tienen otra salida que reagrupar fuerzas para que la paguen los que la provocaron y se llenaron los bolsillos, derrotando esta política kirchnerista, sin darle aire a la otra derecha, la que viene emboscada en la oposición. En el 2001, fue la lucha de los desocupados (hambreados por las políticas de Menem y De la Rúa), desde Cutral Co hasta los cortes largos de La Matanza, y el mazazo electoral del voto bronca en octubre del 2001, los que crearon las condiciones para torcerle el brazo a esa política en diciembre del 2001. Así se impuso el no pago de la deuda, con lo que se logró paliar el hambre y frenar la quiebra de decenas de miles de productores agrarios y de Pymes. Ahora fueron grandes luchas obreras, desde el 2003 hasta ahora, puebladas como las de Santa Cruz que volteó a Sancho, el masivo voto bronca que fue la primera fuerza en el 2007, y la gran rebelión agraria que sigue adelante, lo que desgastó al gobierno kirchnerista. El estado asambleario que crece en el pueblo, la reorganización y recuperación de los cuerpos de delegados obreros, y la confluencia de la lucha de los trabajadores, los campesinos pobres que se organizan, los chacareros y el pueblo en las multisectoriales van creando las bases para una salida popular frente a la crisis. La asamblea de multisectoriales recientemente realizada marcó el camino para reagrupar fuerzas en un gran centro coordinador popular, con su propio programa económico, social y político. De ahí la importancia de la convocatoria a Cañuelas, el 25 de Mayo, y a una asamblea nacional de multisectoriales en la primera quincena de junio. Y para que ese camino avance, derrotando a esta política K, hay que multiplicar las luchas, dar un mazazo de votos bronca: en blanco, anulando o no votando, el 28 de junio, y a partir del 29, unidos, cualquiera haya sido la forma de votar, hay que hacer tronar el escarmiento con un paro nacional obrero, chacarero, estudiantil y popular. Y de la mano de las multisectoriales, asambleas populares, cuerpos de delegados y multigremiales, por el camino del Argentinazo y la rebelión agraria, crear las condiciones para un gobierno de unidad popular, patriótico y democrático. La unidad del voto bronca con la lucha, el debate asambleario, las multisectoriales y cuerpos de delegados fabriles: esa es la salida positiva, con futuro.

No hay comentarios.: