6 feb. 2020

CELE FIERRO: "DEFAULT SOBERANO, ES LA ÚNICA SALIDA A FAVOR DE LAS MAYORIAS"

Buenos Aires, 05 


Desde toda la superestructura política y mediática, nacional e internacional, trabajan para convencer a las mayorías populares que la única salida que tienen los países que contrajeron préstamos con organismos internacionales de créditos, es pagar sus deudas hasta el último dólar, aunque sea a través de renegociaciones que incluyen nuevos condicionantes.
A lo anterior se suma que construyen una situación hipotética de catástrofe política y económica que se generaría si no se paga la deuda. La realidad es que son argumentos para justificar desde todos los sectores seguir bajo los designios, del FMI y, en el caso de nuestro país seguir “honrando” una deuda ilegítima y fraudulenta.
En necesario desmitificar el default o cesación de pago, nosotres proponemos que se declare un default soberano, como primera medida (no la única) para tomar el control real de la economía de nuestro país.
Ante la pregunta ¿Qué pasa si no pagamos? La primera respuesta real y concreta, es que los recursos que se destinarían a pagar esa estafa se podrían destinar para resolver problemas estructurales como la generación de puestos de trabajo genuino a través de obras públicas, dar aumentos generales de salarios, jubilaciones y planes sociales, aumentar los presupuestos para salud, educación entre otras medidas. Solo con el no pago de los vencimiento de 2020 se podrían construir alrededor de medio millón de viviendas sociales, generar 2 millones de puestos de trabajo, y duplicar los presupuestos de salud, educación por ejemplo. Es decir, que sería un medida favorable para les trabajadores, jubilados, la juventud y los sectores populares.
A estas medidas hay que sumar política para tomar el control de los pilares de la economía, empezando por la nacionalización de la banca y el comercio exterior, para impedir que se sigan fugando divisas y ser quienes determinen lo que se exporta e importa en base a las necesidades reales de la población. La estatización de todos los servicios públicos, que tienen que ser controlados por parte de sus trabajadores y usuaries.
Cuando nos plantean que vamos a quedar aislados del mundo, sufrir bloqueos o intervenciones, es bueno poder hacer un poco de memoria y también detenernos a analizar la situación mundial. Por un lado, varios países en la historia han desconocido deudas entre ellos el propio EE.UU. dos veces. Hay jurisprudencia internacional sobre “deudas odiosas” para avalar el no pago. Y por el otro, en un mundo en crisis con disputa de intereses se puede entablar relaciones con diferentes países.
Dicho esto, se pueden tomar medidas contra todos aquellos capitales que quieran actuar en contra de la soberana decisión del no pago, empezando por el embargo y expropiación de propiedades y activos de los acreedores extranjeros. Como así también darle impulso a un frente de países deudores, para oponer a las extorsiones imperialistas.
Todas estas medidas se pueden afrontar si se tiene un proyecto político de ruptura con los intereses del imperialismo, y no de sumisión como vemos en gobierno actual, que durante la campaña denunciaba la estafa de la deuda contraída con el FMI desde la adquisición como que más del 80% lo fugaron, es decir no vimos ni un solo peso, y ahora recorre el mundo buscando apoyo para una renegociación que sin importar los plazos que se acuerden, es pagar y legitimar ese fraude con el padecimiento del pueblo. Es por esto que lo que hace falta es un proyecto político anticapitalista, que ponga a funcionar los resortes de la economía a favor de les trabajadores, dejando de ser garante de los intereses del capital. Ese proyecto es el que levantamos desde el MST en el FIT Unidad, y convocamos a todos a sumarse a fortalecer la campaña por el no pago de la deuda.

No hay comentarios.: