29 ene. 2013

LUCIANO ARRUGA: A 4 AÑOS DE SU DESAPARICION


LUCIANO ARRUGA: A 4 años de su desaparición

Avances en la causa y amenazas a familiares y amigos
Luciano Arruga es un joven desaparecido por la policía bonaerense el 31 de enero de 2009 por haberse negado a robar por encargo de sus propios secuestradores. Luciano fue secuestrado cuando tenía 16 años y hay sobradas evidencias de que fue capturado por la policía en la esquina de su casa, en Lomas del Mirador, y llevado al destacamento policial. Desde que Luciano había rechazado la “oferta” de la policía de robar para ellos, fue víctima de una serie de ataques que fueron denunciados en su momento.
El pasado lunes 7, y a pedido de dos fiscales, se concretó la detención del policía Julio Diego Torales. El efectivo está imputado por “Vejaciones y Severidades” a partir de la detención de Luciano Arruga en el Destacamento de Lomas del Mirador, ocurrida el 22 de septiembre de 2008. Esa detención ocurrió meses antes de la desaparición de Luciano.
Aquella vez, Luciano estuvo durante todo el día en la cocina de la dependencia policial, que, por tratarse de un Destacamento, no podía albergar detenidos. Su mamá y su hermana pudieron escuchar cómo era torturado y lo llevaron posteriormente al hospital. Luciano señaló a Torales como uno de sus agresores. La familia del joven desaparecido reclama que la carátula de la causa sea “Torturas” y que vayan presos todos los policías presentes aquel día. De más está decir que esto se podría haber resuelto casi cuatro años atrás, cuando la familia de Luciano denunció este hecho. Ello no ocurrió por la negligencia de la fiscal a cargo de investigar la desaparición del joven, Roxana Castelli, que fue denunciada  por este motivo ante la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados.
En relación a la causa que investiga la desaparición de Luciano, si bien la carátula continúa siendo “Averiguación de paradero”, el miércoles 9 de enero el Juez Gustavo Banco dio lugar al pedido de federalización de la causa, entendiendo que el caso Arruga trata de una desaparición forzada. Ahora depende de la Justicia Federal aceptar o no que la carátula sea la que debió ser desde un principio: “Desaparición forzada de persona”. En el caso de que la Justicia Federal no dé lugar al cambio de fuero, la familia apelará a la Corte.
Estos resultados, aún pocos e insuficientes, son producto de la lucha de la familia de Luciano, así como también de organizaciones y partidos que la acompañan en la pelea por darle visibilidad a un caso que fue ninguneado por los poderes político y judicial. Para los que reclaman por el juicio y castigo a todos los responsables políticos y materiales de la desaparición de Luciano Arruga, la detención de un policía y la aceptación al pedido de cambio de carátula de la causa nos sirve de impulso para ir por todo lo que falta: la aparición de Luciano Arruga y el juicio y castigo a todos los responsables.
En este cuadro, el grupo de familiares y amigos de Luciano Arruga viene denunciando hostigaciones continuas. Además de llamadas telefónicas y amenazas, hace poco tiempo Mario (hermano de Luciano) fue parado por dos policías, uno uniformado y otro de civil, sin identificación. El entorno de Luciano sostiene que los amedrentamientos son muy graves y responsabilizan al poder político de cualquier cosa que les pudiera suceder, por denunciar a la mafia policial que es encubierta y reforzada por el gobierno de turno.

Secretaría de DDHH-ADEMYS

No hay comentarios.: