26 feb. 2013

CONVERGENCIA SOCIALISTA: RECHAZAMOS EL MEMORANDUM DE CRISTINA PORQUE SIGUE LAS MISMAS PISTAS QUE LA CIA Y EL MOSSAD

martes, 26 de febrero de 2013


Desde nuestra organización repudiamos el atentado contra la AMIA, al igual que la mayoría de los partidos de izquierda de este país. Por esa razón vemos necesaria la conformación de una comisión investigadora independiente del gobierno y la justicia, que lo único que han hecho es tratar de demostrar que Irán es un “estado terrorista”, sumándose así a la campaña internacional organizada por el estado sionista de Israel.
Desde esa ubicación declaramos nuestra oposición a la “comisión por la verdad” y al memorandum de entendimiento con el régimen iraní, que acaban de imponer Cristina y el canciller Timerman. Es que el gobierno -con el visto bueno de Obama- continúa actuando con la misma lógica del juez Galeano y el fiscal Nisman, o sea investigando la “pista iraní”.
Esto mismo lo acaba de aclarar Diana Malamud de Memoria Activa, una de las asociaciones de víctimas del atentado, cuando en Página 12 del 17 de febrero le preguntaban si confiaba en las negociaciones, a pesar de que “Irán no es un interlocutor confiable”:
“Por supuesto que no lo consideramos un interlocutor confiable. Estamos hablando de un país que tiene integrantes de su gobierno sospechados de ser autores intelectuales del atentado a la AMIA. Pero los imputados son ellos, con lo cual lo que hay que hacer es negociar con el país donde están, no hay otra opción.”
Memoria Activa, al igual que otros sectores de la comunidad judía, apoya la política del gobierno, jugándose a que el régimen iraní -que en estos momentos está renegociando con los yankys su papel en la región- entregue a alguno de los imputados.
Malahud explicó este punto de vista haciendo referencia a lo que pasó varios años luego del atentado de Lockerbie, ocurrido en 1988 en el Reino Unido:“Esto ya ocurrió en el caso del avión de PanAm con Libia y finalmente Libia entregó a los terroristas sospechados. En ese momento muchos habrán dicho que no debía negociarse con Libia.”
Cristina Krichner está aplicando una orientación que ya funcionó con Kadaffi. Asumiendo que si fracasa -debido a la negativa de los ayatollahs a que alguno de sus funcionarios se presente ante la justicia argentina- Irán quedará “in fraganti”, dándole al gobierno y a los sionistas más y mejores argumentos para condenarlo internacionalmente.
Cristina -como antes Menem y Néstor- sigue eludiendo la posibilidad de acercarse al meollo de la cuestión, que no pasa por Irán ni por el “terrorismo árabe”, sino por asumir que la principal responsabilidad del atentado es del único estado terrorista de la región, Israel, que fue construido artificialmente para masacrar a las masas árabes, persas y palestinas.
Para encontrar la verdad hay que comenzar por decir que la bomba explotó luego de que Carlos Menem se alineara incondicionalmente a los yankys y al sionismo, apoyando la invasión de 1991 a Irak y a cada uno de los ataques criminales perpetrados por Israel contra el pueblo palestino: En 1992 volaron la embajada de Israel de Retiro y en 1994 la sede de la AMIA.
Si quienes organizaron estos atentados trataron de ayudar a la causa de los pueblos oprimidos de Medio Oriente, en realidad lograron lo opuesto. A tal punto que le dieron una excusa excepcional a Menem para que traiga al país a los agentes de la CIA y el Mossad -las dos organizaciones terroristas más grandes del planeta- pidiéndoles que colaboren con la investigación…
Los dictámenes de la justicia se basaron en las “pruebas” brindadas por estos gangsters al servicio de los monopolios. De allí salieron la “pista iraní” y los pedidos de captura para varios funcionarios de ese estado y de distintos ciudadanos argentinos que profesan la fe islámica, como el Sheij Abdala Madani, un reconocido luchador antiimperialista que esa época estaba a cargo de la mezquita de Cañuelas.
Como socialistas no compartimos las políticas del gobierno iraní, que para defender los intereses de las patronales persas, aplica una salvaje represión y la ley del Corán; ni con el apoyo que le está dando Ahmadineyad al carnicero de Siria, Al Assad. Sin embargo defendemos a Irán de cualquier ataque imperialista o sionista; como en el fondo es este “memorandun”, que constituye un verdadero presente griego.
Tampoco acordamos con la postura de la organización de víctimas APEMIA, que cuenta con la simpatía de sectores de izquierda integrantes del espacio Memoria, Verdad y Justicia. Aunque a diferencia de otros, plantea la responsabilidad del estado argentino, no denuncia el rol siniestro del Estado de Israel y mantiene la tesis de la “pista iraní”, reclamando que ese país abra sus archivos secretos.
Los socialistas revolucionarios de CS decimos: ¡Basta de sumisión a los dictados del imperialismo y del estado de Israel… los terroristas son ellos!

No hay comentarios.: