26 feb. 2013

NUEVO MAS: RECHAZAMOS EL MEMORANDUM K Y LA CAMPAÑA PRO-SIONISTA DE LA OPOSICION

COMUNICADO DE PRENSA



Héctor “Chino” Heberling dirigente del Nuevo MAS declaró: “rechazamos el memorándum del gobierno K y postulamos una salida independiente para el esclarecimiento del atentado, que parte de condenarlo como un método ajeno a los intereses de los explotados y oprimidos. El camino debería ser el de la formación de una comisión investigadora independiente integrada por los familiares de las víctimas del atentado, organizaciones populares y de derechos humanos que determine las responsabilidades del caso.

Para el miércoles 27 día en que se votará el tema en la Cámara de Diputados está llamada una concentración “para rechazar el memorándum” impulsada por sectores de la comunidad judía como la DAIA y la oposición patronal pro-sionista.
Se rechaza el memorándum, pero para sostener la política del estado de Israel, que impugna, por principio, toda relación con Irán.

Participar de esa concentración es hacerle el juego al sionismo y al imperialismo que buscan aislar y condenar un estado políticamente independiente, al que defendemos del imperialismo sin por ello conceder el menor apoyo político al régimen teocrático y reaccionario que está a su frente y que niega el genocidio del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial.

Los que convocan a esta marcha se apoyan en un doble estándar o una doble moral.  Bajo el taparrabos del genocidio histórico contra el pueblo judío se justifica otro actual. Porque el estado de Israel surgió de la limpieza étnica del pueblo palestino, es un enclave del imperialismo en medio del mundo árabe y practica de manera sistemática el terrorismo de Estado sobre la población palestina y otros pueblos árabes oprimidos de la región.

Por eso consideramos un verdadero escándalo la posición de algunas corrientes de izquierda que también llaman a concentrarse en Congreso, ya que no hay manera de cambiarle el contenido a una jornada dominada por la propaganda de los partidos patronales gorilas y los sectores como la AMIA y la DAIA que defienden y apoyan al sionismo y al imperialismo yanqui.

La participación o no de esta concentración fue motivo de arduos debates entre las corrientes de izquierda, mientras algunas ratificaban su presencia sin importarle “mezclar las banderas con los otros convocantes” que lejos de ayudar confunden a los compañeros que simpatizan con la izquierda, otras se bajaban vergonzantemente aduciendo “diferencias tácticas”, en ese debate el Nuevo MAS fue claro: concurrir a una concentración reaccionaria no es un problema “táctico” es un problema político de primer orden, porque ninguna organización que se considere revolucionaria puede hacer de furgón de cola en una concentración dominada por los sectores pro-sionistas”.    

No hay comentarios.: