4 dic. 2013

REPUDIAMOS LA "ASAMBLEA UNIVERSITARIA" DEL AJUSTE

TUN 29 de MAYO - UBA


Repudiamos  la “Asamblea Universitaria” del ajuste

Durante los meses de octubre y noviembre, cientos de estudiantes de varias facultades de la UBA expresamos -mediante la toma de edificios y Consejos Directivo, movilizaciones y asambleas-nuestro repudio a “elección” de las autoridades de cada casa de estudios, donde una minoría política mantiene el poder de decisión por sobre el conjunto de la comunidad académica. En medio del repudio estudiantil, atrincherados con la “protección” de agrupaciones oficialistas, funcionarios, policías y hasta barrabravas fue como asumieron los decanos de Sociales, Filosofía, Exactas, Ingeniería, Psicología y el mismo Consejo Superior.
Asimismo, los estudiantes no solo cuestionamos la falta de democracia en la UBA: también queremos abrir una discusión acerca del destino y la orientación de la educación pública, porque las autoridades buscan perpetuarse en los sillones del poder para mantener el ajuste presupuestario, las acreditaciones a la CoNEAU, profundizar mercantilización de la educación, los posgrados pagos, la precariedad laboral y los negociados de la universidad con el sector privado.
Dentro de pocos días, esta orientación va a tener un nuevo empuje cuando Alberto Barbieri –decano de Cs. Económicas- sea “elegido” como Rector, en una sesión de la Asamblea Universitaria que tendrá lugar detrás de vallas y policías, probablemente en el Congreso Nacional. Esta figura es el máximo exponente de la mercantilización de la universidad y cuenta con el aval del kirchnerismo, del radicalismo universitario y hasta del PRO, puesto que garantiza la aplicación del ajuste presupuestario que impone el gobierno nacional y cuida los negociados y las “cajas” que decanos y funcionarios tienen en la UBA.
Esta lucha cuenta con el antecedente inmediato de La Rioja: en la UNLaR una asamblea permanente de miles de estudiantes y docentes cuestionó al régimen universitario en su conjunto, tomando las facultades y movilizando a grandes sectores del pueblo bajo la idea de “que se vayan todos”. Esto nos enseña que la democratización no es un debate sobre las formas de representación, los estatutos o el voto ponderado, sino un ejercicio práctico de lucha. Nunca vamos a obtener la democratización de parte de quienes sostienen el régimen universitario: la democracia debe ser conquistada desde una posición de fuerza.
En esa dirección debíamos transitar cuando despuntaron las luchas en cada Facultad, que se diluyeron a falta de una política más ofensiva de parte de las conducciones de los centros de estudiantes. Hoy llegamos a la elección del rector con un proceso de movilización muy limitado, sin haber desarrollado un plan de lucha y ven medio de peleas internas en la FUBA, cuya conducción está más preocupada en disputarse la referencia de la Federación que en desarrollar la lucha contra el Rectorado.
La Mella posa de luchadora frente al Rector para no perder terreno luego de haber sido derrotada por la izquierda en las elecciones en toda la UBA, justamente por su política de adaptación a las gestiones (como en Filosofia y Sociales) y tras años de hacer la plancha en la lucha contra el ajuste presupuestario. Por otro lado, el FIT decidió ponerle paños fríos al proceso iniciado con las tomas de facultades, frente al temor de desatar las energías del movimiento estudiantil y no poder controlarlas. Hoy su planteo de una “asamblea democrática” no tiene sustento porque le falta un proceso de lucha que sirva como base del poder estudiantil, sobre la cual enfrentar a las autoridades y conquistar nuestros reclamos.
Es necesario escrachar frente a toda la sociedad a estas “autoridades”, cuya autoridad es tan ínfima que deben esconderse detrás de un operativo policial cuando los estudiantes manifiestan su voluntad de cambio. Es necesario avanzar -en los días que restan- en la organización de una movilización masiva que rompa con la maniobra de elegir Rector durante el receso de verano. Con el ejemplo de La Rioja como norte, avancemos con ofensiva para que la pelea contra la elección del Rector sea el puntapié de un proceso de movilización por la democratización de la UBA.


No hay comentarios.: