14 oct. 2019

FOGONEROS OLNyS: EL PUEBLO ECUATORIANO GANA LAS CALLES CONTRA EL FMI, EL GOBIERNO Y EL PAQUETQZO

EL PUEBLO ECUATORIANO GANA LAS CALLES CONTRA EL FMI, EL GOBIERNO Y EL PAQUETAZO

ESTALLIDO EN ECUADOR
Desde hace casi dos semanas el pueblo trabajador de Ecuador se encuentra manifestándose en las calles, las rutas, ocupando edificios públicos en total y contundente repudio y rechazo al paquetazo de medidas antiobreras y antipopulares del gobierno de Lenin Moreno, que de la mano de la injerencia del FMI dan lugar al préstamo usurero y parasitario de 4.200 millones de dólares.
Ya se venía trabajando el paro general y la huelga nacional desde varias organizaciones sociales y populares con jornadas de movilización. El mismo, inicio con la participación de las y los estudiantes, campesinas y campesinos, obreras y obreros, pueblos indígenas y jubiladas y jubilados. Algunas de las organizaciones que articularon para esta acción fueron el FUT, la CONAIE, CUTCOP, PARLAMENTO LABORAL, entre otras. Después de dos días de declarado el paro, el sector de los transportistas se suma a las medidas de fuerza para negociar particularmente por su sector. El paquetazo anunciado el 3 de Octubre por el mandatario Lenin Moreno, que tuvo su impacto feroz sobre la suba de los combustibles producto de la quita de subsidios del Estado, la Reforma Laboral y Tributaria, está siendo resistido por un levantamiento popular genuino y contundente, vociferando también el “que se vayan todos”, “fuera el FMI”, “el Pueblo unido jamás será vencido”, marcando en perspectiva la decisión política de un pueblo que ha sabido enfrentar a lo largo de la historia las medidas de ajuste y represión y se ha llevado puesto ya a otros presidentes que tuvieron la misma iniciativa que hoy tiene Lenin Moreno.
La profundización del ajuste, el costo elevado de vida, los salarios de miseria mutilados por estas políticas con clara orientación de clase, la desocupación y precarización laboral y las constantes subas (la última fue de un aumento neto del 123%) que generan incrementos ilimitados en los productos básicos de la canasta familiar. Luego la política represiva, Lenin Moreno declara el estado de excepción, otorgándose la facultad de militarizar el país y las zonas que muestran alto nivel de combatividad para posteriormente declarar el Estado de sitio y reprimir indiscriminadamente, poniendo al Ejército en las calles con francotiradores con vía libre para disparar. Esto, en momentos de altos niveles de conciencia y confrontación, no es más que echar leña a un fuego que a priori no tiene fin, y que en los hechos se pudo ver. El 7 de Octubre llegan miles y miles de compañeras y compañeros indígenas desde distintos puntos del país a la capital de Quito, forzando al gobierno a trasladarse a la segunda ciudad del país más poblada, Guayaquil, una muestra más de la debilidad política del mismo.
Luego de varios días de movilizaciones y enfrentamientos callejeros los movimientos sociales e indígenas se convocaron para el 9 de Octubre a un paro general y movilizaciones sistemáticas hacia Quito. Trabajadores y trabajadoras, compañeras y compañeros indígenas, todo un Pueblo se vuelca masivamente a la calle y las rutas con una consigna clara: NO AL PAQUETAZO, fuera Lenin Moreno. En esas consignas remarcaron también como las políticas del gobierno obedecen al FMI, benefician a las empresas transnacionales extractivistas, dejándole al pueblo trabajador más hambre y miseria. Las protestas a su vez fueron brutalmente reprimidas y hoy el saldo es de 10 asesinados en manos del Estado, más de 2. 000 heridos, más de 1.000 presos y 100 desaparecidos. Como así también un gobierno totalmente acorralado entre cumplir a rajatabla la receta del FMI y la fuerza del poder popular y su acción potencialmente transformadora en las calles y con contundencia.
Está claro que el plan del FMI es para toda Nuestra América, y que su único objetivo es avasallar las condiciones de vida de la clase trabajadora, profundizar el saqueo de nuestro bienes comunes y garantizar las reformas que la especificidad de nuestra zona necesitan para aumentar al superexplotación, con el fin de concentrar las riquezas en cada vez menos manos. Para el pueblo, miseria, desocupación, aumento de la “población sobrante”, muerte indiscriminada, etc. Para los especuladores burgueses, más beneficios, más ganancias, más privilegios y riquezas.
Lo más digno que podemos hacer como pueblo trabajador latinoamericano es unir las fuerzas y dar pelea, resistir las políticas de ajuste y avanzar como el pueblo Ecuatoriano, haciendo retroceder con la fuerza popular las políticas que estos gobiernos títeres del FMI intentan impulsar. La situación en nuestra Argentina es muy similar, y la lucha se va organizando a lo largo y ancho del territorio, pero con una marcada influencia que aplaca la verdadera valentía y fuerza de nuestro pueblo, la burocracia más rancia del PJ y todas las organizaciones que se ubican a la cola de sus intereses, haciendo de bomberos y desviando la lucha hacia la salida electoral burguesa de Octubre, planteando como salida el Pacto Social que solo le da beneficios a la clase dirigente capitalista, que sólo cuida los negocios del FMI, los bancos y las Multinacionales.
Necesitamos unir todas las luchas de la clase trabajadora, como en Ecuador, que a día domingo 13 de Octubre logro garantizar una mesa de diálogo que dio como resultado la derogación del Decreto 883, mostrando que la única salida está en las calles, confrontando contra el enemigo de clase y sus intereses. Debemos sobrepasar a las burocracias sindicales y a las falsas oposiciones de gobierno burgués que ayer por cadena nacional debatían sobre sus proyectos ajustadores y que son parte del mismo armado del FMI para gobernar el continente. Necesitamos ganar las calles y rutas, los lugares de estudio y trabajo, ocupar los Ministerios públicos, y construir al calor de la lucha planes de acción con permanencia y escalonados. Necesitamos un paro general por tiempo indefinido para frenar las políticas antipopulares y mostrar la salida con contundencia. Ese camino solo podrá gestarse desde las bases y construirlo en la unidad de todos los sectores sociales, clasistas y combativos del movimiento obrero. Por eso seguimos caminando hacia la construcción de una Asamblea Nacional de Trabajadoras/es ocupadas y desocupados, para echar a Macri y a cualquier otra alternativa de gobierno asociado al FMI y al Imperialismo.
Por la unidad de todos los pueblos de Nuestra América que luchen contra el FMI y todos sus intereses, sus socios locales y sus gobiernos administradores de Estados en manos de los Monopolios extranjeros.
COMO EL PUEBLO DE ECUADOR, GANEMOS LAS CALLES
ECHEMOS AL FMI DE AMÉRICA LATINA
NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA
POR EL ÚNICO CAMINO QUE PODRÁ DAR SALIDA A FAVOR DE NUESTROS PUEBLOS: LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA

No hay comentarios.: