12 dic. 2012

RODEAR LA LEGISLATURA, PARA QUE NO PASE EL PACTO MACRI - K


Este jueves 13
RODEAR LA LEGISLATURA, PARA QUE NO PASE EL PACTO MACRI - K
En el día de ayer, la Legislatura de la Ciudad fue el escenario de una inusual movilización política. En un conjunto de audiencias públicas, debía considerarse el “paquete” de leyes pactadas entre el macrismo y el kirchnerismo, en torno de la entrega de una serie de espacios públicos vitales en favor del capital inmobiliario y diferentes grupos empresarios. Entre ellas, la cesión de terrenos ferroviarios; la entrega del 40% de las tierras del Parque Roca a la federación empresarial camionera y la habilitación de un complejo de megatorres en la Costanera Sur, junto a la reserva ecológica. Es un paquete confiscatorio que supera, en su alcance, a los negociados de Grosso, Domínguez o la Alianza. Los incentivos y exenciones por doquier que p! lantean estos proyectos en favor de los empresarios inversores constituyen un golpe a los ingresos presupuestarios de la Ciudad, que querrán ser compensados con impuestazos a los vecinos.
No es un secreto que las “audiencias públicas” –previstas por la constitución de la Ciudad para el tratamiento de ciertas leyes- suelen ser un trámite formal, para rodear de un barniz “participativo” o “democrático” a la sanción de leyes. El miércoles, sin embargo, las audiencias pusieron de manifiesto una crisis política. Más de 1000 expositores se anotaron. Entre ellos, dirigentes ambientales, vecinales, de los movimientos villeros, de las organizaciones de las comunas y –como el PO- opositores políticos al pacto Macri-K en la Ciudad. Durante horas, se renovaron las críticas a los proyectos confiscatorios que quieren ser votados este jueves 13. Según se denunció en las audi! encias, la propia Cristina Kirchner instruyó a sus legisladores de que la votación de estas leyes “no podía pasar del día 13”. Para cumplir con el cronograma, los diputados y funcionarios macristas y kirchneristas intentaban clausurar audiencias e iniciar otras a su antojo, en medio del escándalo y del repudio de los presentes.
El punto más alto de este choque se vivió al interior del propio kirchnerismo, cuando un delegado de la villa Rodrigo Bueno –perteneciente a una agrupación K.-acusó al legislador de La Cámpora, Juan Cabandié, de haber entregado la lucha por la urbanización de la villa a los intereses del grupo IRSA. “Tus padres desaparecidos –agregó con dureza- lo hubieran repudiado”. La careta de los “derechos humanos” fue arrancada por un trabajador que había creído en ella.
Aunque parece fuera de este paquete, la ley del traspaso del subte ocupa un lugar crucial en el pacto Macri-K. El ajuste contra los usuarios y trabajadores del subte –que los K han tercerizado en favor del macrismo- se inscribe en esta tentativa de reorganización de la Ciudad en favor del capital financiero.
En este cuadro, el repudio masivo que se ha expresado en las audiencias públicas de este martes 11 no puede quedar como un mero registro “testimonial”. Apoyémonos en él para impulsar, este jueves, una gran movilización de todas las organizaciones obreras, populares y vecinales de la Ciudad, para que no pase el pacto Macri-K. Debatamos en todas las comunas cómo concurrimos este jueves; contra el traspaso del subte al gobierno PRO, abajo los tarifazos e impuestazos; defensa integral de la jornada de seis horas; abajo la entrega de las tierras públicas; urbanización de la villa Rodrigo Bueno y de todas las villas de la Ciudad.

No hay comentarios.: