17 sep. 2017

PRML: POR LA APARICION CON VIDA DE JULIO LOPEZ


Jueves, 14. Septiembre 2017
El lunes 18 de septiembre, al cumplirse el 11 aniversario de su segunda desaparición, y como todos los años, el Encuentro Memoria Verdad y Justicia convoca a movilizar de Congreso a Plaza de Mayo exigiendo la aparición con vida de Jorge Julio López.
Esta movilización se produce en un marco atravesado por otra desaparición, la de Santiago Maldonado. A diferencia de las responsabilidades que le cupieron al kirchnerismo alrededor de la desaparición de López -por no cuidar la seguridad de un testigo, por haber arrancado sembrando dudas sobre la víctima, por no investigar las pistas que apuntaban hacia las fuerzas de seguridad; en definitiva, por haber sido garantes de la impunidad de sus captores-, en la desaparición de Maldonado el gobierno de Macri tiene responsabilidad directa sobre el hecho en función de su política hacia la pelea mapuche. Por eso es de una hipocresía insostenible que desde el macrismo se pretenda preguntar dónde estaban los que marchan por Maldonado cuando desapareció López. A esa provocación le respondemos: los que desde el primer día estamos buscando a López hoy también exigimos la aparición con vida de Maldonado. Por eso esta movilización será continuidad de la pelea contra la política de represión e impunidad que lleva adelante este gobierno.
Las responsabilidades materiales e ideológicas sobre la segunda desaparición de Julio López deben ser buscadas en el aparato de la policía bonaerense, la fuerza a la que pertenecía Miguel Etchecolatz, y en los elementos inactivos en torno a ella ligados a la represión ilegal. Si bien Néstor Kirchner denunció su desaparición -desandando las primeras declaraciones de Aníbal Fernández, por entonces ministro de Interior, minimizando el hecho-, ni su gobierno ni el de Cristina Kirchner hicieron nada serio por profundizar en las pistas que indicaban en dirección a la maldita bonaerense. El ministro de Seguridad de la provincia, León Arslanián, fue claro cuando graficó que no iban a poner en peligro la “gobernabilidad de la fuerza”. Así, el reclamo por López fue diluyéndose en el oficialismo y en los organismos afines. Por supuesto que con el gobierno de Macri esta situación no varió en absoluto. De esta forma recayó, en los organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y políticas y personalidades consecuentes con su búsqueda, la tarea de levantar la bandera de su aparición con vida durante todos estos años.
Una vez más como hace once años, reclamamos la aparición con vida de Julio López y el castigo a los culpables. Reivindicamos asimismo el enorme aporte de los ex detenidos-desaparecidos, cuyos testimonios son claves para condenar a los genocidas, honrando la memoria de nuestros 30.000 detenidos-desaparecidos.
Dos veces desaparecido
Julio López fue detenido-desaparecido durante la última dictadura cívico-militar. Fue secuestrado, mantenido en cautiverio y sometido a torturas junto Nilda Eloy (quien integra la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos) y otros compañeros que no sobrevivieron. Por estos hechos, Miguel Etchecolatz, integrante de la policía bonaerense, fue uno de los primeros genocidas condenados tras la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Para que esto sucediera fue clave el testimonio que durante el juicio dio López, quien se encuentra desaparecido desde el 18 de septiembre de 2006, el día en que los abogados de Justicia Ya! presentaron el pedido de perpetua para el acusado.
18/09: Todos a la marcha a Plaza de Mayo y a las movilizaciones de todo el país.   Facundo Palacios

No hay comentarios.: