8 may. 2018

DECLARACIÓN DEL FAS - FUERA EL FMI, MACRI Y EL PLAN DE AJUSTE

Miércoles 9, a las 16 horas al Congreso: Por un nuevo 18 de Diciembre para echar al FMI ¡Fuera Macri y el Plan de Ajuste!

Declaración del FAS (Convergencia Socialista, FAR y Partido Guevarista) 

El gobierno acaba de anunciar que volverá a pactar con el Fondo Monetario Internacional con el propósito de implementar un “Plan de Rescate Económico” de unos 30 mil millones de dólares para concretar lo que el ministro Dujovne denominó “Financiamiento Preventivo”. ¡Este confirma que la única receta de Cambiemos es continúa siendo endeudar al país a los grandes usureros internacionales, que como siempre nos harán pagar con sangre, sudor y lágrimas por estos fondos!

Los anuncios fueron dados luego de siete días en los que estuvieron de fiesta los especuladores y durante la cual se produjo una fenomenal fuga de capitales que expresa la falta de confianza en el gobierno por parte de los mismos “mercados” que lo vienen sosteniendo. ¡Los CEOs atacan al gobierno de los CEOs, demostrando que estamos transitando un quiebre en las alturas del poder gigantesco, que debe ser aprovechado por los trabajadores y el pueblo para pegarles un golpe de gracia.

Ahora, con este cambio de calidad en las medidas de ajuste, las nuevas “relaciones carnales” con los tránsfugas del FMI significará la imposición de condiciones draconianas que, obviamente, serán descargadas sobre las espaldas del pueblo trabajador, que sufrirá una profundización de la caída del poder adquisitivo de los sueldos, miles y miles de despidos y avancen en las políticas de flexibilización laboral. Al mismo tiempo, los intensificarán el saqueo de los recursos naturales.

Esa crisis, como tuvo que reconocer Macri, no es de carácter nacional sino internacional, por lo tanto serán países como el nuestro - denominados “emergentes”, por no decir semicolonizados o dependientes - los que más sufrirán los efectos de las políticas dictadas por los dueños del mundo en sus oficinas de New York u otras capitales imperialistas. ¡Macri abrió de par en par las puertas del gallinero para dejarlo en manos de los lobos de Wall Street!   

Con estas medidas, que esencialmente atacan a los trabajadores y el pueblo, el gobierno les habló a los “inversores” para tratar de calmar su desconfianza. Sin embargo estos que la situación del presidente es como la del capitán del Titanic, que avanza inexorablemente hacia el iceberg que lo terminará de hundir. Por eso, los imperialistas y sus organismos crediticios pretenden un endeudamiento que lo continúen pagando los gobiernos patronales que sucedan al de Cambiemos.

Frente a semejante situación, la CGT, ni la CTA - que no decretaron el cada vez más necesario Paro Activo Nacional - y la oposición peronista - que impulsa un proyecto de ley que actuará como una “aspirina para calmar un cáncer” – actúan como bomberos del incendio, ya que al igual que Macri, todos estos personajes quieren que las “diferencias se salden en las elecciones de 2019”. ¡Ninguno pretenden hacer lo que corresponde: que es impulsar la lucha para echar al gobierno y acabar con sus planes!

La izquierda y los sectores combativos deben recoger las banderas que esta gente se niega a levantar, jugándose a encabezar la resistencia, construyendo por abajo un nuevo 18 de diciembre, en camino hacia el Argentinazo que será necesario para que se vayan todos y abrir un período de debate en el cual los trabajadores y el pueblo resuelvan qué “modelo” de país hace falta para salir de la crisis: ¿El del ajuste permanente al que nos condena el Capitalismo y sus secuaces, o el que planteamos los revolucionarios: una Revolución Socialista?

Para avanzar en ese sentido, mañana miércoles debemos movilizarnos para repudiar los tarifazos, el Ajuste de Macri y los gobernadores y los “parches” propuestos por los peronistas y sus aliados parlamentarios. La izquierda tiene que convocar a una Asamblea Nacional de Luchadores y Luchadoras para votar la continuidad de la pelea a través de un Plan de Lucha al que se sumen todos los sectores dispuestos a ir hasta el final.

Ese congreso obrero debe proponerle a los trabajadores y el pueblo del país que luchen por un Plan Económico Alternativo, que comience con el No Pago de la Deuda Externa, para financiar con esos fabulosos fondos un Plan de Obras y Servicios que además de darle trabajo a millones, resuelva los problemas más acuciantes, como la falta de vivienda, hospitales, escuelas y transporte digno.

Para llevar adelante este plan habrá que expropiar los bancos, de manera que las finanzas y el comercio exterior queden en manos de los laburantes, que son los únicos interesados la economía del país de forma independiente a los dictados del imperialismo. Para eso, será necesario imponer un gobierno asentado en los órganos democráticos de discusión y resolución de la clase trabajadora y el pueblo. El FAS concentra a partir de las 16 horas en Congreso.

No hay comentarios.: