11 dic. 2011

IZQUIERDA SOCIALISTA: RECHACEMOS LAS AMENAZAS DE CRISTINA / LUCHEMOS POR LA DEFENSA DEL PODER ADQUISITIVO Y LOS PUESTOS DE TRABAJO

Cristina acaba de realizar su discurso de asunción desde Rosada, mostrándole al conjunto del pueblo argentino que se disciplinó a los mandos imperialistas, quienes están tratando de resolver la crisis capitalista rebajando salarios, destruyendo puestos de trabajo y conquistas, profundizando el “modelo” de ajuste y saqueo.Para avanzar en ese sentido la presidenta está dispuesta a reprimir ferozmente a los trabajadores, como lo ha demostrado durante su mandato encarcelando luchadores, enviando a la policía y a las patotas a los conflictos o judicializando las protestas.Sin embargo ahora quiere ir mucho más allá, afectando uno de los derechos democráticos más importantes que se han conquistado después de años de lucha, el de hacer huelgas.Por eso en uno de los párrafos más significativos Cristina dijo que si bien es cierto que "el derecho de huelga asiste a todos los trabajadores por la Constitución” "Cuando estaba Perón no había derecho a huelga....” y que “Ahora sí hay derecho a huelga, pero no al chantaje y a la extorsión".La presidente, que entre otras cuestiones se apresta a ampliar la ley antiterrorista (sancionada unos años atrás) fue clara. Más allá de sus matices demagógicos su "relato" apunta a enfrentar las luchas obreras en ascenso, de manera de imponer una pauta salarial por debajo de la inflación.Este objetivo, detrás del cual se unificó el conjunto del empresariado, irá de la mano del ajuste tarifario y el impuesto inflacionario, dos políticas orientadas a que la crisis capitalista la paguen los de siempre: los de abajo.La izquierda, que en las elecciones y en las luchas cotidianas aparece como la única alternativa frente al gobierno y la decadente oposición burguesa, debería reunirse inmediatamente para resolver un plan de agitación sobre el conjunto de los trabajadores y el pueblo denunciando esta política y llamando a la lucha.Hay que organizar la pelea por sector y por la unificación de todos en función de la defensa del poder adquisitivo conquistado durante estos últimos años, los puestos de trabajo y las conquistas.Para eso será necesario impulsar asambleas por empresa y plenarios de delegados abiertos a la base en donde se voten medidas de lucha parciales y la exigencia a las direcciones del CTA y la CGT para que convoquen a un Paro Nacional contra el ajuste y por paritarias sin límites ni techo.La marchar del 20 de diciembre, convocada por el conjunto de la izquierda y los sectores combativos no cooptados por el gobierno, será una excelente oportunidad para repudiar al gobierno, potenciar este llamado y luchar por la defensa de las libertades democráticos.

No hay comentarios.: