19 dic. 2011

QUEBRACHO: ACTO HOMENAJE A 10 AÑOS DEL ARGENTINAZO

20 de diciembre de 2011
Acto Homenaje a 10 años del Argentinazo
Hipolito Yrigoyen y Avenida de Mayo, 15 hs.

Este martes 20 de diciembre realizamos, como todos los años, un nuevo acto en conmemoración de aquellas históricas jornadas de lucha donde el pueblo en las calles se llevó puesto un gobierno.
Junto a otras organizaciones políticas y sociales homenajearemos a los caídos por luchar, realizando un acto en la placa instalada en honor a Carlos “Petete” Almirón, compañero de militancia asesinado el 20 de diciembre de 2001.

Contacto: 1551371717



A continuación, reproducimos nota publicada en Prensa Nacional Quebracho, diciembre de 2011, nº 73, año 15
“A 10 años del Argentinazo”
www.quebracho.org.ar
Se cumplen 10 años del Argentinazo. Entre el 19 y 20 de diciembrede 2001 y el 26 de junio de 2002 se abrió en Argentina una etapa en que cambió la correlación de fuerzas entre el campo nacional y popular, y las fuerzas pro-imperialistas. Un bloque social, potencialmente revolucionario que aglutinaba desde la base de una imaginaria pirámide a los excluidos, desocupados de primera y segunda generación y marginales de los barrios humildes cuya expresión organizativa y política fue el entonces incipiente y novedoso movimiento piquetero, hasta las clases medias con dos vertientes distintas, los clubes de ahorristas, deudores ahogados y las asambleas populares con un componente más de intelectuales y profesionales navegando en debates de ideas y acción. Junto a estos sectores con esas novedosas formas de expresión política, otros dos sectores populares tradicionalmente organizados, el movimiento estudiantil y el movimiento sindical. Paradójicamente estos dos sectores que fueron protagonistas de la resistencia al neoliberalismo y su desgaste, tuvieron un rol desdibujado durante esas jornadas.
A pesar de la falta de dirección y su límites, el movimiento democratizante y popular tuvo un impacto grandísimo. El “que se vayan todos” como movimiento de aspiración constituyente y el insistente clamor piquetero de trabajo y dignidad, obligaron al establishment político a tener que dar algunos pasos atrás, para recomponer la gobernabilidad perdida y las clases dominantes aceptaron ceder y perder algo para no perder todo. Fue un proceso complejo que combina conquistas arrancadas a la fuerza y concesiones fríamente calculadas para dividir el bloque, atemperar la crisis primero y luego recuperar la iniciativa por parte de los sectores burgueses dominantes.
En ese mar de contradicciones aparece el kirchnerismo como expresión de superación y negación del duhaldismo en tanto intención de sectores burgueses de construir un país “viable”, “serio”, con un cierto grado de integración social.
Como primera cuestión a destacar esta la reapertura de los juicios a genocidas que produjo la inmediata cooptación de los movimientos de derechos humanos más emblemáticos entre ellos Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
Luego destacamos la derrota ideológica del neoliberalismo y la instauración de una nueva subjetividad política que incluye elementos nuestroamericanos, recuperación de la memoria histórica, replanteamiento del panteón de héroes patrios, ruptura con el ALCA. Los puntos culminantes de esto son las jornadas de lucha en Mar del Plata contra Bush, con el pueblo en la calle luchando y presionando. La conformación de UNASUR y una nueva diplomacia de unidad nuestroamericana con cierta autonomía del Imperio.
Todos estos procesos han sido sumamente contradictorios, como hemos marcado a lo largo de estos 10 años. Esto debido a que son el producto de la lucha popular, pero otorgados y regulados por sectores de las clases dominantes que históricamente detentaron y detentan el poder del estado y se ven forzados por las circunstancias de crisis y de presión popular.
Mientras se ejecuta la política de juicio a los genocidas, se sigue fusilando sistemáticamente pibes en los barrios y se ha sostenido la judicialización de la protesta social y la lucha política. Y desde hace poco las políticas de seguridad ciudadana y elementos de tercerización de la represión han cobrado la vida de muchos argentinos con un estado nacional que deslinda responsabilidades y no interviene, deja hacer, dice que es problema de las provincias, de los Blaquier o de otros. El caso más reciente luego de Mariano Ferreira, los Qom de la Comunidad Primavera y los muertos de las tomas de tierras en Jujuy ha sido la muerte de Cristian Ferreyra del MOCASE Vía Campesina. Muerto número 15 en la represión durante el kirchnerismo.
Mientras se impulsa la política de la UNASUR Argentina ha sido el principal aliado de los yanquis y de Israel contra Irán y participa del genocidio contra los haitianos.
El crecimiento económico se basa en formas de trabajo precario y súper explotador que son residuales del neoliberalismo. Trabajo en negro, inestabilidad laboral, tercerización, fraude laboral, contratos basura y temporarios, entre otras lacras.
Los sojeros y agro exportadores que mataron a Cristian Ferreyra y acorralan a los pueblos originarios y los masacran, las grandes compañías mineras y petroleras que continúan el saqueo y depredación voraz de nuestros recursos naturales que deberían ser bienes comunes e inalienables del pueblo suramericano; los grandes bancos en un 99 % extranjeros. Los K, en definitiva, no tienen Poder, sólo cierto margen de maniobra para administrar el estado y sus recursos con la aspiración de pasar a la historia como buenos gobernantes.
Rescatamos los avances en la acumulación de capital político y de la construcción de una nueva subjetividad y reconocemos como compañeros a miles de militantes que están enrolados en el gobierno con la idea de que es un proceso de acumulación popular. Pero estamos convencidos que siguen vigentes todos los motivos para luchar por un cambio revolucionario y que su dilación solo traerá penurias multiplicadas para el pueblo. Solo si se encarara un Proceso Constituyente Originario y una ruptura en pos del Socialismo podríamos cambiar nuestra visión al respecto. Mientras tanto llamamos a seguir organizando la lucha política contra el saqueo, y las injusticias de la proscripción política y explotación de los sectores pobres de nuestro pueblo.

No hay comentarios.: