14 nov. 2018

G20: ¿UNA MOVILIZACION DE CARÁCTER ANTICAPITALISTA O, COMO PROPONEN CIERTAS ORGANIZACIONES DE IZQUIERDA, UNA LAVADA DE CARA A LAS BURGUESÍAS "PROGRESISTAS"?



 Por Comité Ejecutivo Convergencia Socialista    

De acuerdo al sitio denominado “Anticapitalistas en Red”, relacionado del MST de la Argentina: “El martes 11 de setiembre en el Hotel UNO de la ciudad de Buenos Aires se realizó una reunión a la que concurrió un espectro muy amplio de organizaciones y que lanzó un llamamiento internacional para enfrentar la Cumbre del G20 en la Argentina y las políticas del FMI. Una oportunidad para generar una amplia y unitaria movilización”. 

“Pese a que el G20 está cruzado por la presente crisis de disputa entre Trump y el resto de las potencias por la plusvalía en la llamada “guerra comercial”, es el foro de los principales sostenedores del capitalismo en el mundo que resume año a año los acuerdos para seguir esquilmando a los trabajadores y los pueblos. De allí y pese a sus crisis, su enorme importancia política. Su última reunión en Hamburgo en Alemania fue enfrentada por miles de manifestantes de esa ciudad y otros tantos venidos de distintos puntos de Europa, que se movilizaron y enfrentaron a la policía alemana durante una semana”. 

“Así, en el territorio de una nación convulsionada por el brutal plan de ajuste que está implementando el presidente Macri, con uno de los instrumentos fundamentales con que cuenta el G-20 como es el Fondo Monetario Internacional, se pasean y hacen reuniones en sus ciudades los ministros más importantes del imperialismo mundial y en pocas semanas desembarcarán sus presidentes con Trump a la cabeza. ¡Qué gran oportunidad para que el 30 de noviembre se realice una enorme y unitaria movilización contra Trump, el G20 y el FMI!” 

En ese marco, este sitio reivindica un texto que suscribió un “variopinto espacio político, entre organizaciones que muchas veces confluimos en la calle en el enfrentamiento contra los planes de Macri y el FMI, pero que sostenemos distintos  debates y diferencias de cómo llevar a buen puerto esta pelea y con otros componentes internacionales con los que tenemos similar relación, se lanzó una importante declaración (ver anexo) llamando a realizar una movilización nacional e internacional contra la Cumbre del G20 y el FMI el próximo 30 de noviembre”.

“Estuvieron presentes en la reunión las organizaciones integrantes de la “Confluencia Fuera el G20-FMI” de la Argentina, que se conformara el pasado sábado 1° de setiembre en la Facultad de Cs. Sociales y que integran la CTA Perón, la CTA Michelli, nuestro MST y Anticapitalistas en Red, ATTAC Argentina, Jubileo Sur, Libres del Sur, Evita, PCR, Patria Grande, UP, PST (U), Conlutas, Frente Popular Darío Santillán, FOL, Foro Feminista, Emergentes, Convergencia Socialista (LV), Multisectorial anti-extractivista, entre muchas otras organizaciones”.

“En nombre de la “Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo” (2) intervinieron en la reunión el dirigente  Rafael Freire de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), dirigente de la CUT y el PT de Brasil, y Alberto Villareal de REDES/Amigos de la Tierra Uruguay. También estuvieron presentes representantes de las secretarías internacionales de la CTA dirigida por Yasky y de la CGT”. 

Según el MST: “Haber logrado esta declaración y el llamado a la coordinación unitaria para movilizarse el 30/11 es un buen punto de apoyo para lograr una importante acción de repudio. Como toda acción tendiente a la movilización debe realizarse sin ningún sectarismo. Lo cual no implica ocultar las diferencias que tenemos entre las organizaciones convocantes. Por ejemplo en las exposiciones previas a la aprobación de la resolución y las acciones comunes, existió un breve debate sobre la situación actual en el cual desde el MST y Anticapitalistas en Red planteamos nuestras diferencias”. 

El texto consensuado, que suscribieron diferentes organizaciones entre las cuales había partidos que se reivindican trotskistas, como el MST, PSTu y CS “La Verdad”, titulado: “Por las soberanías política, ambiental, cultural y económica de nuestros pueblos y nuestros cuerpos”, realiza un llamamiento: “a los pueblos y movimientos del mundo a movilizarnos en Argentina y en todos nuestros países el día 30 de noviembre de este 2018 y también a sumarse en la Semana de acción del 25 de noviembre al 1 de diciembre, contra el G20, el FMI y su agenda de dominación”. 

Luego de denunciar la presencia de los principales “ajustadores” y “saqueadores” del planeta, relacionándola con el plan económico, político y social de Mauricio Macri, este espacio indica que: “Argentina es hoy día un laboratorio concentrado de las políticas de liberalización, deuda y privatización que impulsan el G20 junto al Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros y que han hipotecado el futuro del país y condenado a millones de trabajadoras/es y sus familias a una situación de exclusión y miseria”. 

“La arremetida que el capitalismo neoliberal lleva adelante, empobreciendo, hambreando, excluyendo y reprimiendo a las mayorías populares, socavando las posibilidades de construcción democrática y perpetuando la arquitectura de la impunidad al servicio del corporativismo transnacional, se consolida a través de este foro. Es por eso que es nuestro deber manifestarnos de manera contundente, expresando nuestro rechazo absoluto y visibilizando la urgencia y posibilidad de alternativas reales”. 

No podemos permitir que el futuro de nuestros derechos al trabajo, la previsión social,la educación y salud públicas y gratuitas, la soberanía alimentaria, a nuestros territorios y su integridad, quede en manos de las élites que desprecian a nuestros pueblos y lucran con la precariedad a la que les someten sus decisiones. Es el futuro nuestro, de las nuevas generaciones de todos los pueblos y de la vida en este planeta lo que está en jaque”. 

“Convocamos a todos los pueblos y sus organizaciones, unidos en la diversidad, a demostrar que no aceptamos las políticas promovidas y aplicadas por el G20 y que trabajaremos solidariamente desde diferentes países y particularidades para autodeterminar nuestro futuro y enfrentar las imposiciones de las poderosas élites económicas y militares. Ante el feroz avance que pretende lograr el dominio total de nuestras vidas, nuestra respuesta global ha de ser contundente y amparada en el derecho a la protesta que sabemos ha querido ser desconocido y reprimido para negar la expresión legítima de nuestra resistencia”. 

El final de la declaración propone la lucha por: “un mundo sin el dominio del corporativismo transnacional y su modelo de liberalización comercial y deuda, con respeto a los derechos de los pueblos y de la naturaleza y a la posibilidad de construir alternativas democráticas en base a nuestra soberanía e integración como pueblos, llamamos a participar en una gran Semana de Acción del 25/11 al 1/12 y a movilizar en Argentina y todas partes del mundo el día 30 de noviembre contra el G20 y el FMI”.  

¿Una movilización contra el G20 de carácter Anticapitalista o un acto al servicio de las burguesías “progresistas” del continente?   

La declaración citada, que en vez de nombrar a las cosas como son, denunciando al Sistema Capitalista Global como responsable de todos los males que sufren los trabajadores y el pueblo, habla solamente de aquellos que aplican “planes neoliberales”, no casualmente ha sido impulsada por personajes y organizaciones íntimamente relacionadas a los gobiernos u partidos “progresistas” que gobernaron o aún gobiernan determinados países de nuestro continente, como Brasil, Venezuela o Bolivia. 

Detrás de este texto se agazapan ex funcionarios o burócratas sostenedores de las políticas de Evo Morales, Nicolás Maduro, Lula, Cristina o Correa, evitando por todos los modos decir que estos gobiernos han sido o continúan siendo cómplices de la implementación de las peores políticas, diseñadas por el Fondo Monetario Internacional, políticas que, obviamente, también son aplicadas por los gobiernos “neoliberales”, como el de Macri, Temer, Piñera y demás. 

No es casual que hayan impulsado esta declaración organizaciones como Barrios de Pie, la CTA o la CTEP, relacionadas de manera directa al Papa Bergoglio, cuyo único interés es construir una “alternativa” a Macri que engañe al movimiento de masas con algunas políticas populistas, que lejos de combatir al Capitalismo, lo embellezcan. 

No es casual que junto a estos monaguillos del Vaticano, aparezcan organizaciones como el Movimiento Evita, Patria Grande y otros engendros construidos para frenar la movilización de los trabajadores y el pueblo, evitando que las masas luchen por su verdadera liberación, a través de la única herramienta capaz de lograr semejante objetivo: el programa Socialista, que es de total y absoluta ruptura con el Capitalismo decadente, liderado por Trump, Putin, Macron, Erdogan, los líderes chinos y compañía.

Lo lamentable del caso es que este llamamiento haya sido suscrito por partidos que se reclaman de la clase trabajadora y la Revolución, como el MST, CS “La Verdad” y el PSTu, que llevarán sus banderas rojas a un antro de reformistas y contrarrevolucionarios. Lo lamentable del caso es que estos partidos, que por un lado convocan a la “Unidad de la Izquierda”, por el otro coordinen con la derecha y el centrismo pro capitalista, en un país en el cual la izquierda anticapitalista tiene un peso enorme. ¡No puede ser que la lucha contra el G20 sea liderada por quienes trabajan todos los días para mantener a este sistema en vez de enterrarlo y construir una sociedad sin explotados ni explotadores! 

Desde Convergencia Socialista llamamos a estos partidos a dar marcha atrás con esta política y a juntarse con el resto de la izquierda revolucionaria, para que juntos - a través de una nueva convocatoria - marchemos el 30 de noviembre levantando las banderas rojas del Socialismo, gritando fuerte que el Capitalismo se tiene que morir - incluso los agentes la burguesía “progresistas” o supuestamente "nacionalista". El 30 de noviembre, desde las columnas socialistas debemos gritar esa frase que retumbó por las paredes y las calles de Hamburgo: “¡Bienvenidos al Infierno!”, agregándole que el infierno para los capitalistas se llama “Socialismo”.  

No hay comentarios.: