9 jun. 2014

QUEBRACHO: ACTO EN REPUDIO AL GRUPO DE LOS SEIS, MACRI Y SU REUNION EN LA SOCIEDAD RURAL

9 de junio, 12hs. Sociedad Rural Argentina, Plaza Italia –  CABA.

Contacto: 1144105848



Corriente Política 17 de Agosto

Movimiento Popular La Dignidad

Los Pibes Organización Política y Social

Movimiento de Trabajadores Excluidos

Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón

Corriente de Trabajadores 19 de Diciembre

MPR Quebracho



Este lunes 9 de junio desde las 12hs, estaremos realizando una movilización
y acto de repudio frente a la Sociedad Rural Argentina, ante la reunión que
allí realizará el Grupo de los Seis (G6)  con Mauricio Macri.

El G6, los dueños de la Argentina, organizan almuerzos donde invitan a los
candidatos que consideran “presidenciables” para escuchar las propuestas
sobre políticas públicas que se comprometen a implementar si son elegidos en
materia económica y de inversión, infraestructura, educación, salud y
vivienda. Y para que esos candidatos escuchen lo que el G6 quiere para la
Argentina, para mantener y engordar sus negocios.

Vamos a denunciarlos porque son los que vienen marcando el rumbo del país
desde hace décadas, porque son los que impusieron su plan económico con la
última dictadura genocida, porque son los que impusieron las políticas
neoliberales que generaron 53% de pobreza (19.000.000 de personas) y 25% de
indigencia (casi 9.000.000 de argentinos). Porque son los que quieren marcar
el rumbo de nuestro país a futuro. Porque son los que siempre FRACASARON.

Fracasaron en eso que dicen que quieren el bienestar, el desarrollo, el
pleno empleo, acabar con la pobreza. Fracasaron en esas frases vacías con
que llenan sus bocas: “promover la inversión para aumentar el empleo,
terminar con la pobreza y la exclusión social y encaminar a Argentina en la
senda del desarrollo sostenible”.

Pero triunfaron en sus negocios. Porque el G6 representa tres cuartas partes
del PBI­ de la Argentina. Crecieron con la dictadura. Crecieron con los
negocios de los subsidios, los contratos con el estado y las ventajas que se
les dio desde los distintos gobiernos. Siempre han sido la Patria
Contratista. Por eso ahora quieren marcar el rumbo de los próximos
gobiernos.

Son asimismo los que hicieron lobby y festejaron el acuerdo del gobierno
para el pago de la deuda odiosa con el Club de París. Porque huelen grandes
negociados. Anticipan nuevos contratos con el estado. Saben que podrán hacer
negocio con el trabajo social de los argentinos.

Un desafío que tenemos como pueblo es justamente no dejar que estos
empresarios resuelvan cuál va a ser el destino del país. Porque son los
mismos que han conducido el destino de la Argentina durante décadas, que nos
han llevado a los peores años de nuestra historia. Tenemos que denunciar a
estos que han visto crecer sus negocios a costa del hambre, desempleo,
muerte y miseria de los argentinos. Pero principalmente tenemos que ser
capaces de construir una alternativa, un camino posible, para el bienestar
de nuestro pueblo, como proceso popular constituyente, en el camino del
socialismo.



¿Quiénes componen el G6? ¿Por qué vamos a denunciarlos?

La Cámara Argentina de la Construcción, con Aldo Roggio como una de sus
grandes figuras han hecho inmensos negociados con licitaciones y contratos
para obra pública. Roggio encabeza un imperio que factura $ 4 mil millones
(construcción, basura, hotelería y casinos, provisión de agua potable,
autopistas, publicidad, tecnología y controla gran parte del negocio
ferroviario argentino). Los Roggio desde la Cámara Argentina de la
Construcción, junto a los empresarios nucleados en la Asamblea Permanente de
Entidades Gremiales Empresarias (APEGE), llamaron al golpe militar, y
realizaron muchos negocios durante la dictadura. Son conocidos sus negocios
con los Macri, como en Manliba-Cliba durante la intendencia de Grosso,
Domínguez y De la Rúa luego. Durante el menemismo se hizo con la concesión
de los subtes, que mantiene hasta hoy, despidiendo trabajadores, montando
las empresas tercerizadas. Se ha desarrollado y sigue creciendo mamando de
la teta del estado.

La Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino tiene a Jorge Brito,
dueño del Banco Macro, como referente. Amasó su fortuna especulando contra
el peso. Hizo fortunas comprando dólares antes del Rodrigazo. Dos días antes
de que Alfonsín anunciara el Plan Primavera, otra mega devaluación del peso,
Brito, traficando información, compró 3 millones de dólares. Aprovechando
las privatizaciones con el menemismo, anexó los bancos provinciales de
Misiones, Salta y Jujuy, y se convirtió en agente financiero oficial de esos
estados provinciales monopolizando la administración de las cuentas públicas
y se garantizó un importante mercado cautivo con el manejo de los sueldos de
los empleados estatales. En los últimos años de la convertibilidad, Brito
fue acusado de realizar maniobras de lavado de dinero en asociación con Raúl
Moneta. Compró los bancos Suquía, Bisel, Scotiabank, Bansud, Banco de
Tucumán, Banco Empresario de Tucumán y el Banco Privado de Inversiones. Los
bancos se han beneficiado de dos fenómenos que en los últimos años corrieron
en paralelo: la expansión del consumo y la acelerada bancarización de la
población. La tercera fuente de ganancia de los bancos ha sido la tenencia
de títulos públicos.

La Sociedad Rural Argentina con su titular Luis Etchevehere quiere terminar
con las retenciones a las exportaciones. Es uno de los sectores que
presionaron por la última devaluación en el país. Amenazan permanentemente
con desfinanciar el estado al no liquidar las exportaciones, lo que
significa un claro intento de desestabilización económica financiera. La SRA
financió la expansión de la frontera agrícola-ganadera que llevó adelante el
General Roca, provocando uno de los genocidios de los pueblos originarios en
nuestra Patria. Apoyó el golpe militar del 24 de marzo de 1976, y uno de sus
representantes, Jorge Zorreguieta, pasó a estar al frente de la Secretaría
de Ganadería.

La Unión Industrial Argentina con su titular Héctor Méndez, recibe subsidios
millonarios para los combustibles que pagan más barato, uno de los
principales insumos que componen la estructura de costos de las industrias.
Aun así se atreven a decir que es necesario “un ajuste”. No para ellos, sino
para el resto de nuestro pueblo.

Conforman también el G6, la Cámara Argentina de Comercio con Su titular
Carlos de la Vega, quien estuvo involucrado en la causa por presuntas
irregularidades en la privatización y venta YPF a Repsol. Y la Bolsa de
Comercio, uno de los símbolos del poder económico local, y sede de negocios
y especulaciones bursátiles discutidas globalmente en la situación de crisis
contemporánea. El mercado especulativo en Argentina aun siendo pequeño
significa grandes negocios para los especuladores.

No hay comentarios.: