29 oct. 2017

SOLO LA MOVILIZACION DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO ORGANIZADO PODRAN FRENAR EL AJUSTE DEL CAPITALISMO



Por Partido Guevarista 

Las elecciones y la última semana dejan claro que el gobierno lejos está de imponer sus políticas económicas. Si bien el caso Maldonado no generó gran modificación, sí es cierto que el oficialismo perdió una gran cantidad de votos con respecto a la segunda vuelta del 2015. Por otro lado debemos tener en cuenta el porcentaje que no fue a votar, pero estaba habilitado para hacerlo, y que alcanza casi un 25 %. A éste debe sumársele el voto de la izquierda del FIT y Zamora que han demostrado una clara debilidad política a la hora de ponerse a la cabeza de las grandes luchas. Están renunciando a esto en pos de dar, pura y exclusivamente, una lucha meramente electoral. No es casual que en el marco de la aparición del cuerpo de Santiago Maldonado esta izquierda llamara a desmovilizar al igual que el kirchnerismo.


Otro punto a analizar es la pésima elección que han hecho el PJ y la mismísima Cristina que perdieron muchos más votos incluso que el propio oficialismo. Si bien Unidad Ciudadana es un armado kirchnerista puro es cierto también que pierden las elecciones con un candidato prácticamente que no hizo campaña como es el caso del nefasto Esteban Bullrich. Todo indica el grado de descomposición y debilidad por el que está pasando la institucionalidad burguesa y sus partidos tradicionales que jamás fueron una alternativa para la clase trabajadora y el pueblo. Pero que ahora, quizás, estamos presenciando su costado más rancio, ya que ante la falta de respuestas llaman por un lado a desmovilizar (los falsos opositores) o en el caso del oficialismo a reprimir como sucedió en Chubut con el caso Maldonado.

Lo que se viene es más resistencia al ajuste anunciado que cuenta con la complicidad de los sectores de la oposición del FPV, Massa, el PJ y la CGT. El único freno que podemos ponerle a este salvaje modelo es la movilización popular, el llamamiento a una Asamblea Nacional de Trabajadores y por otro lado al fortalecimiento del Frente Anticapitalista por el Socialismo,herramientas que nos van a poner a la altura de las batallas que debemos dar para enfrentar, en estas tierras que habitamos, al capitalismo globalizado. La organización de la clase trabajadora y el pueblo son armas necesarias para un desarrollo revolucionario en nuestro país, pasando por encima de la burocracia traidora y de las direcciones reformistas de la izquierda vernácula que llama solapadamente a un frente anti Macri con sectores de la burguesía como son Cristina y todos sus “aliados”. 

La salida sigue siendo la Revolución Socialista. Nosotros no apostamos remendar el sistema capitalista, sino a destruirlo. Y para eso la movilización y el compromiso revolucionario debe estar a la orden del día.

No hay comentarios.: