4 sep. 2019

VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE CHUBUT

La patota de la burocracia del sindicato petrolero desaloja el piquete de los docentes chubutenses
Viva la lucha de los trabajadores de Chubut

Durante horas de la madrugada, una patota dirigida por Ávila, el Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut, atacó a  docentes para desalojar el corte en la Ruta Nacional 3 que vienen sosteniendo en Comodoro Rivadavia hace semanas por el reclamo del pago de los sueldos adeudados por la provincia. Los docentes fueron golpeados y perseguidos por la ruta, les robaron y quemaron el acampe con sus pertenencias. No se trata de una interna sindical, como intentan reflejar, sino de barrabravas que son contratados para defender los intereses de las petroleras y que atacan violentamente a quienes se ven obligados a salir a las rutas a llevar adelante sus reclamos, ante la falta de respuestas de la gobernación de la provincia.
El burócrata Ávila, el mismo que entregó el convenio y avaló despidos de petroleros, tuvo que recurrir a un grupo de choque para romper el piquete  dado que fracasó en su intento de volcar a los propios obreros de esa industria contra los docentes y estatales en lucha. En estos días, la solidaridad entre trabajadores docentes, estatales y petroleros fue una muestra de unidad de clase contra las políticas de ajuste.
El gobierno de Arcioni no sólo no viene dando respuestas a los reclamos genuinos que se están llevando adelante, si no que ahora dejó la zona liberada para que puedan actuar tranquilos los matones de la burocracia sindical que dirige el sindicato petrolero. Fue una reacción del estado provincial contra un movimiento de masas que se levantó contra el ajuste y que no cesa de crecer en la provincia.
Chubut refleja la agudización de la crisis que atraviesa a todo el país, producto de la política del FMI y que sostuvieron tanto el gobierno nacional como los provinciales. Son los trabajadores docentes, estatales, de vialidad, con el apoyo de la comunidad, quienes se levantaron para no ser los trabajadores chubutenses quienes paguen la crisis. Por eso, estos dos meses de movilizaciones, huelgas y cortes de trabajadores en la provincia contaron con el apoyo y solidaridad del conjunto de la clase obrera argentina. Todo un contraste al silencio de Ctera, que se mantuvo en silencio hasta hoy. La lucha en Chubut forma parte de las grandes movilizaciones piqueteras frente al hambre, de los paros docentes en defensa del salario y de cada movimiento de lucha contra este feroz ataque a los trabajadores. Necesitamos ya un paro activo de 36 horas, en el comienzo de un plan de lucha nacional en defensa de los salarios, las jubilaciones y los puestos de trabajo, y por el triunfo de cada una de las peleas que se dan en el país. Hay que terminar con esta tregua criminal de las centrales sindicales frente al ataque que sufrimos las y los trabajadores ocupados y desocupados. 
Responsabilizamos al gobierno de Arcioni, a las empresas petroleras y a la patota sindical del petróleo que encabeza el burócrata Jorge Ávila por los daños y golpes sufridos por los trabajadores. Más que nunca, hay que rodear de apoyo a los chubutenses que marcan el camino. Por una gran movilización nacional en el marco del paro convocado por Ctera para este jueves. Viva el Chubutazo!

No hay comentarios.: