20 mar. 2013

LOS DOCENTES DE LA UBA SE MOVILIZARON CONTRA LAS CESANTIAS

Se concentraron en el Rectorado, para reclamar que se dejen sin efecto las cesantías a profesores mayores de 65 años y que no se efectúe una reducción salarial que se realiza desde la época de la última dictadura militar.


Docentes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) se movilizaron hoy al Rectorado, para reclamar que se dejen sin efecto las cesantías a profesores mayores de 65 años, y que no se efectúe una reducción salarial que se realiza desde la época de la última dictadura militar, por un decreto anticonstitucional.

Los docentes, agrupados en la Asociación Gremial Docente (AGD) se concentraron en las puertas del Rectorado de la UBA, con el apoyo de estudiantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires, para formular sus reclamos ante la reunión que se realizó esta mañana de la Comisión de Enseñanza del Consejo Superior.

"Las cesantías se están aplicando en total desconocimiento de una ley, que garantiza que un docente puede optar, después de cumplir 65 años, por permanecer cinco años más en su cargo"
Santiago Gándara
 "Nos concentramos hoy acá porque en esa reunión se está discutiendo la lista de docentes que quedan en las distintas facultades según la edad jubilatoria, y queremos participar para reclamar que se cumpla con la ley", dijo a Télam Santiago Gándara, secretario general de la AGD.

En este sentido, el dirigente precisó que "el Rectorado está aplicando las cesantías en total desconocimiento de una ley 26.508, que garantiza que un docente puede optar, después de cumplir 65 años, por permanecer cinco años más en su cargo".

Esa disposición se aprobó "en virtud de completar sus aportes jubilatorios y también en virtud de que un docente universitario está en plenitud de su capacidad creativa, de dar clase y de investigar", explicó Gándara.

"Por eso venimos a reclamar -enfatizó- que no haya ningún despido, que todos los docentes queden adentro y que se reincorporen a aquellos que fueron cesanteados".

El dirigente hizo referencia a que "el año pasado logramos parar el intento inicial del Rectorado que era dejar afuera a 700 docentes, aunque sí hubo cesantías en cuentagotas en las distintas facultades".

Otro de los reclamos de los docentes es el pedido de anulación de un convenio por el que les descuentan el 4.5 por ciento de los salarios.

"Es un descuento que se le realiza a los docentes universitarios  por la Caja Complementaria", dijo Gándara tras explicar que ese descuento es "una confiscación salarial, primero porque nosotros por la ley 26.508 tenemos el 82 por ciento móvil y no necesitamos  ninguna compensación de nuestro aporte jubilatorio".

El docente denunció que "no se sabe cuál es el destino de esos fondos ni quiénes son los beneficiarios de esa Caja, por eso pedimos que se termine con ese convenio que fue firmado en la época de la dictadura militar, y que sea voluntaria la desafiliación".

No hay comentarios.: