22 oct. 2012

MOVILIZACION EN SOLIDARIDAD CON LOS COMPAÑEROS DE QUEBRACHO

EN SOLIDARIDAD CON LOS COMPAÑEROS FERNANDO ESTECHE Y RAÚL “BOLI” LESCANO. 
VIERNES 26 DE OCTUBRE, 11HS, TRIBUBALES DE COMODORO PY
.
El pasado viernes 12 de octubre la Cámara de Casación Penal dejó en firme las condenas establecidas para Fernando Esteche y Raúl “Boli” Lescano, secretarios políticos del Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho, al cumplimiento efectivo de tres años y ocho meses, y tres años y seis meses de prisión respectivamente, por el repudio realizado por distintas organizaciones políticas ante el asesinato del maestro Carlos Fuentealba en manos de las fuerzas represivas de Neuquén, en abril de 2007. También fueron confirmadas las condenas para nuestros compañeros Osvaldo Lizano, Joaquín Isasi, Francisco Da Silva y los hermanos Carlos, Tomás y Matías Lafit, a tres años de prisión. 

Este viernes 26 de octubre, la defensa, conformada por Eduardo Soares, Fernanda Pereyra, Verónica Bogliano, Liliana Mazea, Roberto Perdía, Omar Dib y Gabriela Conder, presentará un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ultima instancia judicial, para que nuestros compañeros sean absueltos y no sean llevados a prisión. Acompañando esta presentación realizaremos una gran movilización y acto popular frente a los Tribunales de Comodoro Py, para expresar el repudio a la condena, la solidaridad con nuestros dirigentes y compañeros, y para exigir la aceptación del recurso extraordinario. 

Mientras Sobisch nunca pasó por una comisaría, nunca fue procesado y todavía sigue impune, los compañeros son condenados y corren riesgo cierto de ir a prisión.

Luego del repudio que realizáramos en 2007, al día siguiente del asesinato de Fuentealba, fueron detenidos 20 compañeros. A continuación, las fuerzas represivas pretendieron irrumpir en nuestro local partidario para capturar a Fernando Esteche, quien finalmente fue detenido a varias cuadras del lugar. Días después, el 17 de abril, cuando estábamos realizando un acto en el centro porteño por el día internacional del preso político, con un modus operandi propio de los secuestros de la dictadura, se llevan a golpes y en un auto sin patente a nuestro dirigente “Boli” Lescano, sin orden de detención, violando todo tipo de derecho constitucional. Tuvimos que emitir un habeas corpus, porque estuvo 6 horas desaparecido. Fernando Esteche y Raúl Lescano fueron encarcelados durante seis meses, liberados luego de 43 días de huelga de hambre.

El juicio realizado en 2010 fue llevado adelante por el Tribunal Oral Federal N°3, un tribunal compuesto por hombres que sin ningún prurito se animaron a juzgar y condenar a nuestros compañeros pero que sistemáticamente se negaron a juzgar a genocidas, violadores, desfalcadores, roba-bebes: los jueces Larrambebere, Gordo y Pons. Estos son los representantes de la “justicia” argentina, que sigue en manos de los sectores reaccionarios del país, en manos de los enemigos del pueblo.  

Por entonces, durante cuatro semanas se llevó adelante un debate judicial donde no se discutieron ni juzgaron “hechos”, ni una vidriera rota, ni unos muebles dañados, ni la posible comisión de delito por parte de catorce militantes. No fue así por la pesquisa ideológica, y el tipo y lo frondoso de las pruebas presentadas, que tenían que ver nada con los vidrios rotos y todo con el pensamiento de nuestra organización política y sus dirigentes. Durante el juicio se convalidaron pruebas recabadas sin ningún tipo de orden judicial: el expediente desnudó las tareas de seguimiento sobre ellos, tareas preventivas, colectando datos e imágenes para posibles futuras imputaciones. Ahí nuevamente se demolieron sus garantías procesales y constitucionales. Si allí se hubiesen juzgado hechos, conductas, culpabilidades, Fernando Esteche nunca tendría que haber estado sentado en aquel tribunal. Pero lo estuvo. El tribunal oral, el fiscal general, el fiscal instructor que hizo la elevación a juicio, todos sabían que Fernando Esteche no participó de los hechos que se denunciaban. En la elevación a juicio el fiscal acusaba a Fernando Esteche por “autoría ideológica” y confirmaba que no había participado de los hechos en cuestión. En la instancia de Cámara de Apelación este argumento se vino abajo, y la “justicia” por entonces pasó a decir que Fernando Esteche sí había participado de los hechos. Para ello, se basaron en el argumento de un triste agente policial. Solo eso. Y sólo eso les bastó para juzgar y condenar a Fernando Esteche. Nuestros abogados defensores, en todas las instancias, denunciaron la aplicación sobre su persona de lo que se denomina “derecho penal de autor” y “derecho penal del enemigo”. Se lo acusó por lo que es, un militante popular, un dirigente político.
REPUDIAMOS LA DOBLE JUSTICIA REINANTE EN NUESTRO PAÍS, UNA JUSTICIA DE PALO Y CÁRCEL PARA LOS LUCHADORES POPULARES, Y UNA JUSTICIA DE IMPUNIDAD PARA LOS PODEROSOS.
BASTA DE PERSEGUIR A LOS QUE SE ORGANIZAN Y LUCHAN.
SI CONDENAN A QUEBRACHO NOS CONDENAN A TODOS.
MIENTRAS CONDENAN A LOS DIRIGENTES Y MILITANTES DE QUEBRACHO, SOBISCH, RESPONSABLE DEL ASESINATO DE FUENTEALBA, SIGUE LIBRE E IMPUNE.

Adhesiones:

No hay comentarios.: