16 jun. 2017

HAY QUE FRENAR A MACRI FESTA PARA LA MANO



Dicen que los extremos se tocan y en esta buena tierra de Moreno nos bamboleamos entre dos fuegos: Macri que cree que el Estado y parte del pueblo sobran ( una de sus últimas hazañas es la de haber dado de baja a unas 80.000 pensiones graciables. Si, las de los discapacitados por ejemplo) y Festa que supone que el Estado local es un coto de caza de desmanes, poder histérico y caprichos.  Uno destruye el Estado cruel y sistemáticamente porque, al fin de cuentas, vino a eso. El otro declama un discurso en el que no cree ni siquiera entiende. Los dos culpan a la pesada herencia sin ponerse colorados.

Pero vamos a los hechos. El  de Abril     el Concejo Deliberante voto muy disciplinadamente a mi gusto, la aprobación de la Rendición de Cuentas 2016 tragándose verdaderas ruedas de molino. Seria fatigoso contar aquí los desmadres administrativos que los expedientes reflejan; pero veamos algunas perlitas:

- después de 16 meses de gestión - el déficit de Festa acumulado es de 312 millones de pesos ( un 20 por ciento del presupuesto municipal) con reiterados uso de los Fondos afectados ( Fondo Educativo, de Infraestructura, etc) y llamados de auxilio a la Provincia.
 - El origen de semejante agujero que no se tapa milagrosamente ni con declaraciones, es la desastrosa política de personal basada en la razón del que-me-importa.

-
Al 10 de Diciembre de 2015 la municipalidad contaba con 4386 agentes. Al 31 de Diciembre de 2016 la misma planta había aumentado a 5035 agentes. 649 personas más con el agregado de que, si sacamos las cuentas aun con mis pobres matemáticas, cada uno está cobrando alrededor de 32.000 pesos por mes. Quiénes son? Que hacen? De dónde vienen?
8 o 9.000 pesos debe ser la media de un empleado municipal que cobra cuando le toca. El resto???

Semejante irresponsabilidad en la administración  amparada por el silencio, pone en riesgo al conjunto del personal y a los servicios que deberían ser prestados.
Si esto preocupa,  la reiterada hipocresía de esconder la incompetencia y el descaro dentro del ajuste nacional con tarifazos, despidos y otras yerbas me pone cerca de la náusea.

No hay comentarios.: