8 ago. 2012

URUGUAY: RENDICION DE CUENTAS

Rendición de cuentas, un nuevo episodio de la sumisión del progresismo al imperialismo y la gran burguesía.
Declaración del Comité Ejecutivo del MRO

Detrás la cortina de humo levantada por Mujica en torno a la legalización de la marihuana, en medio de los intentos de tapar el desfalco realizado en PLUNA por el gobierno y sus allegados, en momentos en que ya los partidos políticos comienzan a plantarse en campaña electoral, se presentó el Proyecto de Rendición de Cuentas por parte del Gobierno.

La rendición de Cuentas enviada por el Poder Ejecutivo al Parlamento, y que será aprobada con algún retoque menor, refleja, como no podía ser de otra manera, la línea política fundamental seguida por el gobierno frenteamplista.

En la exposición de motivos de la misma se explicita claramente la estrategia del gobierno, someter toda la economía del país a los requerimientos del imperialismo.
El Frente Amplio reconoce abiertamente una vez más, que su principal preocupación es el aseguramiento del pago de los intereses y las amortizaciones de la deuda externa, así como el mantenimiento de los beneficios para las inversiones extranjeras y el cuidado de las ganancias de los banqueros.

Como sus más grandes logros, el gobierno presenta ante el resto de los representantes de la burguesía en el parlamento, el reconocimiento que le brindan las agencias imperialistas a su política: “4- Relacionamiento con Inversores. De acuerdo al Instituto de Finanzas Internacional (IIF por su siglas en inglés), Uruguay ha realizado avances considerables en la aplicación de las mejores prácticas en materia de relacionamiento con el inversor. Según este instituto, considerando los importantes esfuerzos realizados en mejorar la relación con el inversor, la calificación de Uruguay en su “Índice de Relacionamiento con el Inversor y Transparencia” se ha más que duplicado, pasando de los 12 puntos en 2010 a los 32 puntos en 2011 de un máximo de 38…”
“5. Agencias Calificadoras de Riesgo. Durante los últimos años, la gestión de la deuda se ha centrado en la reducción de los riesgos del portafolio de deuda del Gobierno Central, a través de importantes cambios tanto cuantitativos como cualitativos en su estructura. El resultado de esta política se ve reflejado en la disminución de los riesgos de refinanciamiento, tasa de interés y cambiario. El desarrollo de esta política dentro de un marco institucional predecible y claro, junto con los logros alcanzados en términos de gestión de la deuda, han mejorado la confianza de los inversores locales e internacionales en la sustentabilidad de las finanzas públicas de Uruguay…”[1]

En lo que tiene que ver con las proyecciones a futuro, todo el proyecto del Frente Amplio se basa en la búsqueda de asegurar el pago de la deuda externa, aún en un contexto de crisis capitalista internacional, de caída de exportaciones, de cierre del mercado de bonos de deuda para nuestro país, de caída de la actividad económica.
En este sentido el gobierno ha asumido ya un aumento del endeudamiento para generar ahorros que le permitan pagar y salvar bancos en el caso del estallido de una crisis, por lo cual ya ha estado tomando préstamos destinados exclusivamente a guardar dinero para asegurar el pago de intereses y vencimientos de la deuda por lo menos con un plazo de doce meses.

“…el gobierno ha decidido mantener en la actual coyuntura de alta incertidumbre, un nivel muy elevado de liquidez como forma de protección macroeconómico- financiera ante posibles cierres de los mercados de capitales. (…) Se adopta un enfoque de cobertura de riesgos que contempla un eventual cierre del acceso al mercado de deuda tanto para los instrumentos del BCU (por un plazo de 6 meses) como para los del Gobierno (por un plazo de 12 meses), el servicio de la deuda del Sector Público por un año corrido, la devolución por parte del BCU de los depósitos de encaje y otros depósitos de instituciones financieras, una asistencia financiera a los bancos similar a la verificada en 2002 y una caída de la demanda por base monetaria del orden del 20%. Teniendo en cuenta todos estos factores, es posible estimar la existencia de una holgura de disponibilidades del agregado GC-BCU del orden de 2.500 millones de dólares.(…)
Teniendo en cuenta que el rendimiento promedio esperado de los activos externos se ubica en torno a 1% y que la tasa de interés implícita promedio de los títulos de deuda nominal emitidos por el BCU es aproximadamente 9%, el costo financiero de mantener dicha holgura podría estimarse entre 0,4% y 0,5% del PIB.
En suma, en esta Rendición de Cuentas se incorpora el costo de la decisión de mantener elevados niveles de liquidez internacional, que se reflejan en una mayor erogación de intereses…”[2]

Como se ve el gobierno reconoce explícitamente que está manteniendo un gasto extra de alrededor de medio punto porcentual del PBI al año (unos 200 millones de dólares), exclusivamente para mantener un dinero guardado para asegurar el pago a la banca internacional y para hacer un salvataje de banqueros a nivel local, al igual que el gobierno de Batlle hizo en el 2002.

Luego de esto es que empieza a plantear que no hay dinero para expandir el gasto en educación, salud, vivienda, etc.

Para poder tener más claro esta situación, vale la pena considerar que todo el aumento de gasto presupuestado (ver Ley de Presupuesto) para el período 2010 a 2014, para la totalidad del Estado, es de unos 1200 millones de dólares, mientras que el pago de deuda externa, solo del gobierno central, y solo en el 2012, estará alrededor de los 2000 millones de dólares. Las prioridades están más que claras.

De esta manera, la discusión parlamentaria sobre la rendición de cuentas, se centrará en cómo se distribuirán las sobras del presupuesto, una vez que se haya asegurado la parte del león, para el imperialismo y la gran burguesía.

Es que si no se cuestionan estos fundamentos de la política económica, no tiene ningún sentido pensar seriamente en mejoras en salud, educación, vivienda, salarios, etc.
Solamente por una estrategia económica basada en la defensa de la soberanía del país sobre sus finanzas y sus recursos, que desconozca la deuda externa, que estatice la banca y el comercio exterior, que ponga bajo control estatal los sectores fundamentales de la economía, será posible encarar un serio proceso de mejora de las condiciones de vida de la población.

Cuando se dé la discusión de la Rendición de Cuentas, no se levantará en el Parlamento una sola voz denunciando y condenando esta política.
El “ala izquierda” del Frente Amplio, realizará como siempre alguna “jugada para la tribuna”, manifestando alguna diferencia con algún artículo en particular del Mensaje de Rendición de Cuentas. Pero, más allá de estos jueguitos con perspectiva electorera, estos sectores no cuestionan, ni pueden cuestionar al mantenerse dentro del partido de gobierno, la concepción general contenida en esta rendición de Cuentas.
Los trabajadores de base, las agrupaciones y corrientes sindicales clasistas y las direcciones sindicales, si es que estas últimas realmente representan los intereses de la clase trabajadora y no solamente reclamos sectoriales o corporativos, no pueden menos de denunciar y señalar esta política del gobierno y sus cómplices. Esta Rendición de Cuentas no es más que otro elemento para que la crisis la pague el pueblo explotado.
Es necesario un plan de lucha que unifique las peleas dispersas y sectoriales y enfrente la esencia pro imperialista de esta Rendición de Cuentas.
Nuevamente el Parlamento será cómplice de cómo la verdad se le oculta a las masas, en el medio del juego de los partidos defensores de los intereses de la burguesía.
Se manifiesta una vez más, a necesidad de tener diputados obreros en este Parlamento corrupto, que denuncien los negociados antipopulares, que ayuden a las masas a ver la inoperancia del mismo y su verdadera función de legitimador de la dominación del imperialismo y de la gran burguesía.
La maduración de la unidad de las organizaciones políticas de la izquierda consecuente, y del clasismo en las organizaciones sindicales y sociales, marcan el camino para el desarrollo de una alternativa para nuestro pueblo.
MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL

[1] “Ejercicio 2011. Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal. Informe Económico-Financiero. Exposición de Motivos”. http://deuda.mef.gub.uy/documents/15320/0/Rendicion+de+Cuentas+2012.pdf

[2] Ibídem



Los Orientales Digital
Informacion Nacional e Internacional
losorientales.digital1@gmail.com
mro.prensa@gmail.com
www.mro.nuevaradio.org

No hay comentarios.: