23 mar. 2016

EL FRENTE POPULAR DARIO SANTILLAN A 40 AÑOS DEL GOLPE MILITAR

40 años del golpe cívico militar SEGUIMOS LUCHANDO POR EL SOCIALISMO
30 mil compañeras y compañeros detenidos desaparecidos Presentes!
FUERA OBAMA DE ARGENTINA Y DE TODA AMÉRICA LATINA
Se materializa ante nuestros ojos una nueva etapa política caracterizada por una ofensiva del gobierno de Mauricio Macri contra los sectores populares. Tras un discurso que se dice apolítico y dialoguista se esconde la clara decisión política de ir contra el pueblo para multiplicar las ganancias empresarias e insertar sumisamente al país en el sistema mundial dominado por el imperialismo yanqui.
No se trata sólo del gobierno. Bastó la orden de un juez de los EE.UU. para que el Congreso Nacional -que dejó pasar meses de ajustes sin mover un dedo ni autoconvocarse- se apresure a votar las leyes que necesitaba el imperio. Todo a costa de nuestro pueblo: miles y miles de despidos en el sector público y privado, aumentos exorbitantes de tarifas en los servicios públicos, quita de retenciones a las exportaciones agrícolas con el consiguiente aumento de precios de los alimentos, pago a los fondos buitres e intensificación de la política represiva sobre el campo popular, incluyendo la detención de Milagro Sala (detenida por protestar, no por todo lo que haya podido hacer) y el "protocolo anti-piquete", son una parte de este paquete.
Hoy, cuando el Congreso Nacional de la vergüenza se encuentra a punto de aprobar el pago a los buitres y de esa manera consumar el saqueo más profundo de los últimos años, reafirmamos que fue la dictadura la que utilizó la ilegítima, fraudulenta e ilegal deuda externa como una calesita en la que los bancos y las empresas multinacionales se “prestaron” miles de millones de dólares, para luego cargársela al Estado y asegurarse un negociado millonario con el “pago serial” de todos los gobiernos, y con la apropiación del patrimonio estatal en los `90, lucrando con hiperinflaciones y buscando disciplinar al movimiento popular, con la criminalización de las luchas y la represión.
Este 24 de marzo nos encuentra en una situación en que los empresarios, que fueron parte y se beneficiaron con la sangrienta dictadura cívica, militar y eclesiástica, no sólo no fueron juzgados ni encarcelados sino encabezan directamente el nuevo gobierno. Se sienten tan impunes que permiten y alientan la provocación de la visita de Barack Obama, presidente del Estado que apoyó y financió el golpe del 76. Y que ahora viene a impulsar el Tratado Transpacífico (TPP), con el cual profundizará el saqueo del país.
El supuesto homenaje que hará Obama a las víctimas de la dictadura, del mismo gobierno que impulsó y financió más recientemente golpes de Estado y desestabilización en Venezuela, en Paraguay, en Honduras y en Bolivia, debe ser repudiado por todo el pueblo argentino y latinoamericano. Desde aquí, repudiamos el decreto del presidente noteamericano que asegura que la República Bolivariana de Venezuela es una amenaza para la seguridad de Estados Unidos y decimos: Obama es la amenaza para la seguridad de los pueblos. Fuera Obama de Argentina y de toda América Latina!
Si Bush debió irse con su ALCA entre las piernas, ahora los pueblos de Nuestra América debemos prepararnos para hacer lo mismo con su sucesor. Seremos cientos de miles en las calles y las plazas de todo el país, defendiendo los derechos humanos de ayer y de hoy, contra el ajuste y la represión y haciendo escuchar nuestra voz contra el imperialismo norteamericano.
Una inmensa movilización popular en este aniversario del golpe nos fortalecerá en la organización e impulso a las luchas que enfrenten la ofensiva de la derecha capitalista en todos los terrenos. Comprendemos, aunque no compartamos, que haya quienes piensen que la alternativa a la actual situación es la vuelta del kirchnerismo en 4 años. Pero subordinar la organización popular a estos objetivos e impedir la unidad en la lucha con falsos hegemonismos y sectarismos, es suicida. Enfrentar la actual ofensiva derechista requiere desarrollar una amplia unidad en la acción en torno a objetivos de luchas comunes. En esa lucha, podremos enfrentar como pueblo no sólo los ajustes sino el conjunto de los padecimientos que nos impone la crisis de la civilización capitalista patriarcal, orientada a favorecer las ganancias del capital antes que el buen vivir de los pueblos.
Este 24 de marzo necesitamos se exprese unificadamente el conjunto del rico arco iris de luchas de nuestro pueblo. Las luchas de lxs trabajadores por el salario, las condiciones de trabajo y contra los despidos. Las luchas de las mujeres por el derecho al aborto, por desterrar la lacra de los femicidios, la trata y los abusos que se fomentan y naturalizan desde los medios masivos de comunicación; por el reconocimiento de los derechos de todas las identidades de género y sexuales y contra la discriminación que aún impera en nuestra sociedad. Las luchas de los movimientos socio-ambientales contra el extractivismo minero-sojero-petrolero. Las luchas de lxs trabajadorxs desocupadxs por trabajo digno. Lucha contra la criminalización de la pobreza y la protesta. Las luchas de los pueblos originarios, de lxs estudiantes y sectores medios, las luchas por la salud y educación públicas y populares. Todas ellas son necesarias este 24 de marzo y son la caldera desde la que surge la posibilidad de otro proyecto de país. Opuesto al del capitalismo que está llevando al planeta a una brutal catástrofe humana y ambiental.
Este 24 de marzo no estaremos solos. Somos parte del mismo ramillete de resistencias y luchas de nuestros hermanos y hermanas latinoamericanas. En la vereda de enfrente, el macrismo quiere convertirse en el eje de una restauración conservadora en toda la región, polarizando con la Venezuela bolivariana. El avance conservador de toda Latinoamérica - con el fortalecimiento de la oposición en Venezuela, las dificultades en Bolivia que se manifestaron en la derrota de Evo en el referéndum, las manifestaciones opositoras en Brasil montadas sobre el desgaste del rumbo conservador del gobierno de Dilma y el PT- requiere una respuesta de carácter internacionalista y nuestroamericano. La única manera de defender las posiciones conquistadas es avanzar y radicalizar. Detener a la derecha allí donde ya se hizo del gobierno y profundizar en un sentido democrático popular y socialista los procesos radicales, como los de Venezuela y Bolivia. Todavía estamos a tiempo de detener a la derecha continental, superar las tibias reformas del neodesarrollismo y abrir un nuevo horizonte para el socialismo del siglo XXI en Nuestra América.
Quienes suscribimos estas líneas tenemos el objetivo de avanzar dando pasos comunes para construir confluencias y articulaciones que prefiguren unidades políticas mayores. Apostamos a potenciar las experiencias sectoriales de base y a edificar una herramienta política de izquierda, independiente y popular capaz de poner en pie un proyecto de país de y para lxs trabajadorxs.
Con la memoria y el ejemplo de las luchas y los sueños que nos precedieron en la construcción de una sociedad distinta, con la certeza de reconocernos parte de los procesos populares latinoamericanos que reivindican el poder popular y un horizonte socialista.
Con el desafío de forjar, en diálogo con el conjunto de nuestro pueblo, una alternativa que supere al capitalismo.
Este 24 de marzo, seremos miles en las calles marchando junto al Encuentro de Memoria, Verdad y Justicia.
Con nuestro pueblo trabajador al frente, con el protagonismo de lxs de abajo, con los sueños de miles de hombres y mujeres, asumimos el desafío de aportar a la construcción de eso proyecto de profunda transformación social para nuestro país
A cuarenta años del golpe de estado genocida, seguimos luchando por el socialismo
Frente Popular Darío Santillán
Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional
Movimiento por la Unidad Latinoamerica y el Cambio Social Bs As
Democracia Socialista
El Avispero
Corriente Surcos
La Emergente
Corriente Popular Juana Azurduy

No hay comentarios.: