5 may. 2016

DESPIDO INJUSTIFICADO EN EL HOSPITAL DE NIÑOS DE SAN JUSTO

informa la voz del obrero .....
UN DESPIDO POCO RAZONABLE
Natalia Mabel Ayala (Leg. 28863) le anunciaron que el 01/05/16 dejaría su vinculación laboral con el municipio. Justo en el día del Trabajo.
En un telegrama, que dice: “Sr. Secretario de Salud Pública: Esta dirección informa que por estrictas razones de servicio a partir de 01/05/16 no se renueva la designación temporaria de la agente del Hospital de Niños de San JustoNATALIA MABEL AYALA (LEG. 28863) finalizando su vinculación laboral con esta comuna – Firmado: NOEMI I. SCAVONE (leg. 8820) – Dirección de Recursos Humanos (Int.)”.
Natalia Mabel Ayala (Leg. 28863) es madre de cuatro chicos (todos menores de edad), ingresó a trabajar hace tres años al Hospital de Niños de San Justo como mucama y luego pasó al sector limpieza. Laboralmente se tiene un buen concepto de ella; solamente dos cuestiones la hicieron faltar al trabajo, la primera, cuando quedó embarazada de su nene más chiquito y se le diagnóstico un “embarazo de riesgo” y durante dos meses debió guardar reposo. Luego de la licencia por maternidad se reintegró a sus tareas pero un mal esfuerzo le produjo una eventración (eventración es una hernia que aparece en la zona de incisión de una anterior intervención quirúrgica sobre el abdomen, pudiendo suceder al poco tiempo de la intervención o pasados algunos años) por la cual debió ser intervenida quirúrgicamente. Todo esto sucedió hace más de dos años motivo que no justifican su despido dado que las ausencias están debidamente justificados por causas médicas y a pesar de ello, por haberse pasado de los días estipulados por licencia médica, dichos días fueron descontados de su salario oportunamente
Natalia Mabel Ayala (Leg. 28863), según sus palabras, es “una laburadora, siempre estuve a disposición del Hospital cuando me lo solicitaron. Durante bastante tiempo cumplí un horario de 12 horas y me pagaban solo 10 porque no había personal y no podíamos dejar descubierto el servicio. Durante más de un año cumplí este horario hasta que nombraron personal suficiente en el área que estaba trabajando” y agrega que “No entiendo el motivo que justifique este despido. Necesito trabajar porque debo mantener a una familia con cuatro chicos, todos menores y en edad escolar”.
Sus compañeros del Hospital de Niños se solidarizan con ella pero a su vez, temen que haya más despidos, es por eso que están a la espera de la intervención del Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza y remarcan que “Si el STMLM no interviene y para este despido vamos a ir al paro, con su apoyo o sin su apoyo”.
Irónicamente, el PJ provincial, conducido por el Asesor estrella e Intendente municipal en funciones, Fernando Espinoza, encabezó el pasado viernes, una nutrida columna matancera en la marcha convocada por la CGT en contra de los despidos y de la política económica del gobierno nacional. Suena paradójico que por un lado protesten Verónica Magario y Fernando Espinoza y por el otro lado, despidan empleados a los cuales tienen, en una condición de total precariedad laboral. Estos “cuasi empleados municipales” son rehenes permanentes de las internas políticas, de ajustes presupuestarios; mientras el estado municipal gasta importantes sumas de dinero en “publicidad y prensa paga” de los medios nacionales.

No hay comentarios.: