3 may. 2017

COMUNICADO DE PERIODISTAS AUTOCONVOCADOS DE JUJUY

3 DE MAYO – DÍA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA (ONU-1993) - “MENTES CRÍTICAS PARA TIEMPOS CRÍTICOS”. 


Desde la agrupación Periodistas Unidos Autoconvocados de Jujuy (PUAJ), y en ocasión de conmemorarse este 3 de mayo el Día Mundial de la Libertad de Prensa, consideramos oportuno denunciar que en la provincia no podemos ejercer este derecho en tanto el Gobierno no solo no garantiza su cumplimiento sino que lo viola sistemáticamente. 


El Derecho Humano a la Libertad de Expresión, comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole. Está consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y tiene rango constitucional en nuestro país. Las constituciones de todos los sistemas democráticos también lo establecen como un derecho fundamental. 


En Jujuy, no solo se ve limitado el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa, sino que lectores, televidentes y oyentes de radio encuentran restringido su derecho a estar informados a través de la pluralidad de voces e ideas, no solo las dominantes sino también -y sobre todo- aquellas que expresan a los sectores ausentes en los grandes medios. 


A través de las declaraciones del ahora ex secretario de Comunicación de la provincia, Raúl García Goyena, quedó de manifiesto con claridad contundente la intención de disciplinar a los medios para acallar el pensamiento crítico y la información que ellos consideran lesiva de la imagen del gobierno. Si bien el problema no es nuevo, y gobiernos anteriores tampoco han garantizado la libertad de expresión en su más amplio sentido, eso no invalida a que el gobierno actual siga manteniendo esta práctica e incluso profundizándola.


El problema, por tanto, no es que el funcionario haya dicho lo que dijo; lo más grave es que sus palabras revelaron lo que en la práctica es la política comunicacional del gobierno. La gravedad está dada porque lesiona derechos humanos básicos como la libertad de recibir y producir información, llegando incluso a vulnerar la posibilidad básica de pensar colectivamente.


Pero hay más. Algunos de nosotros hemos recibido presiones por el hecho de expresarnos a título personal a favor de tal o cual postura, no siempre coincidente con la oficial, aunque en nuestro trabajo cotidiano respetamos el principio inalienable de informar con responsabilidad. Es decir: se nos castiga por lo que pensamos y no solo por lo que publicamos. 


Esta situación nos alcanza a todos: a los que ejercen el periodismo a través de emprendimientos propios, a los que trabajan free lance y también a los que están en relación de dependencia en los medios más importantes de la provincia. 


En este último caso, a la precarización laboral y el no cumplimiento del Estatuto Profesional del Periodista se suman presiones y prácticas extorsivas que llegan a la amenaza directa de despido si el trabajador no acepta las condiciones que se le imponen. 


PLURALIDAD


Este año, el lema que dispuso la ONU para la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa es “Mentes críticas para tiempos críticos”. 


Desde PUAJ estamos convencidos de que nuestro trabajo como periodistas contribuye a garantizar la circulación de información y el intercambio de ideas y opiniones. Porque la pluralidad de voces es la que permite que se forme una opinión pública libre, un pensamiento crítico y proactivo, para la plena vigencia de la libertad y de los Derechos Humanos.


El secretario general de la Gobernación, Freddy Morales, un día antes de la asunción de la nueva secretaria de Comunicación, Cecilia Salto, consideró “valioso” que la prensa denuncie o advierta falencias del gobierno desde la crítica objetiva y afirmó que “lejos está el gobierno de pretender torcer el pensamiento de los medios de comunicación”.


Lo invitamos a que haga realidad sus dichos en la práctica.


En este sentido aportamos las palabras del lingüista y pensador Noam Chomsky expresó: “Si estás a favor de la libertad de expresión, eso significa que estás a favor de la libertad de expresión precisamente para los puntos de vista que no compartes; de otra forma, no estarías a favor de la libertad de expresión”. 


Por nuestra parte, quienes integramos PUAJ nos comprometemos a la defensa y promoción de la libertad de expresión, exigiendo que desde el Estado se garantice dicho derecho e instándolo a que deje de utilizar la pauta publicitaria como presión, extorsión o chantaje, para imponer su voz como pensamiento único de la sociedad en su conjunto.

No hay comentarios.: