30 abr. 2014

CALSA: EL CONFLICTO QUE NO TERMINA

Nuevamente nos vemos forzados a ir al paro por la desidia de la empresa Calsa, que pretende sostener obstinadamente los despidos masivos de los que venimos siendo víctimas. Ofreció reincorporar una parte para buscar dividirnos, pero porque todos entendemos que el único trasfondo de esto es destruir todo intento de organización dentro de la fábrica, decidimos mantener firme el mandato de la asamblea en su lucha por TODAS las reincorporaciones.
Este es el cuarto paro por tiempo indeterminado que debemos emprender en seis meses contra la actitud hostil de una empresa que no ceso en su ataque, aun en conciliación obligatoria, con apercibimientos, suspensiones, amenazas de más despidos, circulares internas responsabilizándonos de los problemas ocasionados por esta situación, intimidaciones de compañeros que fueron llamados a sus casas por gerentes de la firma, etc.
Paramos nuevamente porque creemos que una empresa con tamañas ganancias debería enfocarse en solucionar sus enormes problemas de seguridad e higiene, categorías, etc, en vez de atacar a aquellos que la sostienen todos los días.
Les pedimos colaboración al difundir este conflicto para que entre todos logremos frenar, de una vez por todas, la actitud beligerante de esta multinacional inglesa.

No hay comentarios.: