26 jun. 2009

POR VÍCTOR ELÍAS BALZA

Convocamos a las 11 hs. a concentrarnos en la Plaza de Quilmes para repudiar la decisión de la Sala I de la Cámara y marchar a los Tribunales Quilmes
Víctor Balza ingresó a la Cría 2ª de Bernal el día 08 de noviembre de 2003, tras ser detenido en circunstancias dudosas dentro de la Villa Itatí de Quilmes.
Del informe médico legal de rutina surgía que el joven Balza presentaba marcas de golpes en su cuerpo, pero nada decía sobre herida de arma de fuego alguna.
Al día siguiente a su detención, Balza es llevado a la sede de la UFI nº 6 del Dto Judicial de Quilmes, a cargo del Dr. Alfredo Samprón Noel, donde aquel deja constancia que se encontraba lesionado; así las cosas, es nuevamente trasladado a la Comisaría.
Horas después, luego de ser apartado del resto de los detenidos y sin recibir el auxilio médico Víctor Balza fallece durante el traslado a un hospital público. Informes médicos posteriores dieron cuenta que la víctima tenía un impacto de arma de fuego en uno de sus glúteos, el cual al no recibir atención médica, ocasionó su muerte.
Por el hecho mencionado se imputó al policía bonaerense Norberto Darío Javier Gonzalez, quien comenzó a ser juzgado por el delito de homicidio culposo por el Tribunal Oral Criminal nº 1 del Dto Judicial de Quilmes el día 16 de junio de 2009.
Luego de algunas fechas de audiencias, la defensa del imputado presentó una recusación contra los integrantes del Tribunal de mención, la cual fue rechazada por los mismos. Así, el pedido de la defensa quedó a estudio de la Sala I de la Cámara de Garantías Departamental, la cual declaró la “nulidad” de lo actuado hasta ese momento en el juicio oral y ordenó se sortee un nuevo Tribunal Oral Criminal para la realización de un nuevo juicio; ello con fundamento en que los jueces habrían actuado con manifiesta parcialidad en perjuicio del imputado González.
Frente a esta situación, la familia de la víctima se siente agraviada, dado que entienden que tales argumentos son falsos y que sería la Sala I quien está intentando favorecer a Norberto González; por otra parte, cargan con el descontento de saber que en otros casos donde también el imputado era ex personal policial o se encontraba en juego el destino de algún otro miembro de dicha fuerza, suspendido el juicio oral por las mismas razones la justicia se ha demorado hasta casi dos años para fijar una nueva fecha de audiencia de debate oral.
Dicha demora en la administración de justicia vulnera de lleno los derechos de las víctimas. Las víctimas deben ser tratadas con humanidad y respeto de su dignidad, velar por que gocen de una consideración y atención especiales, para que los procedimientos jurídicos y administrativos destinados a hacer justicia y conceder una reparación no den lugar a una nueva victimización por parte del Estado.
Es el estado quien reafirma el valor de la vida a través de la pena.
Los esperamos.

No hay comentarios.: