17 mar. 2014

TPR: (JORNADA CTA-MICHELI-ENCUENTRO SINDICAL COMBATIVO) POR UN FRENTE POLITICO-REINVINDICATIVO DE LOS Q UE QUEREMOS PLAN DE LUCHA


Ni la jornada nacional de la CTA-Micheli y la CSC-PO ni el Encuentro Sindical “Combativo” plantearon un plan de lucha

Por un frente político-reivindicativo de los que queremos plan de lucha

La TPR participó de la jornada nacional de lucha convocada por la CTA-Micheli y la CSC-PO el 12 de marzo, así como también del Encuentro Sindical “Combativo” del 15 de marzo, planteando la necesidad de votar un plan de lucha por el triunfo de los docentes y contra el Rodrigazo. Tanto la jornada del 12 como el encuentro del 15 rechazaron esta perspectiva.


12 DE MARZO: MICHELI BOICOTEÓ EL PARO NACIONAL Y RECHAZA PLAN DE LUCHA DANDO LA ESPALDA A LOS DOCENTES


El 12 de marzo canalizó la lucha docente: miles de docentes de Provincia de Buenos Aires formaron parte de la marcha a Plaza de Mayo, así como también en numerosas provincias hubo paros y movilizaciones. Sin embargo, la CTA-Micheli, lejos de arrancar el 12 un plan de lucha por el triunfo de los docentes, no planteó ninguna continuidad a la medida y de hecho levantó el paro nacional que Micheli había anunciado previamente para ese día. La Coordinadora Sindical Clasista del PO, que fue convocante también a la jornada, se adaptó a esta orientación de Micheli: no concurrió a la misma denunciando que Micheli levantó el paro, no propone plan de lucha y no exige paro nacional a las otras centrales. Esta adaptación forma parte de una orientación más general del PO, que no impulsa que el propio Frente de Izquierda convoque a un Congreso de Bases para votar un plan de lucha.


UN ENCUENTRO SINDICAL ANTI-LUCHA, ANTI-IZQUIERDA Y ADAPTADO A LA BUROCRACIA


Contra el 12, Izquierda Socialista y el PTS convocaron a un Encuentro Sindical “Combativo” junto con el “Perro” Santillán. El Encuentro, que reunió a aproximadamente 2000 militantes de izquierda e integrantes de sindicatos e internas recuperados de manos de la burocracia, rechazó votar un plan de lucha. El Encuentro rechazó las 5 propuestas de lucha de la TPR: marchar el 18 de marzo por vivienda y contra el desalojo de Lugano; piquetazo el 21 de marzo en apoyo a la marcha federal docente; columna diferenciada el 24 de marzo exigiendo a las CGTs y CTAs plan de lucha y huelga general; incorporar a la jornada del 9/4 por los petroleros de Las Heras la lucha contra el ajuste; un 1º de mayo unitario en Plaza de Mayo como corolario de este plan de lucha. El Encuentro también rechazó las mociones de lucha de otras organizaciones: el nuevo MAS propuso el 1º de mayo unitario e incorporar la lucha contra el ajuste a la jornada del 9/4; el CCUR propuso piquetazo en apoyo a Kromberg; el PRML propuso votar plan de lucha; el GMR propuso votar plan de lucha y un compromiso de marchar a Lugano en caso de intento de desalojo; el PCO planteó denunciar con nombre y apellido a las 5 fracciones de la burocracia y pronunciarse por un gobierno de los trabajadores. El apoyo a la lucha docente votado por el Encuentro es un saludo a la bandera, porque no se traduce en ninguna acción política y de lucha que desarrolle ese apoyo.


El Encuentro también rechazó la propuesta de la TPR de que la mesa coordinadora que se formó después del Encuentro incorporara aunque sea con voz y sin voto a las organizaciones de izquierda, piqueteras y estudiantiles que luchen contra el ajuste. A esta propuesta le contrapusieron incorporar a “otros sectores antiburocráticos”, lo que para ellos no es otra cosa que representantes sindicales. Esta orientación obreristas y anti-izquierda se manifestó en la negación por parte del PTS e Izquierda Socialista en darle la palabra a la TPR en el plenario de cierre del Encuentro, a pesar de que explícitamente el día previo la dirección de Izquierda Socialista se había comprometido a que todas las organizaciones podrían hacer uso de la palabra al final del Encuentro.


El rechazo a votar un plan de lucha y a desarrollar una lucha política junto con la izquierda y el resto de los explotados contra el Rodrigazo expresa la sujeción de los convocantes a la burocracia sindical. Las intervenciones de Sobrero y Santillán se redujeron a plantear que hay que presionar a la burocracia para que se coloque a la cabeza de la lucha. Van a la rastra de una burocracia que está empecinada en evitar que el movimiento obrero se alce contra el ajuste. De lo que se trata, por el contrario, es que el clasismo salga a poner el cuerpo por el triunfo de los docentes y contra el Rodrigazo frente a la deserción de la burocracia.


El reclamo de paro nacional y plan de lucha a las CGTs y CTAs no puede ser opuesto al desarrollo de un plan de lucha sino que tiene que formar parte de una lucha política contra la burocracia sindical y por la organización independiente de los trabajadores. Los convocantes al Encuentro (IS, Santillán, el PTS) utilizan esa consigna para esconder su pasividad y adaptación a la burocracia. Tanto es así que, cuando se plantea la posibilidad de salir a la calle con esa consigna para polarizar contra la burocracia lo rechazan, como se expresa en su negativa ante las mociones sobre el 1º de mayo y la columna diferenciada el 24, y como se expresó el 12 de marzo donde no formaron columna común e incluso vaciaron la marcha a Plaza de Mayo.


EL FRENTE POLÍTICO-REIVINDICATIVO DE LOS LUCHADORES ES NECESARIO PARA MARCAR UN RUMBO CONTRA EL RODRIGAZO


Es necesario superar la sujeción a la burocracia sindical. Las burocracias de las 5 centrales son las que actúan para que el movimiento obrero no tenga un norte común de lucha para derrotar el plan de ajuste de CFK. Ese es el límite que tienen las luchas en curso.


Para contribuir al triunfo de las luchas en curso, el clasismo tiene que colocarse como alternativa a la burocracia, tomar la iniciativa, salir a las calles, propagar la tendencia a la lucha que expresan los docentes, Lugano, Kromberg, Liliana, Valeo, Volkswagen y Renault a otros sectores del movimiento obrero y de los explotados. Le proponemos al conjunto de las organizaciones que fueron al 12 y al 15 con planteos de lucha (en particular al nuevo MAS, CCUR, GMR, PRML y PCO) y a todos los trabajadores en lucha a poner en pie un frente político-reivindicativo de los que sí queremos plan de lucha contra el ajuste y por el triunfo de los docentes.


Llamamos a la militancia del Partido Obrero y del resto del Frente de Izquierda a dar una lucha política al interior de sus organizaciones contra la línea de adaptación a la burocracia que vienen desarrollando. Se trata de una tarea necesaria para colocar todos los esfuerzos de la militancia de izquierda, obrera y popular en poner en pie a los explotados contra el Rodrigazo.



16 de marzo de 2014

TPR
TENDENCIA PIQUETERA REVOLUCIONARIA

No hay comentarios.: