4 sep. 2015

ELECCIONES EN ATE: GRAN AVANCE DEL CLASISMO Y LA IZQUIERDA EN ATE

A casi 24 horas del cierre del comicio aún no hay datos oficiales sobre los resultados nacionales. Por el momento, tanto la verde de Cachorro Godoy como la Verde Blanca de Nando Acosta se atribuyen el triunfo en la elección nacional. Tal como lo denunciáramos durante la campaña electoral, el sindicato tiene serios riesgos de fracturarse por la mitad y de terminar del mismo modo que la CTA.
La propia elección estuvo plagada de choques e irregularidades que se agravaban a medida que la disputa se daba en las seccionales del interior, cuyas juntas están bajo el control y dominio de punteros dispuestos a defender el aparato a toda costa. Así hay denuncias de hechos de violencia desde Orán hasta Caleta Oliva.
Por primera vez en la historia de nuestro país, la izquierda y el clasismo conquistó la Comisión Directiva de una provincia, en este caso, Mendoza. En el marco de una fuerte campaña mediática contra la combativa dirección Provincial, la Lista Naranja se impuso con 55% de los votos sobre las listas Verde-Blanca y Verde, que sacaron un 35% y 10%, respectivamente. Así, ATE Mendoza, hoy por hoy, es el sindicato más importante que conduzca cualquiera de las fuerzas de izquierda en el país. Además, se ratificaron las conducciones clasistas de 6 seccionales de la misma provincia y las dos de la Provincia de Buenos Aires, Lomas y Almte. Brown-Pte Perón.
A nivel nacional, la lista Bermellón obtuvo, aproximadamente, unos 10 mil votos. En CABA, donde a fuerza de añadir al padrón a los militantes de la Cámpora, incorporados a los organismos nacionales, y explotando la parálisis y división de la verde tradicionales, se impuso la Lista Verde y Blanca del kirchnerismo. La Bermellón obtuvo 1300 votos a nivel nacional, un 30% más de los que se habían obtenido en 2011 cuando, además, integraban la bermellón otras fuerzas de izquierda que sumaron 300 votos en esta oportunidad. El crecimiento se manifestó en especial por la consolidación de los trabajos de las Comisiones Internas recuperadas y los fuertes bastiones opositores y protagonistas de las grandes luchas de la seccional. Así se ganó en el Ministerio de Economía, el de Educación, el de Trabajo, el Teatro Colón, la Dirección G! eneral de Música, Promoción Social, Ministerio de Planificación, Estadística,  entre otros. La elección en CABA se constituyó como una verdadera disputa entre 4 listas.
En la ciudad de La Plata, la Bermellón obtuvo cerca de 600 votos consagrándose como la segunda fuerza e imponiéndose en los sectores más combativos, protagonistas de las grandes luchas de los estatales de la provincia de los últimos años. Se destacaron las elecciones en las seccionales de Mercedes (más del 20%) y Bahía Blanca con el 24% donde la lista Naranja seccional debutó como un pujante reagrupamiento de la izquierda clasista.
En Santa Cruz se obtuvieron alrededor de 250 votos nacionales, al igual que en la Provincia de Santa Fe donde se impuso la Verde Blanca a nivel provincial y la Verde en la seccional Rosario.
Los resultados oficiales definitivos se conocerán recién el próximo miércoles debido la inmensa cantidad de denuncia, impugnaciones y votos observados propios de un sindicato en completa descomposición. El pronóstico sobre la continuidad de ATE es reservado. Más allá de la formalidad, en los hechos, el sindicato actuará fracturado entre distintas directivas provinciales que quedarán completamente paralizadas.
El proceso de transición que vive el movimiento obrero ha hecho su trabajo en ATE. La conquista de la Comisión Directiva de Mendoza debe ser un puntal para un reagrupamiento capaz de arrancar de las manos de las fuerzas patronales el sindicato y reconstruirlo sobre bases clasistas.
 

No hay comentarios.: