29 abr. 2008

DIA 1º DEMAYO EN ROSARIO: ACTO DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO GUEVARISTA

DIA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES
TODOS AL ACTO DEL 1º DE MAYO
PLAZA LÓPEZ, AV. PELLEGRINI Y LAPRIDA
(LUGAR DONDE SE REALIZÓ EL PRIMER ACTO DEL DIA DE LOS TRABAJADORES EN ROSARIO EL 1º DE MAYO DE 1890).
En este nuevo homenaje a los mártires de Chicago y a todos los trabajadores de nuestro país y del mundo que han dado su vida por una sociedad sin explotadores ni explotados, los trabajadores argentinos luchamos por el trabajo, los convenios colectivos, el aumento de salarios, la mejora de las condiciones de trabajo, la reducción de la jornada laboral sin reducción salarial.
Pero para llevar adelante estas luchas y articularlas con las de los trabajadores desocupados y el conjunto del pueblo, es necesario enfrentar y superar los impedimentos u obstáculos opuestos por los organismos estatales, fundamentalmente el Ministerio de Trabajo, las patronales y la burocracia sindical contra la organización de los trabajadores dentro de las empresas, construír una nueva dirección del movimiento obrero en nuestro país, independiente de las patronales, los partidos políticos de la clase dominante y el Estado, que desplace a la burocracia sindical. En este camino, la conformación de intersindicales y coordinadoras regionales contribuyen a unificar y centralizar las luchas de los trabajadores.
Frente al techo salarial del 19,5 % que imponen el gobierno de Cristina, la burocracia sindical y los grupos económicos en el marco del Pacto Social contra los trabajadores; luchamos por la negociación colectiva sin condicionamientos y con paritarios representativos de los trabajadores.
Reclamamos el reconocimiento de la estabilidad en el empleo de todos los trabajadores, estatales y privados, por la regularización de los contratados, contra las tercerizadas, las agencias de empleo y la utilización abusiva de las pasantías.
Las crisis de empresas y los procedimientos urdidos para reducir plantillas y salarios aplicados por el Ministerio de Trabajo no son más que instrumentos de las patronales para garantizar sus ganancias y la superexplotación de los trabajadores. Toda empresa que quiebra o es cerrada debe ser ocupada y puesta en funcionamiento por los trabajadores. Frente al manejo fraudulento, las convocatorias y quiebras de empresas, los trabajadores debemos luchar por la abolición del secreto comercial y bancario, por el control obrero de la producción, administración y comercialización.
Debe imponerse la reestatización de las empresas privatizadas, con control obrero. Creemos que nuestro país –con sus riquezas naturales, la capacidad de sus trabajadores, técnicos e intelectuales- está en condiciones de superar la dependencia, el hambre y la desocupación si los recursos ayer privatizados (el petróleo, las comunicaciones, la energía, los ferrocarriles, Aerolíneas, etc.), la banca, el comercio exterior, las corporaciones, son puestas bajo el control del Estado de los trabajadores y el pueblo.
Frente al crecimiento de la represión de los gobiernos nacionales y provinciales, es necesario desarrollar un amplio movimiento por la libertad de los presos políticos y el desprocesamiento de los luchadores populares. Luchamos por la derogación de la ley antiterrorista y de toda la legislación represiva contra los trabajadores contenida en el Código Penal; como así también contra el Poder Judicial que criminaliza la protesta social, las huelgas y los cortes de ruta cuando son protagonizados por los trabajadores ocupados o desocupados.
Las huelgas de los trabajadores del Casino, Maffisa, fileteros de Mar del Plata, Pagoda de San Luis, Lavadero Virasoro y Gafa, entre otras, constituyen ejemplos que deben generalizarse hasta confluir en un centro coordinador de los trabajadores en lucha. También nos solidarizamos con las luchas de los obreros lácteos y aceiteros por aumentos salariales, por los convenios colectivos y la mejora de sus condiciones de trabajo; y ante el cierre de Petroquímica Capitán Bermúdez, nos pronunciamos por su recuperación de las manos de Taselli, su ocupación y puesta en funcionamiento por los trabajadores químicos.
Ante el conflicto del campo, que muestra una ruptura y disputa entre sectores que integran el bloque dominante; la clase obrera no puede hacer ninguna concesión a un gobierno que sólo recauda para pagar la deuda externa y para sostener el superávit fiscal exigido por el imperialismo y sus organismos internacionales, pero tampoco puede ser furgón de cola de las entidades rurales: CRA, Sociedad Rural, Federación Agraria, que sólo defienden su rentabilidad, agravando con el aumento de los precios y el desabastecimiento la situación de los sectores populares. La unidad de clase debe construírse con los trabajadores rurales, víctimas de la superexplotación y la traición de la burocracia de UATRE, para luchar por sus derechos e intereses contra la explotación de los oligarcas y burgueses; y con los verdaderos campesinos pobres y pueblos originarios, que luchan por la tenencia de la tierra contra el avance de los terratenientes, los pools de siembra y la burguesía sojera, enriquecidos durante casi dos décadas gracias a los gobiernos de Menem, De la Rúa, Duhalde y los Kirchner.
Ante un posible nuevo desabastecimiento en las ciudades y al creciente aumento de los precios, es necesario avanzar en la organización de los trabajadores ocupados, precarizados y desocupados en los lugares de trabajo, barrios y pueblos, para asegurar el abastecimiento y la alimentación del pueblo, a través de la expropiación de los depósitos estén donde estén y aplique o no el gobierno la ley de abastecimiento, junto a los pequeños comerciantes y demás afectados por la crisis
Nos solidarizamos con la lucha de todos los trabajadores del mundo contra la explotación y la opresión, con la resistencia iraquí, con los pueblos vasco y palestino en su permanente combate contra el imperialismo por su autodeterminación e independencia nacional. Siguiendo el ejemplo del Che, nos consideramos parte de la heroica lucha de los pueblos latinoamericanos por su segunda y definitiva independencia y el socialismo. Rendimos homenaje al Comandante Raúl Reyes, de las FARC, asesinado por las fuerzas militares de la dictadura uribista, armadas y entrenadas por el imperialismo yanqui. Frente a las provocaciones, bloqueo e intentos de desestabilización del imperialismo, nos solidarizamos con la heroica Revolución Cubana, y exigimos la libertad de los cinco patriotas cubanos prisioneros en las cárceles de Estados Unidos.
Uniendo las fuerzas de los trabajadores ocupados y desocupados, articulando la lucha económica y la lucha política, generalizando las formas y métodos más avanzados de lucha, avanzaremos hacia una nueva dirección nacional combativa y clasista del movimiento obrero,
Somos parte activa del proceso de unidad de los revolucionarios en la Argentina, para construir la fuerza política que haga posible un gobierno de los trabajadores y el pueblo, hacia la revolución y el socialismo.
Rosario, 1º de Mayo de 2008
PARTIDO REVOLUCIONARIO GUEVARISTA

No hay comentarios.: