10 nov. 2016

DOCUMENTO POLITICO DE LA CTEP Y MOVIMIENTO POPULAR LA DIGNIDAD

DOCUMENTO POLÍTICO
POR UNA CTEP #CLASISTA #LAICA y #FEMINISTA
El pasado 17 de Octubre trabajadoras y trabajadores de la economía popular, militantes del Movimiento Popular La Dignidad junto a otras organizaciones nos reunimos en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) para discutir sobre la actual situación social, política y económica; y reflexionar sobre los desafíos por delante de nuestro sector, del conjunto del pueblo trabajador y de nuestra herramienta gremial.
En primer lugar, analizamos la realidad política y económica que está arrojando el programa conservador y restaurador del orden neoliberal que plantea Macri y Cambiemos, y cómo este ha impactado duramente en el mundo del trabajo, tanto en el formal que ha perdido más 100.000 puestos de trabajo, como lxs trabajadorxs de la economía popular que hemos visto desaparecer el poco trabajo que podíamos inventarnos (changas, venta ambulante, construcción, etc). Esto sumado a la inflación que se ha comido el salario que nos ganamos quienes trabajamos en programas como el Argentina Trabaja o el Programa de Trabajo Autogestionado.
Es por esto que la gran mayoría de lxs trabajadorxs que nos organizamos gremialmente en la CTEP necesitamos fortalecer nuestra herramienta gremial de cara a los desafíos que nos plantea el presente…Que si no es de lucha, definitivamente, no será nuestro.
Es así que planteamos una serie de reivindicaciones y postulados que nos parece importante compartir con el conjunto de lxs trabajadorxs, militantes y organizaciones que componemos la CTEP. Quienes formamos la CTEP venimos en la mayoría de los casos de las experiencias de lucha y resistencia de los años 90, que culminaron con las jornadas de lucha de 2001. Es decir que gritamos en las mismas calles ¡Que se vayan todos! Fuimos piqueteros e hicimos de la asamblea una línea política estratégica para combatir la corrupción y el burocratismo reinante. Hoy seguimos sosteniendo los mismos principios y la misma intransigencia en relación al lugar central que deben tener el pueblo y lxs trabajadorxs en la toma de las decisiones y la construcción de su propio destino. Es por esto que debemos superar el estado inicial que la CTEP adoptó como una coordinación de organizaciones y movimientos para articularla con espacios de decisión y deliberación directa de los trabajadores y trabajadoras. No se trata solamente de plantear en el aire elecciones, aunque creemos correcto incorporar estos y otros mecanismos que nos permitan continuar estructurando la herramienta gremial desde la riquísima pluralidad que hoy la compone. Pero también necesitamos una CTEP que construya desde sus bases, con sus afiliados a la cabeza, deliberando, para seguir avanzando en la construcción de la economía popular.
Nos reivindicamos clasistas, es desde este lugar que sostenemos la independencia que debe tener nuestro gremio de estructuras político-electorales que niegan nuestra potencia transformadora e intentan supeditarla a algún partido político del régimen o a algún dirigente mesiánico.
Nuestra fuerza como pudo verse el 7 de agosto en la gran movilización por el día de San Cayetano tiene la capacidad, si se lo propone, de ser parte de la conducción de un proceso de transformación profunda de nuestro país, pero eso, no será posible con los viejos aparatos serviles del poder doméstico y extranjero; ni con las recetas de “lo posible”. Tendremos posibilidades de cambiar nuestro destino si confiamos en nuestra propia fuerza, la de lxs trabajadorxs y si ponemos los intereses del conjunto siempre por encima de las aspiraciones individuales y corporativas.
Aspiramos a la construcción de un sindicato laico, respetuoso de la religiosidad y fe del pueblo, que sin dudas pueda levantar los valores vinculados a la solidaridad y el amor a nuestrxs hermanxs que profesan los diferentes credos pero que se permita cuestionar todos aquellos dogmas que sean retardatarios para la liberación del pueblo. Nuestra búsqueda es que lxs trabajadorxs también seamos capaces de distinguir la paja del trigo. Para vencer un mundo que nos descarta, que nos embrutece, explota y esclaviza debemos ser capaces de comprender la materialidad de nuestra explotación y la violencia que sufrimos y desembarazarnos de todo conservadurismo disfrazado de religión.
La composición de nuestro encuentro, como de la CTEP, como del conjunto de la Economía Popular e inclusive la estructura demográfica de nuestro país habla de que las mujeres son mayoría. Son las mujeres sobre quienes hoy el patriarcado y el capitalismo descargan lo mas crudo de la violencia y el ajuste. Sobre ellas y sus cuerpos recaen, la violencia el machismo y hay que decirlo con todas las letras la muerte. Por eso las compañeras marchan gritando vivas nos queremos, porque vivimos en un sistema que genera para con nuestras compañeras una violencia que entre todas y todos debemos transformar y combatir. Es por este motivo que nos reivindicamos feministas porque, como compañeras nos liberaremos y como varones acompañaremos y nos transformaremos con ellas para cambiar nuestro mundo.
Clasismo, Laicismo y Feminismo son tres palabras que entendemos tienen que escucharse mas al lado de CTEP, serán nuestro aporte desde nuestra experiencia y lucha que vamos a compartir y a discutir con el conjunto de la CTEP para fortalecernos de cara al futuro.
En el plano de la batalla gremial somos conscientes de que una de las grandes victorias de la CTEP, de cara al pueblo y al conjunto de lxs trabajadorxs, es simbólica y subjetiva: somos trabajadores y trabajadoras. No somos beneficiarios de planes ni sujetos de la “ayuda” social. Desde aquí debemos partir para conquistar nuestras reivindicaciones.
La conquista de la inscripción social de la CTEP fue muy importante, pero debemos profundizar la lucha por el reconocimiento gremial que nos permita gozar de los mismos beneficios y derechos que el conjunto de lxs trabajadorxs. Si la precariedad es la forma en la que nos dominan no puede ser la precariedad la forma que adquiera nuestra herramienta gremial. La precariedad de la inscripción gremial, la precariedad en el trabajo debe ser combatida con la seriedad y compromiso de nuestra organización sindical, que debe ser ejemplo de honestidad, transparencia, participación popular y política de sus afiliados y solidaridad en la lucha de todxs aquellxs que nos creemos compañerxs del laburante que está al lado, en frente y atrás.
Es nuestra más firme convicción y deseo que el pueblo mande, y como siempre vamos a empezar por lo cercano con espíritu unitario, con humildad, intentando dar el ejemplo a pesar de nuestros errores, siendo solidarios y solidarias.
Exigimos:
• Reapertura de Paritarias
• 100% de Aumento para la AUH, Programas Sociales y Jubilaciones
• Salario Social Complementario
• Bono de fin de año de $ 5000.-
• Personería Gremial Definitiva para la CTEP
• Obra Social para los Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular
HASTA QUE EL PUEBLO MANDE
Movimiento Popular La Dignidad

No hay comentarios.: