23 ene. 2017

CONVERGENCIA SOCIALISTA: "¿CONSTRUIR EL PARO NACIONAL ROGANDOLE A LOS BUROCRATAS O RESOLVIENDO YA MISMO UN PLAN DE LUCHA?"

Por Claudio Colombo 

El 21 de enero se realizó el Plenario convocado por los trabajadores en lucha de AGR/Clarín. Esta reunión sirvió para darle fuerza al conflicto y organizar las tareas de la solidaridad, como la próxima marcha, el fondo de huelga, el boicot al Grupo Clarín o el propio campamento. Desde nuestro partido fuimos con compañeros y compañeras docentes, de la industria láctea, estatales y de Cresta Roja.

Los compañeros de AGR, la Naranja Gráfica y el PO tuvieron otra buena iniciativa que dinamizó la reunión, ya que posibilitaron que intervengan en primer lugar los/as representantes de las organizaciones políticas. Este mecanismo sirvió para exponer rápidamente los puntos de acuerdo y debate, ya que la mayoría del activismo que fue al plenario se sentía representada por estas organizaciones.

En ese marco, se aprobaron varias propuestas de la Comisión Interna relacionadas a la extensión de la lucha a otros talleres gráficos o la recolección de los fondos para mantener la ocupación. Sin embargo, existió un punto en el cual se desarrolló un rico debate, que continuará en esta huelga y en las que vienen, que tiene que ver con la cuestión de la Huelga General.

Todos/as plantearon la necesidad de “exigirle” el Paro Nacional a la CGT, aunque se expresaron matices en cómo hacer para reclamarles esta acción. Democracia Obrera y Opinión Socialista dijeron que había que “marchar a la CGT”, el PTS propuso ir con una delegación de representantes, mientras que IS, PO y el MST, que plantearon la política en general, no dieron precisiones sobre el particular.

Nuestro compañero, Juan Carlos Beica, cuestionó esta perspectiva, argumentando que “no había posibilidades de lograr que la CGT y la burocracia avanzaran hacia un Plan de Lucha en serio” y “la tarea de organizarlo quedaba en manos de la izquierda, parando los sectores que influencia y organizando piquetes para bloquear parques industriales, terminales del transporte y entradas a las grandes ciudades”.

“Existen condiciones para que la clase obrera tome en sus manos el Plan de Lucha, porque la traición de la burocracia dejó un espacio que la izquierda puede ocupar”. Además explicó que el conflicto no es “solo contra Clarín, sino contra el gobierno y el imperialismo, que pretenden quebrar a sus trabajadores para amedrentar al resto y hacer pasar el Ajuste sin resistencia, por lo tanto que era una lucha testigo.”

Los piquetes organizados por AGR y la izquierda -como  el que garantizó el paro en la empresa Arcángel Maggio, que nunca había estado en huelga - demuestran las posibilidades enormes que tienen los luchadores y las luchadoras de influenciar positivamente a cientos de miles de trabajadores/as, que están esperando que los/as socialistas nos pongamos al frente de las luchas de manera audaz y decidida.

La situación es más que propicia para que surja una nueva dirección obrera, debido a la debilidad del gobierno y la burocracia sindical. Esto no sucederá por generación espontánea, sino en el momento en que las direcciones de los partidos de izquierda más importantes se ubiquen a la altura de las circunstancias, aceptando el desafío.

No hay comentarios.: