26 ene. 2017

CRESTA ROJA: CUATRO DIAS DE PARO Y UNIDAD CONTRA LA EXTORSION PATRONAL

Por Nico Kobane

Los compañeros pararon cuatro días seguidos la Planta Dos de Cresta, reclamando el cobro de los años trabajados en Rasic y nuevas rein- corporaciones. Durante el día de hoy lograron un gran triunfo: quebrar la maniobra divisionista de la empresa, que dijo que sólo pagaría a los de Planta Uno, que no estaban parando. ¡Los trabajadores le pegaron un durísimo cachetazo a la patronal, sumándose a la huelga!  

Para tratar de rematarla, los dueños se mandaron otra maniobra de similaressmas características, declarando que “las medidas de fuerza demorarían los reingresos”, a favor de los cuales ni la comisión interna ni los dirigentes verdes del sindicato han hecho nada, dejando las tareas de solidaridad en manos de los trabajadores. ¡Sin embargo, desde las bases, con paros y bloqueos ya se consiguieron más de cien reincorporaciones y hay voluntad de seguirla!

Toda esta presión impuso una reunión en el Ministerio de Trabajo, en la que participaron Santiago Perea - por la empresa - dirigentes del STIA y delegados de la Planta Dos. En la asamblea que se hizo a posteriori, la interna se lamentó de que “por problemas de financiamiento” se estaban incumpliendo los pagos, que se comenzaría a saldar parte de la deuda este viernes y que la primera cuota de la misma se dividirá en varias sub cuotas.

Luego de informar que la patronal establecería un monto compensatorio debido a los atrasos, - aunque sin especificar cifras - explicaron que los empresarios “necesitan que los trabajadores retomen las tareas para hacerse de recursos y garantizar los compromisos”. ¡Una gran mentira, ya que durante todos los meses que trabajaron a pleno y con menos personal que el necesario, ni siquiera pagaron el canon administrativo correspondiente!

La patronal de Proteinsa se hizo cargo de Cresta Roja gracias a sus vínculos con el gobierno de Macri. Ya han ganado dinerales con la explotación del establecimiento, que está exportando a full con el personal flexibilizado. ¡Sin embargo, ahora sus dueños alegan que necesitan “financiamiento” extra para concretar los compromisos que ellos mismos asumieron frente a la justicia!

Las tres empresas que conforman este grupo tienen enormes recursos económicos, principalmente Ovoprot, que siendo la principal exportadora latinoamericana de huevo en polvo tiene en sus manos una verdadera “mina de oro”, como son las plantas incubadoras de la Ex Rasic.

Lamentablemente esta gente cuenta con el apoyo de quienes deberían ponerse al frente de la lucha, los dirigentes del sindicato, que no hacen otra cosa que reproducir las mentiras patronales, tratando de crear miedo entre las bases. Eso es lo que hicieron los delegados, que argumentaron que “si no se volvía a trabajar” los dueños “dejarían de alimentar a los animales en las granjas.”

Los trabajadores cada vez les creen menos, siendo conscientes de que Ovoprot y compañía no están dispuestos a abandonar un negocio tan redondo, sino que sus dueños están tratando de hacerlo aún más rentable, pagándoles menos y haciéndolos trabajar más de lo que corresponde. Por esa razón, los compañeros, que les advirtieron a los delegados su disconformidad con la actuación gremial, dejaron en claro que si no se cumple con el cronograma de pagos volverán a resolver otras medidas de fuerza.

Para eso se vuelve crucial mantener la unidad conseguida durante el día de hoy y se necesitará elegir representantes por sector, de manera de imponerlos como “veedores” en las distintas negociaciones. Para rebatir las trampas y mentiras empresariales, los representantes tendrán que imponer el control obrero del funcionamiento financiero de la empresa, reclamando y concretando la apertura de sus libros.  

En la medida en que avancen los días será fundamental la convocatoria a nuevas elecciones de interna en ambas plantas, ya que los actuales representantes, además de no funcionar bien, tampoco poseen la representación legal.  Los trabajadores de Cresta ROJA tienen que tender puentes hacia otros sectores en lucha y organizaciones del campo democrático y combativo, la única manera de ir gestando la solidaridad que hará falta para encarar nuevos y más duros enfrentamientos contra la patronal y el gobierno. 

En ese sentido, se vuelve fundamental concretar la recolección de dinero para aportar al fondo de lucha de los trabajadores de AGR, que están tomando su taller gráfico contra el el grupo Clarín, que pretende imponer despidos y una política de súper flexibilización laboral muy parecido a la que quieren hacer sus amigos oficialistas de Proteinsa.  ¡Hay que asumir que la lucha de AGR no es ajena y que si ellos ganan triunfarán los operarios de Cresta Roja, que pelean contra los mismos enemigos!

No hay comentarios.: