27 feb. 2009

ASAMBLEAS DEL PUEBLO: NO AL DESALOJO DE LAS 90 FAMILIAS DE PASEO COLON 1588 DE CAPITAL FEDERAL

COMUNICADO DE PRENSA


Movimiento


ASAMBLEAS del PUEBLO




ASAMBLEAS DEL PUEBLO

Comunicado de Prensa.

ANTE EL BRUTAL DESALOJO DE 90 FAMILIAS EN PASEO COLON 1588:
REDUDIAMOS LAS MENTIRAS E ILEGALIDAD
DE LOS DESALOJADORES RODRIGUEZ LARRETA Y MACRI.

En la madrugada de hoy y rompiendo todas las negociaciones en curso, el Jefe de Gabinete de Mauricio Macri ordeno un violento operativo policial, sin actuación judicial alguna, para echar a la calle a 90 familias que no habían aceptado la ilegal intimación a desalojar el edificio.
El mecanismo utilizado –“desalojo administrativo”- es el mismo que ya empleó contra los cartoneros de Barrancas de Belgrano, el año pasado, con el agravante de que en esta ocasión no se trata de espacios públicos ni edificios del estado. En efecto, en el edificio de Paseo Colón 1588 hay un litigio de propiedad, pero el juzgado interviniente se negó a ordenar el desalojo. Lo mismo sucedió cuando, en las últimas 48 horas, el GCBA intentó algún apoyo jurídico para echar a la gente. Hasta el mismísimo juez Oyharbide, quien dispuso un allanamiento contra una bandita de vendedores de paco que estaban “aguantados” en un área lindera al edificio, se negó a ordenar el desalojo.
En ésas circunstancias Rodríguez Larreta, en abierta violación a los derechos de defen-
sa en juicio y de inviolabilidad del domicilio, emitió una orden de desalojo administra-
tivo, emulando a los Videla y Massera que inspiran a su gestión.
Todas las organizaciones sociales que hemos ayudado a los vecinos del lugar sabemos, mejor que nadie, que las condiciones de habitabilidad del mismo son deplorables. Y lo son desde hace muchos años, sin que ninguno de los gobiernos que se sucedieron hiciera nada por mejorarlas.
Por el contrario, desde la asunción de Rodríguez Larreta y Macri, empeo- raron notablemente!!
Hasta el año 2007, un camión sanitario del GCBA procedía, cada quince días, a desagotar los pozos cloacales. También, el GCBA, fumigaba mensualmente el edificio y
proveía a los vecinos de dos o tres volquetes para que la basura y los escombros fueran depositados allí. Asistentes sociales ingresaban regularmente al lugar a relevar las necesidades sociales más urgentes de los vecinos. Incluso se los proveyó de materiales eléctricos y cañerías para mejorar y asegurar las instalaciones y los servicios estaban legalizados y regularizados y sus pagos están al día (la última factura de EDESUR fue por $ 3.425 mensuales).
Todas esas prestaciones les fueron quitadas cuando asumió Macri. Sólo las médicas y trabajadoras del CESAC No. 15 siguieron ingresando al lugar y fueron quienes detectaron casos de tuberculosis en varios vecinos.
Nunca el GCBA se interesó por la suerte de los vecinos ni por su situación social o sanitaria y, menos aún, por la reiteradamente denunciada por los propios vecinos, intromisión violenta de narcos en el edificio.
Fue la presión de la Defensoría y la Sindicatura sobre el GCBA, para que resol- viera la situación sanitaria de los vecinos, lo que los OBLIGO a intervenir. Claro que para un gobierno autoritario y anti popular como éste, “resolver” la situación sanitaria es equivalente a “expulsar” de cualquier manera a quienes padecen enfermedades y carencias y dejarlos en la calle!!
No fueron los narcos los que resistieron el desalojo, hoy a la madrugada, a menos que se trate de niños narcos, mujeres embarazadas narcos, y militantes sociales narcos.
Porque ellos eran los que estuvieron enfrentándose a una patota del GCBA, encabezada por funcionarios de Desarrollo Social, como Acevedo, Alberto Alipe y Pablo Díaz, quienes, pertrechados con chalecos antibalas similares a los de la PFA y rodeados por la Guardia de Infantería (cedida gentilmente por Aníbal Fernández y Cristina K!!), quienes golpearon y persiguieron por la Avenida Paseo Colón y el propio Parque Lezama a quienes sólo querían conservar su vivienda.
El resultado de la represión y cacería fue, en principio, de una treintena de demorados, de los cuales ocho fueron alojados en la Seccional 24 de la PFA y los demás, ante la bronca de las casi cuatrocientas personas, fueron liberados allí mismo.
Entre los detenidos y golpeados se encuentra el compañero DANIEL GUILLEN, dirigente de las Asambleas del Pueblo, que estaba apoyando a los vecinos, quién está siendo acusado de “resistencia a la autoridad”.
Después de tomar el control del edificio, el GCBA y la PFA lo “dieron vuelta”, pero, sugestivamente, no pudieron encontrar a nadie con armas, drogas ni antecedentes o requerimientos judiciales. Sí encontraron y destruyeron los pocos y humildes enseres de los vecinos. Los vecinos fueron amontonados en un “corralito” del personal parapolicial del GCBA, los que los censaron para derivarlos a Promoción Social donde les harán un pago a cuenta de un miserable subsidio habitacional que nadie pidió ni quería ni alcanza para nada.
ESTA ES LA VERDAD DE LO QUE SUCEDIÓ EN PASEO COLON 1588, HOY, A LAS 05,00 HORAS.
Sabemos, también, que la precipitación de Rodríguez Larreta en ordenar el desa-
lojo esta madrugada, es consecuencia directa del terror que le generó la movilización que hoy, a las 10 hs., iban a realizar los vecinos, apoyados por las Asambleas del Pue- blo, la Asamblea de San Telmo, CUBA MTR, y otras organizaciones sociales. Ante la posibilidad cierta de una manifestación masiva que pusiera en descubierto sus mentiras
y su política anti popular, se decidió por la ilegalidad violenta de la patota y del “desalojo administrativo sin previo aviso”.
Los que no tienen techo, los que no existen para los medios ni para las “crónicas de sociedad”, los que agonizan ante la miseria, las enfermedades y la desocupación han perdido, hoy, una batalla. Los que apoyamos incondicionalmente sus derechos y sus luchas, hemos perdido una batalla y, como cuenta hoy Clarín, “estamos en la mira de la Justicia”. Sin embargo, sabemos, como decía Simón Bolívar, que en las pequeñas derrotas se aprenden y se forjan las grandes victorias de las causas justas.
Casi un millón de porteños están en emergencia habitacional y el GCBA se desentiende de ellos, los persigue, los estigmatiza y desaloja. No es una lucha que hayamos “inventado” nosotros, es el gran drama de uno de cada cuatro porteños!!
Por eso la lucha continuará, por eso no bajaremos los brazos, por eso, es seguro, seguiremos en la “mira de la justicia”.

Rubén Saboulard, Ana Melnik, Analia Casafu, Elizabeth Dos Santos

Comisión de Coordinación

No hay comentarios.: