29 dic. 2009

HOMENAJE AL COMPAÑERO JORGE DI PASQUALE

Soberanía y Liberación rinde homenaje a la memoria del compañero Jorge Di Pasquale, héroe de la clase trabajadora y del pueblo argentino

En estos días se encontraron los restos del compañero Jorge Di Pasquale, secuestrado por la dictadura en diciembre de 1976. La noticia nos conmocionó de manera especial, por refresacar las noticias del horror, y por la imposible escapatoria de los asesinos de los crímenes cometidos contra nuestros heroés.
Di Pasquale era el Secretario General del Sindicato de Farmacia y pieza clave de dos armados estratégicos del pueblo argentino: la CGT de los Argentinos y la construcción de la Tendencia Revolucionaria Peronista. De ambos procesos fue convocante primigenio junto al Mayor Bernardo Alberte (su impulsor), Gustavo Rearte, John William Cooke -ya gravemente enfermo- y Alicia Eguren. Su rol en este proceso es de tal importancia, que el Primer Plenario del Peronismo Revolucionario, de 1968, convocado por Alberte, Rearte y Cooke se realizó en los fondos del Sindicato de Farmacia, en Buenos Aires. Allí asistieron cientos militantes de todo el país, integrantes de todos los grupos que formaban parte en ese momento el Peronismo Revolucionario, y que luego serían FAP, PB, FAR, FAL, Descas, Montos y demás grupos decisivos del período 1969-1973. Cuando el Mayor Bernardo Alberte decidió desobedecer el pedido de Perón de poner al frente de la CGT normalizada a Augusto T. Vandor, ante la muerte de Amado Olmos, ‘porque ahora estaba haciendo las cosas bien, y convenía traerlo de vuelta al movimiento’, abriendo el juego a la historia, permitió de hecho el surgimiento de la gloriosa CGT de los Argentinos, que abriría el camino del heroico Cordobazo y de las 70 puebladas, que aplastaron tres dictaduras y el plan político de la Libertadora. Cuando eso ocurrió y Alberte tomó tamaña determinación que sabía implicaría dejar de ser el ‘delegado’ de Perón en la Argentina, Jorge Di Pascuale estaba en el núcleo decisivo de las resoluciones de ese momento liminar. Allí estaba junto a Alberte, Rearte, Cooke, Ongaro, Puiggróss, Eguren, Hernández Arregui, y todo el núcleo del sindicalismo combativo peronista representado entre otros por Borro, Framini, Avelino Fernández y Atilio López. Pero estos hombres, verdaderos revolucionarios y patriotas, tuvieron la grandeza, y en eso Di Pascuale, junto a Rearte, Tosco y Ongaro fueron inclaudicables, de buscar la unidad de todo el movimiento obrero, incluida especialmente la gran corriente combativa y antiburocrática, del sindicalismo combativo no peronista encabezado por agustín Tosco y que involucraba a Armando Jaime y otros compañeros del interior. Corriente que había sido decisiva en convocar desde la CGT de Córdoba a los plenarios cegetistas de Huerta Grande y la Falda, que marcaron con sus programas revolucionarios a fuego, el destino de la clase obrera industrial argentina. Programas que afortunadamente acaban de ser recuperados por el encuentro de la CGT Nacional de Mar del Plata realizado en este año de 2009..

Jorge Di Pascuale fue una figura determinante de la conformación de la Tendencia Revolucionaria Peronista, antes de su por lo menos trágica hegemonización por la experiencia montonera, y decisivo en el rol jugado que dicha Tendencia jugara entre 1968 y 1972, donde todo se resolvió a favor del pueblo. Luego el proceso se complicaría de tal manera, que Perón regresaría definitivamente mediante los hechos de Ezeiza, aplastaría al gobierno de Cámpora, al gobierno popular Cordobés (máxima expresión de la experiencia histórica de la CGTA y del Movimiento Sindical Comabativo) de Atilio López y Obregón Cano, pero especialmente, se apoyaría sobre los enemigos mortales del proceso que lo había traído de vuelta: la burocracia sindical vandorista y la ultraderecha peronista aliada de la dictadura y luego empleada del genocidio. Bajo exigencias innecesarias para el Pacto Social y de una verticalidad sindical, absolutamente anacrónica con el proceso vivido entre 1955 y 1973, Perón lanzaría un ataque feroz contra la Corriente Sindical Combativa que había logrado derrotar a la dictadura y traerlo de vuelta. La locura será de tal magnitud, que Ongaro estará preso durante el gobierno peronista, uno de sus hijos será asesinado por la policía de Villar, el otro escapará milagrosamente de las garras de la federal disfrazada de AAA, Tosco vivirá en la clandestinidad desde febrero de 1974 hasta su muerte, Atilio López será asesinado por la AAA y Di Pascuale, junto a muchos otros héroes de la resistencia, deberán exiliarse durante el infame gobierno de Isabel Perón.

Jorge Di Pascuale resume en su historia, lo mejor y más maravilloso que produjo nuestro pueblo en la heroica gesta de los Sesenta y los Setenta, siendo uno de su jefes más notables y arquetípico de esa pléyade de esa generación revolucionaria que soñaron una Patria Justa, Libre, Soberana y Socialista y a ella apostaron todo, incluida su vida y la posibilidad de una muerte atroz a manos del enemigo de siempre, la puta oligarquía nacida en al Argentina.

Soberanía y Liberación rinde homenaje a su memoria heroica, se conmociona ante el encuentro de sus restos, saluda al compañero Alfredo Ferrarese y a los compañeros del Sindicato de Farmacia, dignos continuadores de su lucha e invita a todo el campo popular a concurrir a su velatorio los días 28 y 29 de diciembre en la sede sindical de Rincón 1044, acompañando su sepelio el día martes 29 a partir de las 14 hs.

Buenos Aires 28 de diciembre de 2009

Por Soberanía y Liberación

Alberto J. Lapolla, Jorge Paolini, Ricardo Gil Soria, Jorge Muller, María Crsitina Saborido, Jorge Rachid, Celia Marechal, Marcelo Arbit, Ariel Pascielli


Ya nadie te humilla Por Vicente Zito LemaIn memoriam de Jorge Di Pascuale;cuyo cuerpo desaparecido en 1977 vuelve con nosotros…
Las sombras del ayer abren sus puertas, detrásestá el abismo… la muerte sucede en el pasado…Van y vienen los recuerdos, siempre ansiosos, encendidos,como un caballo que galopa bajo una lunatodavía en sangre, casi seca…Ahí está la noticia; llega entre nubes rojas,sin que el cielo se inmute, ningún ángel levantesu espada, ninguno de los dioses ruja…En la fosa clandestina, pasando el ríode las grandes mugres y la vida deshechaHay restos de un hombre…30 años y más del ayer, desaparecido…Que identificado por el equipo forense…Resultó ser…un líder sindical…De una generación que quiso construirel cielo en la tierra, alguien dijo…Y se quedaron desnudosY era inviernoY para colmo llovía…Nadie cubrió con flores sus huesosNi tejió los días de la eternidad…Van y vienen los recuerdos… La liviandaddel tiempo nos espanta… El compañero dejó sus huellasen los bordes de nuestros cuerpos…Cuando la patota militar entró a los golpes en su casa dijo: Nuncadejaré de odiarlos…Lo torturaron mucho. La agonía fue lenta. Ni siquierala piedad de un tiro de gracia…El compañero es una historia –o mejor una leyenda–del buen amor –cuando todo tambalea–y la mejor lucha en los campos de OctubreQue resucita…Mientras su muerte sin castigo embistea los gritos en la noche de los gritoscontra la paz del inocente sin memoriaque no sabe / no contesta / que con jetade santurrón vomita: en algo andaban…pasaron tantas cosas…El compañero ha vuelto a las andadas…Su nombre alienta; otra vez galopa…Su cuerpo estuvo en la tierra…Humillado en la tierra…Desaparecido en la tierra…Su noche en la noche de las noches hatocado fin…Otra vez está aquícomo una nube sobre el cielo de veranoalentando el fuego / moviendo los sueñosEn el viejo sindicato de la calle RincónDonde tu alma es tu memoria…Y ahora hablaremos de vos entre los compañeros,y alguno preparará el mate, y te abrazaremosComo si estuvieras en el aire…Porque el aire siempre nos abraza...Nadie pide clemencia / el barco sigue andandoentre las aguas bravas…Vos estás con nosotros y las estrellas relucen…Lejanas, muy lejanas, pero relucen…Buenos Aires, diciembre de 2009

No hay comentarios.: