3 dic. 2009

SE LEVANTO EL ACAMPE DE AVENIDA DE MAYO



Tras pasar dos noches en el lugar comenzaron a retirarse esta mañana. Hubo un principio de acuerdo con el Gobierno. Reclaman ser incluidos en los nuevos planes de trabajo.


ACUERDO. Levantaban esta mañana las carpas y comenzaban a retirarse lentamente del lugar. (DyN) Piqueteros antikirchneristas que pasaron 37 horas acampando por demandas sociales en la Plaza de Mayo, en el microcentro porteño, levantaban esta mañana las carpas y comenzaban a retirarse lentamente del lugar, tras alcanzar un principio de acuerdo en el Gobierno. Los manifestantes reclaman ser incluidos en los nuevos planes de trabajo anunciados por el Gobierno, sin la intermediación de los intendentes peronistas del conurbano bonaerense, y habían montado medio centenar de carpas en la zona, aunque anoche mantuvieron reuniones con representantes del Ministerio de Desarrollo Social y se abrió un canal de diálogo. Del acampe participaron piqueteros del movimiento Barrios de Pie, el Bloque Piquetero Nacional, el Polo Obrero, el Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive, el Frente de Trabajadores Combativos (FTC), la Coordinadora de Unidad Barrial (CUBA) y las agrupaciones Darío Santillán y Aníbal Verón, entre otras. La apertura de la negociación se produjo ayer luego de un día en que los manifestantes se mantuvieron en el campamento para exigir que el gobierno nacional abriera la inscripción sin la mediación de los intendentes del PJ bonaerense en el programa "Argentina Trabaja", que involucra 100 mil empleos para micro-obra pública en los barrios, con sueldos de entre 1.200 y 2.200 pesos por mes.La convocatoria para intentar desactivar la manifestación, que ocupó desde el martes tres cuadras de la Avenida de Mayo, se produjo minutos después de que los integrantes de las agrupaciones piqueteras votaron en asamblea la continuidad "por tiempo indeterminado" de la medida de fuerza.En el lugar había unas 30 carpas que se instalaron en la noche del martres tras una multitudinaria manifestación. Se trata de un desafío a los Kirchner en un terreno en el que desde la Casa Rosada quieren mantener un férreo control: la ocupación de la calle.La marcha comenzó anteayer y convocó entre 8.000 y 10.000 manifestantes, de acuerdo a datos policiales. Al llegar ocuparon cuatro cuadras de la ancha avenida del centro porteño, desde la calle Perú hasta la 9 de Julio.

No hay comentarios.: