23 feb. 2016

ORGANIZACIONES SOCIALES LE RECLAMAN AL PRESIDENTE MACRI POR MILAGRO SALA

ORGANIZACIONES SOCIALES EXIGEN AL PRESIDENTE MAURICIO MACRI  EL RESPETO A LAS GARANTIAS CONSTITUCIONALES Y EL ESTADO DE DERECHO EN JUJUY

Distintas organizaciones sociales, solicitan, advierten y exigen al Presidente Mauricio Macri, que tome las medidas correspondientes en forma inmediata para garantizar el respeto y el ejercicio concreto de las garantías constitucionales y el estado de la  derecho en la provincia de Jujuy ante gravísimas operaciones judiciales y policiales que incluyen detenidos sin las condiciones legales del debido proceso, heridos de gravedad, conatos de allanamiento y allanamientos con golpizas, amedrentamiento, persecuciones, detenciones sin causa a compañeros, madres, embarazadas y menores de edad, aparte de un impresionante festival  de pedidos de detención a los militantes de distintos espacios políticos y sociales.

A solo título de ejemplo denunciamos:

1).- El ilegal mantenimiento de la detención de la compañera Milagro Sala sin las condiciones y garantías del debido proceso.

2).- El  conato de fusilamiento de Jose Gomez, con un tiro en el  vientre de una escopeta de balas de goma, a  menos de 50 centímetros, por parte de un ocupa que había usurpado su vivienda en el barrio Tupac Amaru y que después, se supo, se trataba de un oficial de policía. El compañero Gomez, se recupera, dolorosamente, después de dos delicadas operaciones, en el hospital Pablo Soria de esta capital.

3).- El brutal castigo a un sereno por parte de una patota que penetró en la oscuridad en un galpón de la organización barrial Tupac Amaru, cuyas características de movimiento eran similares a las de un grupo de la brigada de investigaciones que posteriormente allanó ilegalmente (con personal sin identificación y sin mostrar la orden correspondiente) ese mismo lugar. Allí detuvieron, entre otros, a una madre con varios hijos que tiene domicilio al lado de ese mismo predio y que no tiene nada que ver con la organización. En tal allanamiento, se destruyeron enseres y objetos de todo tipo, incluyendo bolsas de juguetes para niños carenciados que fueron desperdigadas por todo el galpón.

4).- La detención de más de 30 militantes, en distintas situaciones y lugares, incluyendo mujeres, embarazadas y menores cuyos padres no fueron avisados de la situación de sus hijos.

5).- El seguimiento, amenaza, amedrentamiento público y privado, y sobre todo en horas de la noche, a militantes de las organizaciones sociales que han convertido a la provincia en un estado policial violatorio de las mas elementales condiciones de seguridad personal y colectiva.

6).- La instalación de un verdadero festival de pedidos de detenciones a compañeros, por cualquier causa, por supuestas sospechas o denuncias sin comprobación material jurídica, dirigidos todos, sin excepción, a militantes de las organizaciones sociales, ante la complicidad o el silencio de la justicia provincial que responde, dócilmente, a las ordenes de Gerardo Morales.
Estos ejemplos son solamente algunos -de otros que iremos informando en detalle al pueblo argentino-, que ponen  de manifiesto una increíble cantidad de operaciones que efectúa el gobierno de la provincia de Jujuy, impunemente con la colaboración de un sector de los medios hegemónicos de comunicación, imponiendo un estado de persecución, zozobra y amedrentamiento para un gran sector de la población que parece no tener ningún tipo de garantías constitucionales ni, menos aún, la protección del estado de derecho, al igual que sucedía en las épocas más oscuras de la dictadura militar.
Hacemos directamente responsable al gobierno provincial y nacional sobre la integridad física, psicológica y espiritual de decenas de miles de personas que viven en una situación impensable e inimaginable para el país en el siglo XXI, con la creación de guetos étnicos y sociales prefabricados por los poderes institucionales.
Finalmente, no olvidemos como dijo la Pastoral Social de la Iglesia Católica,  que las organizaciones sociales fueron  quienes se hicieron cargo de la supervivencia de grandes sectores de la población en  el país, cuando el propio gobierno y los grupos hegemónicos concentrados los abandonaron, sobre todo en el caso de Jujuy.

No hay comentarios.: