29 may. 2008

DECLARACION PUBLICA Y POLITICA - MTR REGIONAL CORDOBA


SARAVIZACION, COSPELAZO Y REBELDIA POPULAR

Una vez mas...
Otra vez el bolsillo flaco de los cordobeses/as es golpeado.
La ilegitimidad como mecanismo perverso y corruptor, como práctica habitual de las clases dominantes y sus políticos de turno.

El 14 de febrero (con represión incluida, heridos y detenidos) se le dijo NO al aumento del Cospel, esta verdadera truchada de sesión e ilegitima votación, violenta todo respeto a las “instituciones” y a la “democracia” de los ricos y poderosos que tanto dicen defender, Giacomino, Schiaretti y los Concejales.
Pero nada se dice de que esto es violento, nada se dice de esta VIOLENCIA, al contrario seguiremos siendo todos/as parte de los negociados entre la FETAP, la burocracia sindical de UTA y los ejecutivos municipales de turno.

Tuvieron que sesionar en la Legislatura Provincial y no en la sede del Concejo Deliberante, se tuvieron que rodear de triples vallados en 100 metros a la redonda, desplegar casi medio millar de efectivos policiales y utilizar todos los métodos del aparato represivo para legislar contra el pueblo, hasta le coartaron la libertad de expresion a los demás partidos del régimen que al menos les hubiera permitido disfrazar un poco mas el circo que estaban llevando adelante, solamente primo el apriete de los empresarios, los espurios negociados y la soberbia que da la impunidad.
Así votaron contra el pueblo, así aprobaron el aumento del Cospel. Y encima se arrogan la representatividad del pueblo, manga de caraduras y farsantes!

Borocoto (ces) con acento cordobés...
Votar en contra hoy, votar a favor mañana, hablar del pueblo y sus necesidades y después meterle las manos en el bolsillo, en definitiva de que sirve votar en esta democracia de los ricos y poderosos....
Teresa Saravia, Oscar Arias o Marta Juárez, por ejemplo, tres de los 16 concejales que aprobaron el aumento, son supuestos referentes sociales, con trayectoria y trabajo en los sectores mas castigados de nuestra Córdoba, que pensaron más en cuidar sus puestitos y sus suelditos que en las necesidades reales del pueblo trabajador.
Fueron los primeros en levantar la mano para metérsela luego en el bolsillo a todos.
Patéticos títeres de los monopolios y politiqueros de turno que entregaron hace rato su dignidad a cambio 11 mugrientas monedas.
Buenos aires tendrá su Borocoto, pero acá en Córdoba los multiplicamos por tres.

Represion a los sectores populares (como politica de Estado de las clases dominantes)
La carta de agradecimiento por la defensa dea instituciones y la democracia del Intendente al Gobernador y al Jefe de policia y el Ministro de Seguridad, fueron la frutilla del postre para quienes no quieren ver que las clases dominantes, con sus politicos y partidos de turno, tienen como unica respuesta a los reclamos del pueblo trabajador, la represion.

El pueblo trabajador pudo ver la presencia y la solidaridad de los organismos de DDHH como la Coordinadora Antirrepresiva y por los Derechos Humanos, el CEPRODH, UniDHos, o La Comision por la Libertad de los Presos Politicos, asi como la ausencia de otros.
La solidaridad activa de la izquierda y los luchadores y la ausencia de quienes solo tienen de izquierda el discurso.

Los oligarcas y los sojeros pueden desasbastecer por 21 dias a las ciudades y hambrear al pueblo y es como si no pasara nada, en cambio cuando como pueblo trabajador reclamamos por no seguir permitiendo que nos metan la mano en los bolsillos, encontramos toda la furia del aparato represivo, que continua intacto desde la dictadura y que lo perfeccionan dia a dia.
Si esto no es lucha de clases, que es?

Crece la rebeldía....
La aprobación de la medida más antipopular hasta el momento de esta gestion municipal, como lo es el aumento del cospel, fue el detonante.
Desde que llegamos hasta los vallados, a los mas de cientos y cientos de manifestantes alli presentes, se nos embaucaba con que iban a dejar entrar a representantes de todas las organizaciones políticas, piqueteras, barriales, sociales y estudiantiles que estábamos allí presente, como hubiera correspondido a una sesion publica del Concejo Deliberante.

Una burda maniobra de dilación que enardeció aun más los ánimos, y la respuesta no se hizo esperar. Desde que se supo que ya habian aprobado el aumento, el intento de ingresar a la sesión encontró la brutal represión y la consecuente respuesta de quienes estábamos allí, y que a diferencia del 14 no íbamos a esperar mansamente los gases, las balas y los palos.

Durante casi una hora se combatió sobre la Vélez Sárfield y hasta la calle Humberto Primo, palos, piedras, barricadas improvisadas, huevos y ovarios contra todo el aparato represivo mas perfeccionado que tiene la provincia de cordoba.
Centenares de cordobeses/as dimos pelea, desigual pero la dimos, retrocedimos cuando nosotros quisimos y como quisimos y por donde quisimos.
Nos reagrupamos, recontamos fuerzas, comprobamos los que habían caído detenidos, curamos los heridos, nos volvimos a organizar y volvimos a marchar.

Desde Colon y General Paz se convoco a todos y fuimos a liberar a los compañeros, en el camino fue escrachada la FETAP, hicimos el aguante a los presos durante varias horas en la ex cárcel de encausados, también la escrachamos con bombas de pintura. Luego fuimos marchando hacia los tribunales federales hacia las oficinas del Fiscal Moyano para presionar y exigir la libertad de nuestros compañeros/as presos, y de nuevo el aguante.
Finalmente nos volvimos a movilizar por las calles de la ciudad hacia la comisaría primera donde había 3 de los 4 detenidos, casi a las once de la noche lográbamos liberar al ultimo de los compañeros.

A pesar de la bronca por no haber podido frenar el cospelazo, a pesar de los heridos, de la represion, del cansancio, del frio y el viento, NUNCA NOS FALTO LA ALEGRIA, con las murgas, los bailes, los canticos, la alegria de la lucha, la alegria de estar vivos y sentirnos parte de una construccion colectiva por una sociedad distinta. Alegria y decision, alegria y constancia, alegria y lucha, fueron la constante en la jornada.

El 14 de febrero ganamos una batalla, el 23 de mayo perdimos una batalla, la guerra continua. Y los pañuelos celestes seguiran estando y fogoneando las luchas y la rebeldia de nuestro pueblo trabajador. Y sí, aunque a muchos les pese, la rebeldía sigue creciendo....

TRABAJO, DIGNIDAD Y CAMBIO SOCIAL

No hay comentarios.: