19 dic. 2007

ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA: DOCUMENTO QUE SERA LEIDO EL 20 DE DICIEMBRE A 6 AÑOS DEL ARGENTINAZO

2001 2007
VIVA LA REBELION POPULAR DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE
Por la victoria de las luchas obreras y populares. No al pacto social
Basta de impunidad y represión “K”. Exigimos al gobierno la aparición con vida de Jorge Julio López
Fuera el imperialismo de América Latina

La rebelión de diciembre del 2001 sacudió a la Argentina hasta sus cimientos y abrió una nueva etapa. Fue una lucha gigantesca de miles de jóvenes, mujeres y hombres del pueblo. Treinta y cuatro compañeros entregaron su vida en estas jornadas y seis más murieron luego a causa de las heridas recibidas. Por primera vez en la historia nacional, el pueblo en las calles volteó un gobierno entreguista y dejó en el aire el Estado de Sitio decretado por ese gobierno.
La consigna `Que se vayan todos´ expresó a los millones que cuestionaron las instituciones del régimen. Surgieron asambleas populares, multisectoriales, asambleas de coordinación piquetera, fábricas recuperadas y puestas en marcha por sus trabajadores y otras formas de protagonismo político de las grandes masas que expresaron prácticas de democracia directa.
Al cumplirse seis años de esa gesta, y a diez días de la asunción de Cristina Kirchner, venimos a decir a está Plaza que las razones que llevaron a la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre están vigentes.
Acaba de asumir un nuevo gobierno, que se ha presentado a sí mismo como el “cambio que comienza”. ¿A qué cambio se refiere? El kirchnerismo, golpeado por las denuncias de corrupción y por las disputas internas, pero fundamentalmente por las luchas, movilizaciones y rebeliones populares que sacudieron a Neuquén, a Salta y principalmente, a Santa Cruz, la provincia del presidente, donde cayo su gobernador, tuvo que operar un cambio de rostro. Pero no cambiaron sus personeros ni, mucho menos, su orientación social.
Cristina Kirchner debutó con anuncios de tarifazos, y de un pronto arreglo de la deuda externa con los usureros del Club de París. No caben dudas que esta nueva hipoteca exigirá nuevos ajustes sobre los gastos sociales, sobre la salud y la educación. Ello se expresa en el presupuesto 2008, que prevé 19.000 millones de pesos para el pago de intereses de la deuda, un 40% más de lo presupuestado para salud y educación y que en la misma asunción haya sido invitado el titular del FMI. Los superpoderes, renovados una vez más, servirán para manipular el presupuesto en función de esta política contra los explotados.
En materia educativa, la presidenta ha debutado con un ataque y una advertencia a la docencia que lucha por el salario y por la educación pública Ha sido fiel a la línea de agresión a los maestros que, durante quince años, el kirchnerismo viene llevando en Santa Cruz
Para imponer esta política, la presidenta quiere regimentar al movimiento obrero con el concurso de la burocracia sindical y judicializar y reprimir a los sectores que luchan. En eso consiste el anunciado “pacto social”: después de aumentar las tarifas, liberar los precios de los alimentos e imponernos topes salariales muy por debajo de la inflación, pretenderán inmovilizar al movimiento obrero y a sus organizaciones. Parte integral de la política del gobierno para imponer el Pacto Social es el ataque a las nuevas conducciones de los trabajadores y sectores en lucha, vía los despidos, la judicialización de la protesta, los desafueros sindicales y el uso de las patotas burocráticas. Como es el caso del Casino, de Segovia de Metrovías, Pagoda, Indec, Hospital Frances y Ferrovarios de TBA. En este sentido repudiamos el ataque de la patota burocrática al cuerpo de delegados de Metrovías. Pero las luchas que se vienen dando en el Casino, el Indec, en los docentes bonaerenses y de todo el país, los compañeros del pescado de Mar del Plata, del Hospital Francés, Metrovias, Piqueteros, Pagoda, Mafisa, Oil, Ferroviarios, Fate, Terrabussi y muchas otras, demuestran que la clase obrera tiene reservas y disposición para enfrentar el pacto que Cristina, junto a la Unión Industrial y las burocracias sindicales, pretende imponerle a los trabajadores. Desde este acto, hacemos nuestras todas las luchas de los trabajadores y del pueblo en defensa del salario, el derecho al trabajo, la vivienda, la salud y la educación.

El gobierno que se inicia es continuidad de otro: siguen existiendo más de tres millones de desocupados y un 45 % de trabajadores en negro. La legislación flexibilizadora del menemismo y de las leyes Banelco continúa en pie. El salario no cubre la mitad de la canasta familiar actual, que supera los tres mil pesos. Una carestía galopante sacude el bolsillo de las familias trabajadores. El gobierno que anunció el desendeudamiento terminó con una deuda externa que representa el 70% del producto bruto. Sólo se reactivaron los beneficios del gran capital industrial, terrateniente y financiero. Las privatizadas fueron beneficiadas con todo tipo de subsidios, financiados con impuestos que también salen del bolsillo popular. Mientras tanto, el petróleo, el gas, el medio ambiente y el sistema de transporte continuaron siendo saqueados por los privatizadores.

El gobierno de Néstor Kirchner cerró su mandato con Jorge Julio López desaparecido. A más de un año de este hecho, denunciamos la completa inacción de los gobiernos nacional y bonaerense, los mismos que, cuando se produjo la desaparición, negaron el secuestro y no investigaron y juzgaron a los policías en actividad que revistaron en tiempos de la dictadura. De conjunto, el aparato represivo y la justicia que participó de la represión continúan intactos. En cuatro años de gobierno K, hubo más de 800 casos de gatillo fácil. Los juicios contra los represores, arrancados por años de movilización popular, han logrado condenas a cuentagotas, y de responsables menores. La justicia sigue rechazando el juzgamiento en bloque y por sitio de detención clandestina: el gobierno no hace nada para revertir este cuadro. El envenenamiento de Febres evidencia el pacto mafioso existente en defensa de la impunidad de los represores. Amparado por la política de este gobierno de brindar trato privilegiado a los genocidas procesados. Mientras tanto, los responsables políticos y materiales de los crímenes de la gesta del 19 y 20 de diciembre, y de nuestros compañeros Dario y Maxi, continúan impunes o, incluso, gobernando junto a Kirchner (como, entre otros, el caso de Fellner, el ex gobernador de Jujuy y flamante presidente de la Cámara de Diputados, responsable de los crímenes de Cuellar e Ibáñez en la pueblada de Libertador San Martín en octubre del 2003).

Durante este año, se produjo también el crimen del docente Carlos Fuentealba, durante la gran rebelión del pueblo neuquino. Aunque su responsable directa fue la policía de Sobisch, no nos llamamos a engaño: la señal de largada fue dada por la militarización de Santa Cruz por la gendarmería enviada por orden del gobierno nacional. Con el mismo objetivo represivo, se han dictado las llamadas leyes antiterroristas que serán usadas para la persecución interior de luchadores populares.

En este acto, ratificamos nuestra exigencia al gobierno por la aparición con vida de Jorge Julio López, por la libertad de los presos políticos, por el juicio y castigo a los responsables políticos y materiales de los crímenes del 20 de diciembre, de Carlos “Petete” Almirón y de Kosteki y Santillán y de Carlos Fuentealba. ¡Fuera la infanteria y las patotas de las luchas obreras! ¡Abajo la llamada ley antiterrorista!
Hacemos nuestra también, la lucha de los estudiantes de la FUBA y de todas las universidades del país, que exigen la democratización profunda de la Universidad, reclaman aumento del presupuesto y enfrentan a las camarillas profesorales que son las que impulsan su vaciamiento y privatización. Llamamos a apoyar la lucha de los estudiantes secundarios del Carlos Pellegrini por la democratización del Colegio, y de todos los secundarios –como en el Mariano Acosta- contra el derrumbe edilicio de las escuelas, esos verdaderos cromañones que amenazan, todos los días, la vida del pueblo. En este acto, expresamos en particular nuestra solidaridad con los estudiantes y trabajadores de la Universidad de Río Cuarto, víctimas de otra masacre que es resultado de la asfixia presupuestaria, falta de condiciones de seguridad y de la entrega de los planes de investigación a monopolios privados.
Hacemos nuestra la extraordinaria lucha de la Asamblea de Gualeguaychú contra los monopolios contaminadores y sus gobiernos, como expresión de una lucha ambiental que ha ganado en masividad y extensión nacional desde Catamarca hasta Santa Cruz. Denunciamos que, detrás de los gestos de demagogia, el gobierno “K” ha sido el gran lobbysta de los intereses mineros, y ha tolerado la depredación de los monopolios contaminadores a lo largo y a lo ancho del país

Es parte de esta plaza la lucha contra el saqueo del petróleo y el gas, que el kirchnerismo renueva con concesiones leoninas como las de Cerro Dragón, el yacimiento que ha sido entregado a la Panamerican por la friolera de 40 años, es decir, hasta su completo agotamiento. Denunciamos la tentativa de falsa argentinización de YPF a favor del empresario Ezquenazi, testaferro de Kirchner, con recursos del estado argentino. Planteamos: reestatizar YPF y todos los recursos petroleros sin resarcimiento para sus vaciadores, y bajo control de los trabajadores.
Hacemos nuestra la lucha de los jubilados, en un país donde tres millones de ellos continúan cobrando por debajo de la línea de pobreza. El gobierno dice que no tiene recursos para cumplir con el fallo que establece la movilidad de los haberes. Sin embargo el ANSES tiene un gran superávit y continúa el saqueo de las AFJP.
Hacemos nuestra la lucha de las empresas recuperadas que como ZANON, BAUEN, RENACER, ISACO, SASETRU, BRUKMAN, libran una permanente batalla por defender sus fuentes de trabajo y enfrentan hoy graves amenazas judiciales de desalojo s. La de los campesinos y los pueblos originarios que ocupan tierras en el norte y sur del país. La de las mujeres que salen a la lucha por el aborto legal seguro y gratuito y por los derechos de la mujer trabajadora, es decir igual salario por igual trabajo y guarderías gratuitas, entre otros reclamos.

Hoy, a la luz de la etapa que se inicia, reivindicamos la conclusión de nuestro documento común de hace dos años atrás: “los trabajadores, explotados y demás sectores populares, necesitamos estructurar nuestra propia salida, independizándonos de los gobiernos continuistas y capitalistas, de su Estado y sus partidos”.
Las luchas de los trabajadores en los últimos años han venido desarrollando nuevas conducciones y cuerpos de delegados combativos y democráticos. Redoblamos nuestra lucha por la recuperación de los sindicatos, comisiones internas y cuerpos de delegados expulsando a la burocracia sindical y las mafias que la defienden. Denunciamos el pacto social y a aquellos dirigentes que lo apoyan, contra el salario y nuestras condiciones de trabajo. Luchamos por imponer a la CGT y a la CTA, un paro y plan de lucha por el aumento de salarios, por un salario mínimo que cubra el costo de la canasta familiar y un 82 % móvil de jubilación, por un seguro universal al desocupado y el medio aguinaldo, contra los tarifazos que se vienen, por el desmantelamiento del aparato represivo impune y la aparición con vida de Jorge Julio López. Llamamos a los trabajadores de las organizaciones cooptadas por el gobierno a romper con éste y enfrentar su política antiobrera y entreguista.
Llamamos a profundizar la lucha por el juicio y castigo a los responsables de la masacre de los 194 jóvenes muertos en CROMAGNON, víctimas de la corrupción de estado y el negocio capitalista armado y defendido por igual por los Ibarra, Telerman, Macri y Kirchner. El próximo 30 de diciembre, volveremos a esta plaza al cumplirse tres años de la masacre para denunciar la asunción de Ibarra y la libertad otorgada a Chabán, en el mismo día.

Fuera el imperialismo de Irak, Medio Oriente y América Latina
Saludamos la lucha del pueblo de Irak, saludamos la lucha del pueblo palestino. Llamamos a movilizarnos para arrancar el retiro de los yanquis de Irak y la libertad de los 10.000 presos palestinos. Este 20 de diciembre se desarrollará en un momento crucial para el futuro de la clase obrera y los explotados de toda América Latina. En este acto, nos pronunciamos por la defensa de los obreros y campesinos de Bolivia contra las tentativas golpistas y los intentos secesionistas de origen terrateniente e imperialista. Defendemos a Bolivia, a Venezuela y a Cuba de los ataques del imperialismo. ¡Viva la lucha de la clase obrera, los campesinos y los pueblos explotados contra el imperialismo!
En oposición al saqueo continental de nuestros recursos naturales, planteamos la lucha por la estatización integral y sin pago del gas y el petróleo bajo control de los trabajadores.
Repudiamos la política del gobierno que, en Washington, denunció a Irán por pedido de Bush, como parte de la manipulación de la causa AMIA al servicio de la política de Israel y EE.UU, asesinos del pueblo palestino. Denunciamos el envío de las tropas a Haití, en los pactos de seguridad con el Departamento de Estado.
Los que hoy estamos en esta plaza nos hemos movilizado juntos los 20 de diciembre de los últimos años, los 24 de Marzo, los 1° de Mayo, en la Cumbre de Mar del Plata contra Bush, en las jornadas de lucha por el juicio y castigo a los responsables de CROMAGNON y en el apoyo de las luchas obreras, estudiantiles y populares. Movilizaciones con las que hemos enfrentado la política de este gobierno.
Hoy acá en Plaza de Mayo y en las plazas de poder político de todo el país, llamamos a luchar por:

Aparición con vida de Jorge Julio López. Nulidad de los Indultos a los genocidas. Cárcel común a todos los represores de ayer y de hoy. Juicio y castigo a los responsables de la Triple A y demás bandas fascistas. Contra la criminalización de la protesta social. Libertad de los presos políticos. Basta de persecución a los luchadores populares. Por su inmediato desprocesamiento o amnistía. Cárcel a los asesinos de los caídos en la lucha popular. Cárcel a Ibarra y a todos los responsables de la masacre de CROMAGNON. No a la extradición de los luchadores paraguayos. Fuera la gendarmería de Las Heras. Abajo la ley antiterrorista.
No al “pacto social” contra el salario, las jubilaciones y las condiciones de trabajo. Aumento general de salarios y jubilaciones ya, salario mínimo vital y móvil acorde a la canasta familiar. Trabajo para todos, Plan de Obras Públicas y reducción de la jornada laboral a seis horas sin afectar el salario. Nulidad de las normas de flexibilidad laboral. Subsidio de 800$ para todos los desocupados. Pago inmediato del aguinaldo a los trabajadores de los planes sociales. Por el pase a planta de todos los planes Jefes que trabajan en reparticiones, hospitales y escuelas. Abajo el tarifazo en el transporte, la luz, el gas y todos los servicios esenciales.
POR EL TRIUNFO DE LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DEL CASINO y de todas las luchas de los trabajadores, de fábricas bajo gestión obrera, estudiantes, víctimas del gatillo fácil y demás sectores populares en lucha. Defensa de las direcciones obreras combativas y clasistas.
No al pago de la ilegítima y fraudulenta Deuda Externa. Repudio al pago al Club de París y a los bonistas.
Por la reestatización integral del petróleo y el gas bajo control obrero, sin resarcimiento a los vaciadores como Repsol, Panamerican y otros. Reestatización sin pago de todas las empresas privatizadas.
Fuera Botnia! No a las plantas contaminantes.
Fuera yanquis de Irak, solidaridad con la heroica resistencia del pueblo iraquí. Retiro inmediato de las tropas argentinas de Haití.

¡Viva la rebelión popular del 19 y 20 de Diciembre!

No hay comentarios.: